El árbol de té y su poder terapéutico

El árbol de té, cuyo nombre científico es melaleuca alternifolia, es originario de Australia y el uso de su aceite se ha vuelto muy común por su eficacia para eliminar los piojos, aunque tiene otras muchas propiedades.

Árbol-de-té

Si tienes hijos en edad escolar, posiblemente hayas utilizado el aceite de árbol de té para prevenir y combatir los molestos piojos que proliferan en los colegios. Es un método natural muy eficaz que ayuda a ahuyentar esta engorrosa visita.

Pero el aceite de árbol de té tiene otras muchas propiedades que quizás desconozcas y que hacen que se convierta en un elemento indispensable del botiquín.

Es un gran árbol que puede superar los 10 metros de altura y que presenta unas peculiares hojas blancas. El explorador británico James Cook descubrió que los aborígenes australianos obtenían de estas hojas una infusión, lo que le inspiró para darle el nombre de árbol de té. Sin embargo, el uso del aceite de este árbol es únicamente externo, ya que ingerirlo puede ser tóxico.

Sus propiedades terapéuticas y medicinales hace que cada vez sea más utilizado y conocido el aceite de árbol de té para tratar diferentes molestias, dolencias o enfermedades.

¿Para qué se utiliza el aceite del árbol del té?

El árbol de té es un antiséptico natural por lo que puede ayudar a combatir bacterias y virus que pueden ser los causantes de los tan comunes resfriados o procesos gripales. Ya que no se puede ingerir, sí puedes mezclarlo con agua y hacer gárgaras sin llegar a tragarlo. También puedes notar la mejoría en dolores de garganta y la congestión nasal haciendo inhalaciones de vaho.

Entre sus usos medicinales, los más comunes están relacionados con la piel, así pues, es muy recomendable para tratar problemas de acné, abscesos, dermatitis por rozaduras, picaduras, quemaduras, sabañones, verrugas, etc. El aceite previene las infecciones provocadas por heridas abiertas de la piel y también ayuda a su posterior cicatrización.

Aceite-de-árbol-de-téTambién puede ayudar a bajar la inflamación por golpes o magulladuras, así como ayudar a que desaparezcan las moraduras o cardenales en la piel.

En enfermedades como el sarampión o la varicela, que provocan erupciones cutáneas, tomar baños de aceite de árbol de té puede ayudar a combatir los síntomas, como la fiebre y el malestar, además de que puede acelerar el proceso de curación y evitar que las heridas se infecten. También puede evitar que se queden las feas marcas en la piel por las heridas de las pupas, así como ayudar a su cicatrización.

Además de la piel, el aceite del árbol de té también beneficia al cabello. Se puede utilizar como mascarilla previa al lavado para obtener una mayor hidratación, prevenir los piojos y eliminar la caspa.

En cuestiones de problemas respiratorios, inhalar el vaho puede ayudar a eliminar la tos y a disminuir la inflamación provocada por la sinusitis.

El aceite de árbol de té también está indicado para eliminar las garrapatas, las pulgas y la sarna de los perros, siempre con uso externo también, aunque con dosis más diluidas en agua.

Las begonias, bonitas plantas que huyen del sol

La begonia es una planta que se adapta perfectamente a diferentes espacios, por lo que puede resultar muy decorativa tanto en el interior como en el exterior de los hogares, siempre que haya mucha humedad en su entorno.

Begonia

Existen más de mil variedades de begonia y es muy habitual encontrar una de estas plantas en los climas más fríos y húmedos. Florecen en primavera y verano, con unas flores muy llamativas y hermosas, que pueden ser de color amarillo, blanco, rosa, naranja…

Son plantas que pueden encontrarse fácilmente durante todo el año y suelen ser de interior ya que, a pesar de necesitar mucha luz, que les dé el sol directamente no les sienta muy bien, así que es mejor evitar su exposición durante mucho tiempo. Puedes colocar la maceta en una repisa donde le llegue la luz a través de una ventana, pero no durante muchas horas seguidas. Cuanta más luz perciban, más tendrás que controla el riego. Y si reciben luz artificial, en lugar de natural, también tendrás que aumentar la frecuencia de riego.

Tampoco les gustan las corrientes de aire y, aunque les gustan los lugares húmedos, tampoco les beneficia el agua sobre sus hojas, las marchita más rápidamente y les provoca unas feas manchas. Para regarlas, hay que poner un recipiente con agua en la base de la maceta para que ellas absorban la que necesitan.

No dejes que se empachen de agua ni que pasen sed. Deja que beba un rato y luego retira el recipiente. Tan malo es que el agua quede estancada sobre su base, como que la tierra se quede demasiado seca. En las épocas más calurosas, cuando esté en plena floración procura regarla con mayor asiduidad. Conforme se vayan marchitando las flores, reduce la cantidad de riego.

Para favorecer su crecimiento y mantenimiento, en la temporada de primavera y verano puedes abonar la tierra con fertilizante mineral, diluido en agua, cada quince días aproximadamente.

Un consejo que recomiendan los expertos es evitar el agua del grifo, que puede tener demasiado contenido en cal y que esté demasiado fría. En verano puedes utilizar agua a temperatura ambiente, aunque en invierno sería recomendable calentarla ligeramente.

BegoniasComo cualquier otra planta, además de alimentarla para que crezca sana también es necesario podarla de vez en cuando. Hay que quitarle las flores muertas y sanearle las hojas para que siga creciendo con fuerza.

Las begonias son plantas bastante delicadas pues son muy susceptibles de plagas y otras enfermedades como los hongos, los pulgones o los ácaros. Algunas especies como la Elatior, requiere un cuidado algo más especial, pues son las que más quieren huir del sol.

Teniendo en cuenta las indicaciones mencionadas, un poco de atención y mimo, podrás tener unas bonitas begonias que gocen de gran salud y vitalidad, para presumir de estas plantas durante todo el año.

Como curiosidad, las begonias están consideradas como las plantas de la paciencia y la amabilidad.

Tomates azules, los tomates terapéuticos

Azul por fuera y rojo por dentro, ¿qué es? ¡El tomate! Esta variedad se distingue no solo por su color, sino también por su textura y su sabor, lo que da un toque de distinción a cualquier plato en el que aparezca.

Tomates-azules

¿Por qué son azules?

El color de estos tomates es debido a una modificación genética. Según la cantidad de exposición solar que reciben, la tonalidad va cambiando. Pueden empezar siendo de un azul índigo y conforme pasen más tiempo al sol se van oscureciendo más hasta parecer casi negros, con más aspecto de ciruela que de tomate.

Su color resalta entre sus primos hermanos por lo que resulta fácil diferenciarlos del resto. Resulta muy original hacer una presentación de un plato utilizando este tipo de tomates, llama la atención y sorprende a los comensales. Además, tiene un sabor peculiar, más afrutado y muy jugoso con el que también puedes sorprender al paladar de los comensales.

Sin embargo, los motivos culinarios no son los que fomentaron el cultivo del tomate azul, sino que se hizo con fines curativos.

El tomate terapéutico

Que el tomate tiene muchas propiedades beneficiosas para la salud no es nada nuevo.

Es un alimento protagonista de la dieta mediterránea, habitualmente utilizado en crudo, sobre todo en ensaladas, lo que permite que conserve mejor todas sus propiedades.

El tomate es antioxidante, con vitaminas C,A y K, rico en potasio y hierro. También se recomienda tomarlo para reducir el colesterol, para evitar la retención de líquidos y superar problemas digestivos como la diarrea o el estreñimiento. Además también se ha estudiado la eficacia del tomate para prevenir enfermedades como el cáncer.

Y si el tomate en sí tiene todas esas propiedades beneficiosas, ¿por qué manipularlo y cambiarle el color?

Tomate-azulSegún los datos ofrecidos por el Centro de investigaciones John Innes, en Reino Unido, se consiguió el color azul al incorporar los genes de Boca de dragón, una flor que tiene un alto contenido de antocianina, antioxidante natural. Los experimentos realizados con ratones demostraron que el consumo de los tomates azules aumentaba su longevidad.

Pero no solo se ha investigado la función terapéutica de los tomates en Reino Unido, también lo han hecho países como España, Brasil o Estados Unidos, donde la Universidad de Oregón ha desarrollado unos tomates con sustancias que están en los arándanos, lo que le confiere un color más morado al tomate, y que han demostrado que ayuda a prevenir el cáncer así como ciertas enfermedades cardiovasculares.

El cultivo del tomate azul es similar al tomate tradicional, aunque requiere unos cuidados algo más laboriosos, pero si tienes un huerto puedes conseguir las semillas en centros especializados donde también te pueden informar y aconsejar debidamente cómo cultivarlo.

El tomate azul es una alternativa original y saludable por su alto contenido en vitaminas, minerales, calcio y hierro. El hecho de que se trate un alimento transgénico puede provocar polémica entre los defensores y detractores de esta práctica, y puede ser determinante para que el consumidor decida o no incluirlos en su dieta.

¿Por qué tener siempre un Aloe vera en casa?

El Aloe Vera es una planta muy resistente, de fácil cuidado y que presume de tener innumerables propiedades beneficiosas para la salud. Una planta imprescindible y duradera en cualquier lugar.

Aloe Vera

El Aloe Vera o sábila es conocida como la planta de la inmortalidad. Quizás por su gran resistencia a cualquier tipo de ambiente, quizás porque es utilizada en multitud de productos de cosmética que abogan por la eterna juventud.

Lo que está claro es que el Aloe Vera tiene muchas propiedades beneficiosas para la salud. Su uso más común es como cicatrizante, aunque también tiene muchas otras utilidades que quizás desconozcas. Por eso, es recomendable tener siempre un Aloe Vera en casa.

¿Para qué se utiliza el Aloe Vera?

Entre las propiedades medicinales del Aloe, encontramos que es un antiinflamatorio natural, tiene efectos analgésicos y regenerativos.

Su savia contiene vitaminas A, B y C, minerales, aminoácidos, aceites y ácidos grasos.

Esa savia es muy habitual utilizarla como gel o pomada para las quemaduras, las ampollas u otras erupciones cutáneas. Tiene la capacidad de regenerar las células de la piel, por eso es muy utilizada en cosmética. Pero puedes utilizar tu propia crema o jabón natural, aplicando directamente el jugo de la planta sobre la piel. En casos de eccemas o acné, el Aloe Vera no solo ayuda a prevenirlo sino también a eliminarlo.

Como antiinflamatorio, también es frecuente el uso de su pulpa después de torceduras o dolores musculares, y sus efectos analgésicos ayudan a combatir el dolor.

Cualquier irritación en la piel puede paliarse aplicando la savia de esta planta. También en las zonas más delicadas, pues sirve también para eliminar las hemorroides u organismos, como los hongos, que se producen en las zonas húmedas.

Su uso externo es ampliamente conocido y utilizado sobre la piel. Incluso también para lavar el cabello y así evitar la caspa y la sequedad del mismo.

Pero, ¿sabías que el Aloe Vera también se puede ingerir?

Sus propiedades naturales también actúan desde el interior. La pulpa es recomendable para el cuidado de las encías, además de que es un blanqueamiento natural que puedes conseguir masticando un poco de gel durante unos minutos.

Aloe

El Aloe Vera también favorece la digestión, por lo que te puede ayudar a evitar el ardor de estómago, además de que también tiene efectos laxantes.

Tomar el jugo del Aloe también beneficia al sistema inmunológico, gracias a los polisacáridos mucilaginosos que contiene. Parece que, en la actualidad, también se están realizando estudios sobre la eficacia de estos polisacáridos en la cura de enfermedades como el cáncer o el sida.

Tener una planta de Aloe Vera en casa puede ser muy saludable, además de muy económico y sencillo, pues tiene muy pocos cuidados. Una planta que te da mucho por muy poco.

Hay que tener siempre una planta de Aloe Vera en casa porque es un botiquín efectivo, perenne y cómodo.

Pensamiento, una florida planta de invierno

El pensamiento es una planta de invierno muy vistosa y duradera. Se presentan con flores de varios colores y son muy decorativas en terrazas y jardines.

Pensamiento

Su nombre científico es viola tricolor, originaria de Europa, y existen muchas variedades de esta planta, con pétalos en tonos violáceos, amarillos, azules y blancos. Las nuevas variedades surgen de la experimentación de la original, también conocida como pensamiento trinitaria.

Empieza su floración con el otoño y puede durar hasta la entrada de la primavera, por lo que se convierte en una de las plantas más elegidas para decorar jardines, terrazas y balcones durante la época invernal, ya que es una de las pocas plantas que tienen flor en invierno y es muy resistente a las bajas temperaturas.

Se trata de una planta muy utilizada en lugares públicos, por lo que es muy habitual que la encuentres dándote la bienvenida a la entrada de una ciudad, en plazas o parques públicos.

Cómo hacer que que mi pensamiento dure más

Un truco muy sencillo para hacer que tus pensamientos duren más y no se marchiten demasiado pronto, es mantenerlos en el tiesto original que hayas adquirido durante unos diez o quince días. Es una manera de evitarles un cambio demasiado brusco. Es un ser vivo que también necesita su tiempo de adaptación. Os acabáis de conocer y tenéis que familiarizaros.

Al cabo de ese tiempo, ya la puedes trasplantar a su lugar definitivo y regalarla cada dos o tres días, procurando que se mantenga siempre la tierra húmeda.

PensamientoMantendrá sus vivos colores durante todo el invierno y, con la llegada del verano, sus hojas se mostrarán más mustias. Puedes aprovechar para podarla y prepararla para su nueva floración con la llegada del otoño.

El pensamiento también es una de esas plantas especiales que esconde un mensaje en sus hojas. En algunos países es conocida como “nomeolvides” y es utilizada como demostración de amor para aquellos amantes que tienen que permanecer un tiempo separados.

Además, esta planta también tiene propiedades curativas y medicinales. Sus hojas hervidas en infusión son beneficiosas para problemas respiratorios y para enfermedades de la piel.

Se puede tomar la infusión o aplicar externamente.

Los pensamientos también son utilizados en cosmética y perfumería. Se dice que su fragancia es capaz de atraer el amor. Del mismo modo, las tradiciones más antiguas apuntan a que los pensamientos silvestres tienen un gran poder que actúa sobre la persona a la que se entrega. Si regalas un pensamiento salvaje o se lo colocas sobre la frente de una persona mientras duerme, cuenta la leyenda que, al despertar, se enamorará locamente de la primera persona con la que se encuentre.

Existen otras muchas historias y curiosidades referentes al pensamiento, aunque hablaremos sobre ellas en otros artículos, dentro de la sección de secretos y curiosidades de las plantas.

La azalea es la planta del mes

Ya sean blancos como la nieve, rojo pasión, púrpura solemne o el inocente rosa, todas ellas una cosa en común, la azalea. Es por eso que esta intensa floración la hagan la planta de interior del mes.

azaleas

Con flores exuberantes y disponibles en los clásicos colores del mes de diciembre, la Azalea es una alternativa original para crear ambiente navideño y seguir siendo un clásico de la temporada. El nombre oficial de la Azalea es Rhododendron syn. Azalea. Rhododendron es un nombre compuesto de las palabras griegas «rojo» y «árbol» y traducido libremente significa «una planta leñosa con flores de color rojo». Azalea significa ‘seco’ en griego, que se refiere a la resistencia de la madera, no del suelo que siempre debe ser ligeramente húmedo. Como la palabra Rhododendron para la mayoría de la gente evoca imágenes de un arbusto de jardín, el nombre Azalea se utiliza para las plantas de interior.

Origen de las Azaleas

El rododendro tiene una amplia área de distribución en Asia. La azalea R. simsii proviene principalmente de las provincias chinas de Sichuan, Yunnan, Hubei y Guangdong. La planta crece allí en las laderas de las montañas como sotobosque a una altitud de entre 1000 y 2600 metros, y es utilizada como leña por la población local. El suelo es de caliza, pero está cubierto por una capa de humus en el que crecen las plantas, haciendo el sustrato ácido. Esta planta aparece en la literatura china en 1578. Fueron las primeras plantas en ser llevadas a Inglaterra desde China en 1806, comenzando así su ansiado cultivo.

La otra especie menos común es R. Obtusem, la azalea japonesa. Esta especie florece de forma solitaria y es razonablemente más resistente. Esta azalea se encuentra en las islas de Honshu, Shikoku, Kyushu y Yakushima. Los holandeses llevaron la planta a Europa desde Japón, y todavía se asocia con Japón, incluso en la medida en que se somete a técnicas de bonsai. En realidad es un arbusto forzado, ya que el agricultor puede llevar a la floración tras un periodo de frío.

Tipos de Azaleas

La Azalea es una de las más diversas en flores, amada en todo el mundo y muy variada en sus formas, desde minis hasta azaleas estándar. También hay mucha variación en las flores, desde simples y dobles a simples e inusuales bi-colores. El rango se clasifica de la siguiente manera: el más común es el grupo R. simsii (Azalea india) con cultivares de una flor y doble flor. El grupo de Obtusem (Azalea japonesa) tiene cultivares de una sola flor y con flores agrupadas.

Cuidados de las Azaleas

  • Riega de forma regular, incluso sumerja la planta en un cubo de agua para mojar el suelo completamente.
  • La planta no soporta bien al calor. Por lo tanto, debe evitar una posición a pleno sol o cerca de una fuente de calor. La Azalea prefiere un lugar fresco y ligero.
  • Para asegurar la floración profusa, alimentar la planta una vez cada quince días. Si la planta necesita ser trasplantada en un recipiente más grande, es importante utilizar sustrato especial ácido.
  • Si la azalea ha crecido demasiado, se puede plantar en el jardín después de la floración en la sombra.

 

 

Planta los bulbos de otoño

Antes de que acabe el otoño, podéis plantar los bulbos que florecerán la próxima primavera. Los bulbos pueden ser plantados tanto en el jardín como en macetas. Algunos de los bulbos que podéis plantar ahora son los tulipanes, narcisos, jacintos o los muscaris.

Bulbos otoño

Durante este mes de noviembre aún estáis a tiempo de plantar los bulbos de floración primaveral. Se pueden plantar tanto en el jardín como en maceta. Recordad que en maceta se plantan a menor profundidad y con menos separación.

A la hora de escoger los bulbos, deberéis seleccionar los más grandes, los que no tengan “heridas” y de consistencia firme. Para plantarlos, mejor hacerlo en un sustrato rico en materia orgánica y bien drenado.

Durante la plantación es fundamental tener en cuenta la profundidad que requiere cada especie ya que esto puede delimitar su desarrollo. Una regla general que se puede seguir es que el agujero de plantación debe tener una profundidad que sea el doble del tamaño del bulbo. Lo que tienen en común los bulbos de otoño es que deben pasar unas semanas de frío para activar su desarrollo.

Entre los bulbos de otoño destacan:

 

Tulipanes: probablemente son los bulbos más populares, los hay de muchísimos colores y con pétalos variados con los que podemos crear vistosas composiciones. Se suelen plantar a una profundidad de 8-10 cm y a una distancia entre ellos de 10-12cm. Los tulipanes prefieren exposiciones soleadas así que reservad esa zona del jardín o terraza para ellos.
Narcisos: estas delicadas flores alcanzan una altura de unos 50 cm. Para disfrutar de estas flores a partir del mes de marzo, deberéis plantarlas este mes, a una profundidad de 10-15 cm y con una separación ente ellos de unos 6-8 cm.
Jacintos: Los jacintos son de los bulbos de menor tamaño, su altura como máximo alcanza los 30 cm. Sus densas inflorescencias los hacen ideales para composiciones en macetas, y llenarán de color y aroma cualquier rincón.
Muscaris: Quizás es uno de los bulbos más desconocidos pero son una opción muy interesante para plantarlos en macetas o acompañados de otros bulbos. Deberéis plantarlos a unos 5 cm de profundidad y a una distancia de unos 2-3cm entre ellos.

 

Orquídeas, la planta del mes

Formas llamativas, colores fabulosos y flores espectaculares: Noviembre llega con todo acerca de las orquídeas que el público en general aún no conoce.

orquídeas

Dentro de la familia Orchidaceae , la Phalaenopsis fue la pionera que cautivó al público a la belleza exótica de las orquídeas. Sin embargo, esta familia de plantas incluye muchas otras fabulosas flores, todas igual de fáciles de cuidar y tan carismáticas, tesoros sin descubrir que merecen ser descubiertos. Entre otras cosas porque encajan tan bien en la tendencia actual de interiores  y dando un poco de  misterio y elegancia a sus bellas formas.

Elección de Orquídeas

Hay disponibles una amplia variedad de especies y cultivares. Os dejamos una lista alfabética de las orquídeas más exclusivas y llamativas.

• Brassia: Brassia es originaria de las regiones subtropicales y tropicales de América del Sur. Las flores perfumadas tienen  los  pétalos puntiagudos y aparecen en gran cantidad a lo largo del largo tallo. Brassia es una de las especies que se adapta mejor a la falta de luz. Hay varios cultivares disponibles en diferentes colores, incluyendo “Eternal wind” y “Orange Delight”.

• Cattleya: Cattleya a veces se llama la reina de las orquídeas. También es muy popular como flor de corte para ramos de novia. La planta tiene flores de aroma fuerte y  grandes, por lo general de entre 5 y 15 cm de diámetro, en los colores más bellos. La flor lo más llamativo de la planta, ya que las hojas quedan reducidas a un par.

• Dendrobium nobile: La gama Dendrobium se ha ampliado considerablemente en los últimos años. El más conocido es Dendrobium nobile, que se caracteriza por sus tallos rectos y erectos a lo largo de la cual nacen las flores. Estas plantas provienen de las regiones tropicales de gran altitud, en zonas frías. Las vareidades de plantas que muestran mayor son D. ‘ Pink Bunny ‘ y D. ‘Polar Fire’. Otras especies son D. kingianum, una variedad arbustiva muy atractiva y D. “Yellow Winter Beauty”, con flores de color amarillo verdoso muy atractivas.

• Paphiopedilum: La Sandalia de Venus es uno de los clásicos de la gama de orquídeas. La planta deriva su nombre del labio en forma de zapato tan distintiva. La gama se compone de muchas especies, variedades e híbridos. La mayoría de las plantas sólo producen un par de flores.

• Zygopetalum: Zygopetalum es cada vez más conocida dentro de la gama. La planta tiene su origen en América del Sur donde crece como epífita en la naturaleza. Las flores de colores llamativos (tonos azules, rojos, morados, blancos o verde oscuro) a veces emiten una fragancia dulce y agradable.

Origen de las Orquídeas

Las orquídeas son plantas herbáceas perennes y se producen en el medio silvestre en casi todo el mundo, tanto en las regiones más cálidas como en las más frías, aunque el 85% proviene de las zonas tropicales y subtropicales. La flor de las orquídeas puede distinguirse fácilmente de otras flores. Se compone de tres sépalos y tres pétalos. El pétalo del medio tiene una forma diferente, es algo mayor y se llama labio. Ese labio sirve de plataforma para que los insectos  puedan llegar fácilmente a la flor. En el centro contiene el codiciado polen. Todas las plantas de la familia de las orquídeas tienen la misma estructura de la flor de diferentes formas y colores.

Cultivo de las Orquídeas

Las orquídeas constituyen una de las familias más grandes del reino vegetal. Hay más de 20.000 especies conocidas, y cada día se siguen descubriendo nuevas especies. En las regiones más cálidas, muchas tropicales,  crecen en la selva a menudo crecen en los árboles con sus raíces en el aire. A este tipo de crecimiento se les llama orquídeas epifitas. Las epífitas son plantas que crecen en algo sin sustrato y apenas hay nutrientes. Para los especímenes de estas especies podemos cultivarlas con sustratos específicos, con poca agua y en macetas especiales que facilitan el ventilado intentando reproducir a la naturaleza.

La gardenia, un intenso aroma hasta bien entrado el otoño

La gardenia es una de las plantas que mantiene sus flores hasta bien entrado el otoño. Sus principales características ornamentales son las grandes flores blancas y su intensa fragancia. Con los cuidados adecuados, podremos disfrutar de nuestras gardenias y de su intenso aromas hasta casi la entrada del invierno.

14187025 001

La gardenia (Gardenia jasminoides) es un arbusto originario de China que puede llegar a alcanzar los dos metros de altura. También se suele plantar en macetas en pequeñas terrazas o en interior aunque en estos casos no alcanzan un tamaño tan grande. Sus hojas, perennes, son de color verde oscuro brillante, con forma ovoide. Sus flores son grandes, blancas y aterciopeladas con un alto valor ornamental. Presenta floraciones desde Mayo hasta Octubre, aproximadamente.

Es una planta delicada que requiere tener en cuenta diferentes aspectos para que su cultivo se desarrolle con éxito:

-Requieren suelos ácidos y bien drenados.

-Es aconsejable abonar cada 2-3 semanas a base de nitrógeno (favorece el vigor de la planta) y potasio (Favorece la floración). Se les puede aplicar un mantillo ácido o uno específico para gardenias.

-Requieren condiciones de semi-sombra. No es aconsejable que les de los rayos de sol directamente.

-Temperaturas moderadas: entre 15-30ºC. No toleran temperaturas menores de 10ºC en invierno. Si las tienes en macetas en la terraza, es aconsejable que pasen el invierno dentro de casa.

-Son susceptibles de presentar amarilleamientos en las hojas debido a la clorosis férrica, provocada por regarlas con agua dura (rica en sales de calcio y magnesio). Para evitarlo es aconsejable fertilizarla con quelatos de hierro cada diez días desde que aparecen los primeros síntomas.

-Necesitan riegos abundantes, especialmente durante los meses estivales, pero siempre evitando los encharcamientos.

-Las plagas por las que se suelen ver afectadas son los pulgones, la mosca blanca y las cochinillas. Es muy importante una detección precoz de estas plagas para su rápido tratamiento. Te recomendamos que semanalmente revises el envés de sus hojas y la base del tallo.

-Durante el invierno, y una vez finalizada la floración, es conveniente realizarle podas y recortes para que brote de forma vigorosa al llegar la primavera.

 

Las 5 mejores plantas aromáticas

El aroma de las plantas aromáticas es único, embriagador y fresco. No hay nada como tenerlas cerca para disfrutar siempre de sus mejores fragancias. Te dejamos nuestra selección y cuidados de las 5 mejores plantas aromáticas para que puedas cultivarlas sin problemas.

aromáticas

 

1º Lavanda

Es una planta mediterránea aclimatada a la sequedad, las altas temperaturas y resiste las heladas puntuales. La floración se produce a principios de verano, dando lugar a inflorescencias moradas que poseen un dulce aroma, que semejan una espiga.

Se emplea mucho en parques y jardines, creando zonas de plantas aromáticas, en rocallas y en terrazas. Tiene numerosas propiedades medicinales entre las que destaca como somnífero.
2º Romero

Como la lavanda es una planta mediterránea adaptada al riguroso clima mediterráneo. Por lo que hay que colocarlo en un lugar soleado con un suelo que drene bien, ya que es propenso a enfermedades producidas por hongos si el cuello de la planta se encuentra húmedo. Se debe podar con relativa frecuencia para mantenerlo joven y de forma compacta, ya que así crea nuevos brotes, evitando así que se forme leña.

La floración se produce en primavera con las primeras lluvias cubriéndose de pequeñas flores azules de un 1.5 cm.
3º Tomillo

Otra planta mediterránea que le gustan los suelos pedregosos y pobres, perfecta para rocallas o jardines con poco riego. Hay que colocarlo en un lugar soleado y bien drenado, ya que no soporta nada bien el exceso de humedad, ni la sombra. Esta planta no necesita ser podada, debido a su pequeño porte, pero acepta muy bien los cortes a casi ras de suelo, fomentando nuevos brotes.

La floración se produce a finales de la primavera e inicios de verano, siendo muy decorativo cuando forma un tapiz con varios ejemplares.
4º Salvia

La salvia es una de las especies más populares, es poco exigente y muy generosa y se cultiva por su valor ornamental y aromático de sus hojas ovales y sus flores tubulares grandes y moradas. No necesita muchos cuidados, pero esta planta si requiere un suelo más profundo y húmedo, debido a sus grandes hojas.

Florece a finales de la primavera, dando lugar a largas espigas de flores moradas de gran tamaño, atrayendo a multitud de insectos polinizadores.
5º Menta

Si tienes un suelo húmedo no hay anda mejor que la menta, esta planta aromática le encanta los lugares encharcadizos y húmedos. Además da un aporte de color muy luminoso debido a sus hojas verde lima.

No necesita muchos cuidados, solamente controlar su tamaño mediante podas, que puedes aprovechar para infusiones o condimento culinario.