Adelfas, arbustos de flor en verano

La adelfa es un arbusto grande o un pequeño árbol que puede medir 2 a 5 metros de altura, de grandes flores aromáticas rosadas, rojas o blancas que forman ramilletes en el extremo de las ramas. Es originaria del Norte de África y sur de Europa creciendo en las regiones mediterráneas, donde crece espontánea en los cursos de agua secos y los barrancos.

Nerium oleander

La adelfa es un arbusto perennifolio de bonitas flores rosa intenso o blancas; suele plantarse con frecuencia en parques y jardines de pueblos y ciudades.

El nombre de un dios

Según algunos autores, el nombre genérico proviene de la palabra griega Nerion se relaciona con Nereus, Dios del Mar y padre de las Nereidas, y la explicación a este bautismo sería la preferencia de esta planta por crecer en las riveras, valles y barrancos de la región mediterránea.

La adelfa es bastante resistente, y puede soportar temperaturas de hasta -8ºC. Además, tolera bien la sal y la contaminación atmosférica, lo que la convierte en una planta ideal para adornar parques, calles y jardines de pueblos y ciudades. Cultivada desde hace mucho tiempo, se han creado numerosas variedades que se diferencian entre ellas por el color de las flores, si éstas son simples o dobles, por el tamaño que alcanzan y si las hojas son jaspeadas o no. Algunas de las variedades más populares son: ‘Alba’, de flores blancas simples; ‘Little Red’, de flores simples rojas; ‘Petite Pink’, con las flores simples de color rosa pálido y que no alcanza los dos metros de altura, y ‘Splendens Variegatum’, de flores dobles rosas y hojas jaspeadas de amarillo dorado y verde.

Adelfas

Es una planta ideal para formar grupos arbustivos, construir setos recortados o libres y defensas, o plantarla en grandes jardineras. También se utiliza como medianera de autopistas y carreteras. Para conseguir una abundante floración hay que regarla bien en verano, sobre todo en lugares de estíos muy calurosos. Para controlar su forma es conveniente podarla durante la primavera.