5 plantas presentes en cosmética

La presencia de las plantas en nuestra vida diaria es muy habitual. Ya sea como elementos decorativos, como condimentos culinarios, como componentes medicinales y también como ingrediente esencial dentro del sector de la cosmética.

Utilizar el medio natural como fuente de recursos para mejorar el aspecto físico es un método ancestral.

Es posible que conozcas algunos remedios naturales para corregir imperfecciones de la piel, para realzar la belleza, para eliminar grasas, etc. Hay quien opta por estos remedios naturales antes que por los productos químicos para favorecer cualquier aspecto físico.

Previo a la existencia de laboratorios especializados en artículos de cosmética, las tradiciones que pasaban de generación en generación era un extenso recetario.

Como ya hemos hablado en alguna ocasión, y seguiremos haciendo, todas las plantas tienen propiedades beneficiosas para la salud.

En este caso, vamos a hablar de cinco plantas cuya presencia en cosmética es muy habitual.

Aloe Vera:
De los múltiples beneficios que tiene esta planta, destacamos aquí los que están directamente relacionados con la estética.

Es muy habitual utilizar Aloe Vera en aceites, cremas y jabones para tratar problemas de la piel. Tiene un potente efecto regenerador celular que resulta muy eficaz para solucionar problemas de acné.

Encontrarás muchos productos en farmacias y centros de belleza que presentan Aloe Vera entre sus componentes.
También puedes hacer tu propia mascarilla con el gel que se extrae de sus hojas. Lo puedes utilizar para combatir las arrugas, las manchas en la piel, inflamación, etc.

Rosa mosqueta:
Otro ingrediente común en los productos cosméticos es la rosa mosqueta. Se trata de un aceite extraído de las semillas de un arbusto silvestre que también resulta efectivo ante determinadas enfermedades.
Su potente efecto regenerador convierten a la rosa mosqueta en un ingrediente indispensable en cremas anti arrugas.

Es un hidratante natural que mejora el aspecto de la piel, aumentando su elasticidad, brillo y tersura.

También se suele utilizar para eliminar las arrugas y las manchas de la piel que aparecen con la edad.

Manzanilla
Te puedes tomar una infusión de manzanilla para combatir problemas digestivos. Pero también puedes preparar una mascarilla con esta planta herbácea, que sirve como rejuvenecedor de la piel.

Resulta muy efectivo ante picaduras e inflamaciones de la piel. También la puedes utilizar como limpiador e hidratante.

Encontrarás diferentes recetas para preparar mascarillas de manzanilla. Algunas utilizan la infusión acompañada de yogur, de limón o harina de avena.

Zanahoria
Aunque ya sabemos que comer zanahoria es muy beneficioso para la salud, también lo puede ser por su uso externo.

Puedes aplicar una mascarilla de zanahoria sobre el cabello para que brille con más fuerza e intensidad. Sobre la piel, esta mascarilla también te ayudará a restaurar las células dañadas. Resulta efectiva para el tratamiento contra las manchas y el acné.

Para preparar una mascarilla solo tienes que triturar una o dos zanahorias y añadir algo de limón, junto con una cucharada de miel. Otras recetas incluyen yogur o huevo.

Romero
Una de las plantas más utilizadas en medicina natural, también ofrece beneficios en el área de la estética.

Si quieres que la piel de tu rostro luzca de una forma especial, solo tienes que preparar una sencilla mascarilla de romero. Varias hojas secas de romero, mezcladas con harina de avena y agua. Pronto comprobarás que tu piel cobra una nueva luminosidad. Además, las propiedades antiinflamatorias y antioxidantes del romero, también te ayudarán a combatir problemas de acné y aparición de arrugas.

Siempreviva, una planta decorativa muy resistente

Procedente de los Apeninos, los Alpes y también de los Pirineos, la siempreviva es una planta muy resistente y utilizada para decorar jardines, parque y terrazas.

Su nombre científico es sempervivum, aunque también es conocida como Hierba puntera o Siempreviva. De origen europeo, es una planta medicinal de la familia de las crassulaceae. Sus flores son de tonos rosados, con forma de estrella que llaman bastante la atención y florecen durante el verano.

¿Por qué se llama siempreviva?
Esta planta se ha ganado el nombre gracias a su resistencia. Conserva siempre un color verdoso muy brillante y soporta bastante bien incluso las temperaturas extremadamente altas o bajas.

Esa vitalidad que demuestra y que le permite conservar el brillo de sus hojas, la hace merecedora de ese nombre que evoca la eternidad.

Características y cuidados de la siempreviva
La siempreviva es una planta de hoja perenne que mora generosamente en un tallo largo. Puede llegar a alcanzar los 30 cm de altura.

Dada su resistencia, se trata de una planta de sencillos cuidados. No necesita mucha agua para vivir, al igual que otras crasas. Puedes ajustar el riego en función de la estación del año. Le gusta recibir directamente la luz del sol y aunque resiste bien las altas temperaturas, al igual que las heladas, es recomendable que durante las ola de calor vigiles mejor la asiduidad de riego.

Su aspecto resultará inalterable, luciendo siempre un verde brillante aunque haga mucho frío o mucho calor.

Propiedades y curiosidades de la siempreviva
La siempreviva también es una planta medicinal muy utilizada en remedios naturales.

Tiene unos principios activos muy comunes en los remedios naturales, como son los flavonoides, los alcaloides, los ácidos orgánicos, los taninos y las resinas.

Una de las propiedades más destacadas y conocidas de la siempreviva es la de ser un antiinflamatorio natural. Además, también se utiliza como diurético, astringente y antiséptico.

Es una planta que se puede aplicar tanto de forma externa, con lavados o cataplasmas sobre la piel, como de uso interno. Con el jugo de las hojas se puede hacer una infusión.

La siempreviva se utiliza para tratar infecciones como faringitis y cistitis. También, como antiinflamatoria y antiséptica, es una planta que se puede utilizar para evitar infecciones que entran por la piel debido a heridas abiertas.

Por otro lado, el jugo de las hojas también se puede utilizar para realizar mascarillas reparadoras, que ayudan a eliminar las impurezas de la piel. También ayuda a cicatrizar y a eliminar el acné.

Como curiosidad, en la antigüedad se ponía siempreviva en los tejados para proteger el hogar de los rayos.
También se utiliza para crear coronas y colocarlas en las tumbas porque es un símbolo de inmortalidad.

Propiedades del acebo, más que un adorno navideño

El acebo es una planta que relacionamos con la Navidad, ya que suele utilizarse como elemento decorativo en la casa y en los árboles navideños. Sin embargo, tiene una serie de propiedades que la hacen ser una planta muy útil y beneficiosa.

Probablemente, si te piden que menciones alguna planta relacionada con la Navidad, lo más seguro es que te venga a la mente el acebo o la Poinsettia o Flor de Pascua, de la que ya hablamos en otro artículo. Efectivamente, son plantas que se relacionan con esta época del año porque comúnmente se utilizan como elementos decorativos para el hogar.

Sin embargo, el acebo tiene múltiples propiedades que resultan beneficiosas y que pueden ayudarla a dejar que se sienta una “planta objeto”.

Características del acebo
El árbol del acebo es muy longevo, normalmente viven todo un siglo entero, aunque hay casos que llegan a superar los 500 años.

De hojas duras, presentan una combinación de verdes, siendo más oscuro el que se encuentra en la parte superior. Tiene unas flores que se presentan en pequeños racimos y dan un fruto de color rojo y forma esférica, que resulta muy atractivo aunque es tremendamente tóxico. Florecen en primavera, entre los meses de abril y mayo. El árbol suele dar sus frutos en otoño, entre octubre y noviembre.

Normalmente, se encuentra en zonas húmedas y a las que no les da mucho el sol. Es habitual encontrar acebo en los bosques de hayas y robles, a bastante altitud, así como en setos en zonas húmedas. El colorido de sus frutos hace que llame la atención y que invite a probarlos, por ello es esencial prevenir de su toxicidad, sobre todo a los niños.

Es en las hojas donde residen sus propiedades medicinales. No obstante, también tienen sustancias que resultan tóxicas, por lo que hay que tener cuidado con el consumo, siempre bajo la supervisión de profesionales y especialistas en la materia.

Propiedades medicinales del acebo
Entre sus beneficios medicinales, el acebo es diurético, laxante y antipirético. Se utiliza para eliminar el exceso de líquidos en el organismo y también para bajar la fiebre en procesos gripales.

Antiguamente, era utilizado como purgante y para hacer una limpieza de intestinos. Se dejaban secar las hojas para después triturarlas. Sin embargo, debido a su toxicidad no se recomienda su consumo ya que no es compatible con el tracto digestivo.
Normalmente se toma como infusión, hirviendo las hojas secas en agua, nunca los frutos.

Otra de sus propiedades terapéuticas del acebo es su uso como tranquilizante. Se hace una infusión con la corteza seca y se deja hervir en agua durante unos diez minutos. Algunas personas con brotes epilépticos o de histeria recurren a este remedio natural.

Hay que recordar que la toma de cualquier remedio natural debe ir supervisada por médicos y especialistas acreditados, pues pueden presentar intolerancia. En el caso del acebo, las bayas son altamente tóxicas y pueden resultar incluso mortales.

Las 8 mejores plantas para ahuyentar los mosquitos

Los mosquitos pueden convertirse en una de las grandes pesadillas del verano. Insecticidas, repelentes, mosquiteras… cualquier método de prevención es útil si queremos evitar la picadura de estos insectos. Las plantas también nos pueden ayudar a mantenerlos bien lejos.

Con el verano llega el calor, las vacaciones, los helados… pero también los fastidiosos mosquitos.
En casa podemos protegernos de ellos colocando mosquiteras en las ventanas. También utilizamos insecticidas tanto en spray como conectados a la luz, y nos ponemos pulseras repelentes de mosquitos para que no quieran acercarse a nosotros.

Aunque también hay métodos naturales como las plantas que ahuyentan a los mosquitos.

¿Qué plantas son repelentes naturales de los mosquitos?
Si prefieres huir de los insecticidas y otros productos químicos para ahuyentar a los mosquitos, puedes probar con las plantas repelentes naturales. Además de que te pueden librar de las molestas picaduras, también pueden dar un toque de color y aroma a tu estancia.

Albahaca: el intenso aroma de la albahaca no solo te sirve para condimentar tus guisos o crear un ambiente especial en casa, sino que alejará también a los mosquitos de tu hogar. Puedes tenerla en una maceta y también esparcir algunas de sus hojas por determinados rincones.

Romero: tener romero en casa, además de ser muy útil por las múltiples propiedades que tiene, también repele a los mosquitos. El olor a romero les invitará a alejarse de tu casa. Y si vas a salir y no quieres que se te acerquen, también puedes aplastar unas hojas y frotarlas por tu cuerpo para que el aroma se quede adherido a tu piel.

Lavanda: la esencia de lavanda, muy utilizada en cosmética y perfumería, no es de las que más les guste a los insectos, sobre todo a pulgas, moscas y mosquitos. Tener plantas de lavanda en tu casa o tu jardín, te ayudará a mantener alejados a estos desagradables invitados.

Citronela: la mayoría de productos utilizados como repelentes de mosquitos contienen aceite de citronela, dada sus eficacia.
Es una planta que desprende un olor bastante fuerte y que a los mosquitos les resulta bastante desagradable, así que puedes plantarla en una maceta o en tu jardín y evitarás que los mosquitos se acerquen.

Melisa: además de ser una planta que se utiliza para hacer infusiones relajantes, el aroma a limón de la melisa también aleja a los mosquitos. Si quieres que tu planta intensifique su aroma es recomendable que coloques las macetas algo elevadas y que estén a pleno sol.

Menta: la menta también es útil para espantar a los mosquitos y además, puede servir como calmante en caso de que sufras una de sus picaduras. Frotándote una hoja sobre la piel, sentirás que se suaviza la molestia por la irritación provocada.

Matricaria: se trata de una planta medicinal que se puede utilizar en problemas digestivos, para bajar la fiebre y también para ahuyentar a los mosquitos. Puedes poner una planta en la entrada de casa o cerca de las ventanas y, si además la pones junto a otros repelentes naturales como la lavanda, tu hogar resultará infranqueable para estos molestos insectos.

Tomillo: otra de las plantas que es muy útil tener en casa es el tomillo. No solo porque puede ser un condimento muy rico para tus guisos, sino también porque puede ser un gran aliado para repeler a los mosquitos. Coloca la planta cerca de las ventanas y por la noche échales un poco de agua pulverizada para que intensifique su aroma.

Con la llegada del verano y el aumento de las temperaturas proliferan los mosquitos y aunque sus picaduras son molestas para todos, algunas personas pueden sufrir reacciones alérgicas de consideración. Por eso es importante disponer de los repelentes necesarios para evitar que nos piquen y en las plantas encontrarás unos naturales.

Las 5 mejores plantas para mejorar la memoria

Potencia tus capacidades mentales y mejora la memoria de una forma natural. Estas cinco plantas medicinales favorecen el riego sanguíneo y permiten un mayor rendimiento cerebral.

Muchas veces nos preocupamos de lo que comemos por cuestiones estéticas, aunque cada vez existe una mayor atención en los alimentos que ingerimos por los beneficios que proporcionan.

Dentro de la alimentación también ha aumentado la tendencia de introducir elementos vegetales que son muy saludables por sus innumerables propiedades. Además, parece que nos ocupamos cada vez más de no solo tener un cuerpo sano, sino también la mente.

Un buen rendimiento cerebral, no solo permite evitar ciertas enfermedades, sino además mejorar otros aspectos vitales.

Vamos a nombrar cinco plantas que permiten favorecen el riego sanguíneo y que también mejoran la memoria.

Romero: ya hemos hablado del romero en otras ocasiones, así como de sus múltiples propiedades beneficiosas. Es un antioxidante natural y el aceite de romero es muy utilizado en masajes y terapias naturales. Puedes masajear el cuello, la frente y el cuero cabelludo. También se puede tomar en infusión, poniendo una cucharada de flores de romero en agua hervida.

Hinojo: el aceite de hinojo también se utiliza para dar masajes, de la misma forma que el aceite de romero. Aumenta la sensación de relajación y el flujo del riego sanguíneo. Del mismo modo, también se puede tomar en infusión, hirviendo unas cucharadas de semillas machadas en agua.

Salvia: es otra planta antioxidante que también preserva en las células la acetilcolina, el neurotransmisor del sistema nervioso. Es la molécula responsable de que se produzca el impulso nervioso entre las neuronas. Dos tazas al día de infusión de salvia te servirán para aprovechar sus beneficios naturales.

Tomillo: también hemos hablado del tomillo y de su contenido en flavonoides y vitaminas, que mejoran el mantenimiento de los vasos sanguíneos. Es una planta que también se utiliza mucho en gastronomía, aportando un sabor y aroma especial a tus platos. También se puede tomar en infusión o utilizar como bálsamo. Los baños en agua con infusión de flores de tomillo son muy relajantes.

Ortiga: las hojas de la ortiga tienen una gran cantidad de minerales, además de hierro, calcio, magnesio, fósforo, potasio y varias vitaminas. Es muy recomendable para combatir problemas de anemia o fatiga, además de tener un efecto tonificante que la hacen ser una planta muy recomendable para favorecer el rendimiento mental.

Existen muchos remedios naturales que favorecen la circulación cerebral. Estas cinco plantas son algunas de las que ayudan a prevenir enfermedades provocadas por la falta de riego sanguíneo al cerebro, como la pérdida de memoria o la falta de concentración.

Un adecuado funcionamiento de las transmisiones neuronales no solo influyen en la capacidad cerebral, sino en otras funciones vitales que pueden tener consecuencias negativas en el organismo. Una bajada de defensas, la falta de energía y vitalidad, la escasez de oxígeno en las células, etc., pueden provocar un desequilibrio interior y causar enfermedades o molestias de diferente índole.

Tanto el romero, como el hinojo, la salvia, el tomillo y la ortiga son plantas muy beneficiosas para el buen funcionamiento del cerebro y la memoria. Aunque también otros alimentos muy recomendables por tener propiedades que ayudan al rendimiento mental. Entre ellos se encuentran los frutos secos como las nueces o las almendras, las habas, las ciruelas, los albaricoques secos, la levadura de cerveza, las moras, los aguacates o las espinacas, entre otros.

Debemos recordar que el cerebro también se alimenta de lo que ingerimos y podemos proporcionarles nutrientes necesarios para que se encuentre fuerte, ágil y activo.

5 motivos para disfrutar de la naturaleza

Vivir en contacto con la naturaleza ayuda a ser más feliz. Estudios realizados por la Universidad de Illinois, concluyen que la naturaleza es un factor influyente en el estado de ánimo y el comportamiento de las personas.

Si vives y trabajas en la ciudad, es posible que estés deseando que llegue el fin de semana o las vacaciones para escaparte a un lugar tranquilo, lejos del mundanal ruido, donde puedas huir de la civilización y estar en contacto con la naturaleza.
Puede que lo hagas porque necesitas cambiar de aires, porque quieres disfrutar de un paisaje verde y de una atmósfera limpia.

Esos ya son suficientes motivos para hacer una escapada a la montaña, al campo o la playa, pero vamos a darte cinco excusas más que tendrás en cuenta cuando organices tu próxima escapada.

Según los estudios científicos realizados por el Laboratorio de Paisaje y Salud de la Universidad de Illionis, en Estados Unidos, la naturaleza es un elemento muy saludable.

Motivos para disfrutar de la naturaleza

1. Relajarse y desconectar
Cualquier cambio de ambiente al que estás acostumbrado a vivir diariamente, puede ser muy útil para desconectar de la rutina y las obligaciones cotidianas. Pero, si además lo haces en un entorno natural, podrás sentir que lo haces con mayor facilidad. El verde, en sí mismo, es un color relacionado con la relajación, que evoca bienestar. Una sana forma de eliminar el estrés y la ansiedad que pueden provocar problemas de salud.

2. Potencia tu creatividad y poder de concentración
Los estudios señalan que las personas que están al aire libre y en contacto con la naturaleza, consiguen potenciar su actividad cognitiva y su capacidad de concentración.

Un bello paisaje puede ser muy inspirador, ayuda a lo que comúnmente se conoce como “abrir tu mente”. Al poder desconectar de la contidianidad tu mente se ve más libre para despertar toda tu imaginación.

3. Renovar tu energía
El contacto con la naturaleza influye directamente en tu estado de ánimo. Está estudiado que las personas que suelen moverse en espacios cerrados y que pasan poco tiempo a la aire libre, son menos sociables y amigables que las que tienen oportunidad de disfrutar de las zonas verdes.
Al renovar tu energía, te sientes con más fuerza tanto física como anímica. Se refuerza el compañerismo, la convivencia y la adaptabilidad.

4. Mejora mentalmente pero también físicamente
Un buen estado anímico también se refleja en el aspecto físico. “Mens sana, incorpore sano”. Está demostrado que personas que tienen mayor contacto con la naturaleza, desarrollan mejor su sistema inmune, por lo que están más sanas y fuertes. Asimismo, los investigadores también señalan que aquellos quienes han sufrido una intervención quirúrgica, se recuperan más rápidamente y sus heridas cicatrizan más rápidamente si se encuentran en un entorno verde y natural.

5. Aumenta la autoestima
Pasar un tiempo en un entorno verde, en contacto con la naturaleza, provoca todo lo mencionado anteriormente. Ayuda a relajarse, a desconectar, a cambiar de aires, a oxigenarse, a renovar la energía…, factores que influyen tanto en el trato con los demás como en la percepción que se tiene de uno mismo.
Además, cuando se está en el campo o en la montaña, es muy habitual realizar senderismo, hacer largos paseos u otras actividades típicas al aire libre. Lo que implica hacer algo de ejercicio que te va a hacer sentir mejor físicamente, a desentumecer tus músculos, a activar tu corazón.

Cualquier excusa es buena para pasar un tiempo en contacto con la naturaleza, y estos cinco motivos saludables lo son. Sus efectos positivos repercuten en la vida de las personas, ya no solo en el aspecto físico, sino también, y principalmente, en el anímico.

Cúrcuma, una especia milagrosa

La cúrcuma es una planta cuyos tallos terrestres o rizomas se muelen para utilizarse como colorante y especia culinaria, que además contiene muchas propiedades medicinales.

Procedente del sudeste asiático, la cúrcuma es una planta herbácea que cada vez tiene más presencia en la cultura gastronómica occidental, ya no solo por sus cualidades aromáticas, sino también por sus múltiples propiedades beneficiosas para la salud.

Es un ingrediente que aporta el sabor picante a los guisos, y es una de las especias que forman la mezcla necesaria para el famoso pollo al curry.
La cúrcuma aporta un sabor y color especial a nuestros guisos, pero entre los motivos por los que se ha internacionalizado su uso se encuentran las propiedades medicinales y saludables que presenta.
Es una planta de hojas anchas que, en verano, ofrece unas bonitas flores con una variedad cromática entre rosáceas y amarillas. Se cultiva en climas cálidos, donde la temperatura no sea inferior a los 15º, lugares luminosos y suelos húmedos.

A pesar de presentar unas flores muy llamativas, éste no es el motivo principal de su cultivo.
Es un elemento indispensable dentro de la medicina natural que lleva empleándose desde la antigüedad. Así pues, cada vez son más las personas que incluyen la cúrcuma en su dieta ya no solo por innovar en el recetario culinario, sino porque quieren aprovechar sus múltiples propiedades.

Beneficios de la cúrcuma
Propiedades antiiflamatorias: su elevado contenido en curcuminoides hacen que la cúrcuma resulte muy efectiva como antiinflamatorio, tratando incluso problemas de artritis.

Sobre el aparato digestivo: la cúrcuma ayuda a evitar los gases que se acumulan en el intestino, favorece la digestión y la secreción de moco en el estómago. Por ello, también se recomienda su toma para evitar la acidez y combatir úlceras o gastritis.

Sistema inmunológico: algunos de sus componentes como el zinc, el cobre y ciertos polisacáridos ayudan a mejorar y fortalecer las defensas.

Problemas respiratorios: sus propiedades antiinflamatorias sirven para tratar problemas del aparato respiratorio. La cúrcuma se recomienda para personas con problemas de asma, así como para combatir los síntomas de los catarros y enfermedades que afectan a los bronquios.

Combate el estrés y la depresión: sus componentes estimulantes afectan al sistema nervioso y es considerado un antidepresivo natural, ya que puede influir positivamente en el estado de ánimo, al provocar un incremento de serotonina, la hormona de la felicidad. Esto ayuda también a regular el sueño y luchar contra el insomnio, causante de agotamiento físico y mental.

Problemas hepáticos: además de ayudar a la digestión, la cúrcuma también sirve como protector del hígado. Entre sus propiedades, además de ser un antioxidante natural también favorecen el buen funcionamiento de este órgano y la secreción de bilis.
Asimismo, también ayuda a regular el nivel de colesterol.

Prevención de cáncer: entre sus componentes se encuentran los curcuminoides que resultan eficaces para evitar los tumores, así como para combatir los efectos secundarios de los medicamentos utilizados en su tratamiento. Además, sus propiedades antioxidantes también ayuda a evitar que se formen sustancias tóxicas y tumorales en el organismo.

Para ayudar al cuerpo a la absorción de la curcumina, se recomienda tomar junto a la pimienta negra, ya que favorece la acción de sus propiedades.

La cúrcuma es una especia muy utilizada en la cocina hindú, pero si además de renovar tu catálogo de recetas, quieres aprovechar todos los beneficios que presenta, solo tienes que incluir este ingrediente en tus guisos, para conseguir unos resultados sabrosos y saludables.