Los árboles en los cuentos

La presencia de los árboles son vitales para nuestra existencia y, a su vez, tienen un especial protagonismo en los cuentos infantiles. ¿Sabrías recordar un árbol singular de alguna historia fantástica o especial de tu niñez?

Son muchos los cuentos y libros infantiles en los que los árboles cobran un especial protagonismo. Algunas de las leyendas e historias que se transmiten de generación en generación, tienen como personaje principal un árbol sabio, un árbol narrador o uno que sirve como entrada a un mundo maravilloso.

Quizás se deba a la simbología que representa un árbol, esa continua renovación, de la vida, de la evolución. Para diferentes culturas, el árbol es un símbolo de perpetuidad, de ese contacto íntimo con la tierra. Son espectadores silenciosos de innumerables acontecimientos históricos y eso les proporciona una característica especial de sabiduría y conocimiento.

Puedes encontrar muchísimas leyendas relacionadas con árboles singulares, como la del famoso baobab de la que ya hablamos en otro artículo.

Los árboles, así como otros elementos de la tierra, sirven para ser de nexo entre la realidad y la ficción. Sirven para transmitir mensajes educativos, de respeto hacia la naturaleza e ideas más o menos filosóficas que a los más pequeños, pueden ser más comprensibles al ser emitidas por un ser vivo que cobra la capacidad del habla, sin que resulte increíble.

Árboles famosos de los cuentos
Uno de los árboles famosos es sobre el que está sentada Alicia cuando se le aparece el conejo que la llevará por un mundo de fantasía. Al ser el inicio del libro, es posible que no puedas imaginar esta historia sin pensar en la escena de la niña junto al árbol.

En el libro de El Principito, que aunque está más considerada como un cuento para adultos, también encontramos la mención de los famosos baobabs, que el protagonista tenía que evitar que crecieran porque podrían destruir el mundo.

Si nos vamos a las historias creadas por los hermanos Grimm, entre los relatos más famosos encontramos los que están ambientados en frondosos bosques, como Hänsel y Gretel. Los dos niños protagonistas viven su aventura cuando son abandonados en el bosque y encuentran la casita de chocolate.

Blancanieves también es llevada a un bosque para que el cazador enviado por la reina la matara, ya que quería ser la más bella del lugar. Como consigue sobrevivir, es en el bosque donde se instala en casa de los siete enanitos.

Parece que los árboles y los bosques son elementos indispensables en las historias de hadas, de príncipes y princesas, de fantasía y aventuras.

También podrás encontrar otros cuentos menos famosos, pero tan entretenidos como los más conocidos, que cuentan con un árbol como principal protagonista.
Algunos títulos son “El árbol mágico”, “El árbol gruñón”, “El bosque encantado”, “El viejo árbol”, “El hombre que plantaba árboles” o “El árbol de los deseos”.
Y si quieres conocer historias de diferentes partes del planeta, tienes “El bosque de cuentos. Historias de árboles mágicos de todo el mundo”.

Una gran variedad de títulos que tienen como común denominador la presencia de los árboles como importantes protagonistas, por sus características, por sus cualidades o sencillamente, por su existencia.

¿Sabes algún título o historia relacionada con los árboles? Puedes compartirla con nosotros.

Los mágicos laberintos verdes

Aunque los laberintos pueden confundirte, marearte y perderte, los creados en los jardines resultan tan atractivos que parece imposible resistirse a adentrarse en ellos.

¿Te gustaría tener un jardín lo suficientemente grande como para tener un laberinto? Seguro que en algún momento de tu niñez has jugado a perderte entre los largos y enrevesados pasadizos de algún laberinto natural. Y puede que no tengas ni que remontarte a la niñez, ¿verdad? Y es que los laberintos desprenden un encanto especial que nos empuja a adentrarnos en él y recorrer sus posibles caminos.

Algunos laberintos vegetales se han hecho famosos gracias al cine, los videojuegos o la literatura, como el de Alicia en el País de las Maravillas. Otros muchos lo son por su espectacularidad y su atractivo turístico, como el de Villa Pisani, en Italia, con sus grandes paredes de boj, o el de Reignac-sur-Indre, en Francia, considerado el más grande del mundo, construido de girasoles vivos.

Origen de los laberintos
Según cuenta la leyenda, la construcción del primer laberinto está basado en la historia del rey Minos de Creta, que lo mandó crear para apresar a su hijo Minotauro, ser mitológico mitad hombre y mitad toro. Aunque no quedan restos de este Laberinto de Creta, parece que sí se han encontrado algunas monedas en las que figura tallado su símbolo.

A pesar de que esta historia legendaria parece tener unas connotaciones bastante terrenales, es decir, fue creado para tener apresado a un monstruo, y a pesar de que la construcción laberíntica puede estar relacionada con el misterio, también parece que la presencia de un laberinto en un jardín está íntimamente relacionada con la meditación.

Con el único objetivo de pasear y dejar volar la imaginación, caminar entre paredes vegetales puede convertirse en una relajante experiencia.
También puede ser una actividad muy divertida para disfrutar en familia, donde además puedes volcar tu creatividad para adentrarte en un mundo paralelo, ajeno a la cotidianidad, y protagonizar una misteriosa y entretenida aventura con tus hijos.

Curiosidades sobre los laberintos
Además de la ya conocida leyenda del Laberinto de Creta, existen otras populares, como la del Laberinto de Rosamunda. Se dice que fue un laberinto que mandó construir el rey Enrique II para mantener oculta a su amante, Rosamunda la Bella. Sin embargo, la reina consiguió llegar hasta el centro del laberinto y descubrir a la amante, a quien obligó a tomar un poderoso veneno.

Las leyendas en torno a los laberintos también encierran una interpretación más mística o profunda. Una forma de entender ese viaje que se realiza al interior de uno mismo para desprenderse de todo lo negativo y lo oscuro. Ese recorrido por caminos enrevesados que nos va a ayudar a conocer y encontrar la salida que buscábamos.

A partir del siglo XVI, parece que se pierde un poco ese sentido profundo del laberinto y se transforma en un elemento más frívolo, sobre todo relacionado con entornos palaciegos y clases sociales altas.
Tener un laberinto en el jardín era un reclamo para los amantes furtivos. Un lugar en el que adentrarte si no quieres ser encontrado para compartir confesiones o besos prohibidos.

Seguro que puedes evocar la imagen de una escena mítica de cualquier película romántica ambientada en casas señoriales de Francia o Inglaterra.

En España también podemos encontrar espectaculares laberintos, como el del Parque de Horta en Barcleona o el de “El Capricho”, en Madrid, fundado por la duquesa de Osuna.

Si no puedes tener un laberinto en tu jardín, siempre podrás visitar alguno de los más increíbles y espectaculares que tienes alrededor del mundo.

Los impresionantes cipreses de los pantanos

De la familia de las Taxodiáceas, los cipreses de los pantanos son típicos del paisaje del sudeste norteamericano, unos impresionantes árboles que crean un entorno bello y a la vez misterioso.

Aunque son árboles típicos del sudeste de Estados Unidos, podemos encontrar ejemplares en Europa. En España, en el Parc de la Ciutadella de Barcelona, en el Parque de María Luisa en Sevilla, o en el Jardín Botánico de Madrid, entre otros lugares, tienes algunos ejemplos.

Los cipreses de los pantanos despiertan un gran interés y admiración no solo por sus características, sino también por ser elementos indispensables en la recreación de determinados ambientes. En una historia de misterio o de aventuras, un pantano habitado por grandes cipreses puede ser una escena de lo más apropiada para adentrar al espectador en un ambiente misterioso y enigmático.

El llamativo follaje de los cipreses, que se viste de un vivo verde en primavera, de un amarillo dorado en verano y de un suave rojo en otoño es uno de sus grandes atractivos.

Tienen unas flores colgantes, con forma de cono y sus frutos son unas redondas piñas de no más de 25mm de diámetro, que tienen pequeñas espinas alrededor y que maduran en las estaciones de otoño o de invierno.

Sus raíces esponjosas, que crecen en torno al tronco, les permite vivir y desarrollarse en el agua. Aunque son árboles que crecen en lugares anegados, también pueden sobrevivir en tierra firme, pero para ello precisarán de un riego continuo y abundante.

Sus grandes dimensiones —pueden alcanzar hasta los 50 metros de altura —, hace que necesiten espacios amplios para vivir y crecer. Otra de sus características es su longevidad, pues se trata de árboles milenarios.
En las zonas más húmedas y con mayor cantidad de agua, su copa adquiere una forma más ancha, mientras que en terrenos más secos, su copa adquiere un forma piramidal.

Además, la madera del ciprés de los pantanos es muy apreciada, ya que ofrece una gran resistencia al agua, por lo que es muy valorada para realizar elementos decorativos y tallados que pueden estar al aire libre. Es una madera fina, de muy buena calidad que también se utiliza para la fabricación de mobiliario exterior, de depósitos de agua, edificios e incluso de barcos.

El ciprés de los pantanos también es conocido como “ciprés calvo” y también posee un gran valor ornamental por el cambiante y vistoso colorido de su follaje.

Desde 1963, el ciprés de los pantanos está considerado como el árbol oficial de Louisiana.

La leyenda del Baobab

El árbol del libro de Antoine de Saint-Exupéry, el baobab, no es solo famoso por tener protagonismo en la obra de “El Principito”, sino también porque sobre él se han creado interesantes leyendas ancestrales.

El baobab es un árbol de grandes dimensiones y de origen tropical, que los africanos han denominado “árbol mágico” o “árbol de la vida”.
Es un árbol muy longevo, se dice que en África se han encontrado especies de más de 5.000 años de antigüedad, tiempo suficiente para que se hayan propagado diferentes leyendas relacionadas con él.

Según cuenta la leyenda, la peculiar forma de los baobab se debe a que los dioses, hartos de la actitud presumida y altiva de este árbol, decidieron castigarlo dándole la vuelta, para que las raíces crecieran hacia arriba.

Todos los seres consideraban al baobab como el árbol más hermoso de la Tierra, lo adoraban y le rendían tributo. Incluso los dioses llegaron a sentir esa gran admiración por el baobab, de tal forma que decidieron otorgarle una larga vida como muestra de su respeto y admiración, para que así todos pudieran seguir disfrutando de su belleza durante mucho tiempo.

Con el paso de los años, los baobabs siguieron creciendo altos, fuertes y resistentes, proclamando su belleza, orgullosos, seguros de sí mismos, sabiendo que eran el centro de todas las miradas. Crecían tanto que sus ramas se iban extendiendo a lo largo y ancho del bosque, tapando a los demás árboles e impidiendo que les llegara la luz del sol. Tal era su extensión que crearon un paisaje desolador, frío y oscuro, donde el sol no podía acceder.

Pero el baobab seguía creciendo, sintiéndose poderoso y superior a todos los seres que habitaban en la tierra. Se creían tan poderosos e indestructibles que incluso se atrevieron a retar a los dioses y les amenazaron con seguir creciendo sin descanso, hasta que consiguieran ponerse a su altura.
Sin embargo, los dioses, al comprobar el descaro, el orgullo y la soberbia de los baobas, se ofendieron y desataron toda su ira.

Los dioses se habían enfadado y no iban a permitir que nadie les faltara el respeto. Así que tomaron la decisión de darle una importante lección al baobab. Esos árboles habían sido bendecidos por los dioses, y no solo no lo habían sabido agradecer, sino que se habían dejado llevar por la vanidad, y ahora lo iban a pagar caro.
Los baobabs fueron condenados por los dioses a crecer boca abajo, teniendo que vivir con sus flores bajo tierra y sus raíces hacia arriba, lo que explicaría su peculiar aspecto.

Se dice que los baobabs han asumido su destino y que dejan que sus raíces sigan creciendo hacia arriba, suplicando el perdón de los dioses.

Esta leyenda transmite el mensaje de las consecuencias que puede tener un exceso de vanidad y por ello es tradicional que algunos pueblos lo cuenten a los niños, para enseñarles a tener una actitud humilde, y no pecar de soberbia, para que no les ocurra lo mismo que al baobab.

Otra versión de este leyenda es que el castigo proporcionado por los dioses no fue como cura de humildad, sino porque se sentían celosos ante la belleza de este árbol, que conseguía despertar la admiración de todos los seres, algo que los dioses entendían que solo ellos merecían.

También existe otra leyenda que dice que el baobab fue condenado a vivir boca abajo, por los celos que tenía una diosa enamorada. Al parecer, el baobab se desplazaba por la sabana africana, persiguiendo a la jirafa de la que estaba enamorado. Pero una diosa celosa, que amaba al baobab, le obligó a vivir al revés para que no pudiera salir tras la jirafa. A pesar de tener las raíces hacía arriba y no poder alimentarse de la tierra, el baobab siguió creciendo fuerte y resistente, como lo era su amor hacia la jirafa.

¿Qué hace a un árbol ser singular?

Existen numerosos árboles singulares en todo el mundo, que destacan por su belleza, sus grandes dimensiones u otras particularidades que los hacen especiales, diferentes y dignos de admiración.

Un árbol singular es aquel que destaca por su tamaño, por su longevidad, por sus espectaculares raíces, por su forma original o porque forma parte del encanto natural de su región, ya sea por acontecimientos históricos que sucedieron en su entorno o porque se le atribuyen mágicas leyendas que pasan a formar parte de la riqueza cultural de un lugar.

Desde los organismos públicos, se ha incentivado la localización y clasificación de determinados árboles que forman parte de la riqueza natural de la región, con el objetivo de dar a conocer su patrimonio vegetal, ayudar a preservarlo y fomentar su cuidado.

Muchos lugares ofrecen su patrimonio forestal como uno de los grandes atractivos turísticos. Algunos de ellos pueden motivar la visita al lugar por la singular belleza de sus árboles y el paisaje en el que habitan, aunque también resulta muy interesante conocer los acontecimientos históricos de los que han sido testigos sus ramas, o las peculiares leyendas que se esconden bajo sus raíces.

¿Qué se tiene en cuenta a la hora de considerar un árbol como singular?
Entre los criterios a tener en cuenta para seleccionar los árboles singulares de un lugar, existen los externos como la altura, el grosor del tronco, tamaño de la copa, de las raíces, etc. También se consideran los aspectos estéticos; la belleza del árbol en sí, ya no solo por sus dimensiones sino por la peculiaridad de su ramaje, sus hojas, el enclave paisajístico en el que se encuentra…

Un árbol también puede ser singular en función de su edad. Los más longevos son los merecedores de ese privilegio, así como el hecho de ser un superviviente a determinadas situaciones, como desastres naturales, bien porque sea el único en su especie o porque ha sabido aclimatarse a unas condiciones naturales que no son propias por sus características.

Otro de los factores a tener en cuenta para considerar un árbol singular es el contenido histórico al que está unido. Puede estar relacionado con hechos históricos reales y demostrables, así como otra serie de leyendas y mitos que forman parte del folclore tradicional de la región.

Así, por ejemplo, se dice que el Bodhi Tree de la India, es un árbol sagrado porque bajo sus sombra, en el siglo VI a.C. se sentaba Buda para meditar.

A principios de este año, recibíamos la triste noticia del desplome de una de las secuoyas gigantes más famosas, en California. Se trataba de un árbol cuya singularidad residía no solo en su tamaño, unos treinta metros de altura y casi siete de diámetro, sino también en su longevidad, pues tendría alrededor de los mil años. Al parecer, el tronco, que ya había quedado hueco y deteriorado por los rayos de otra tormenta anterior, no pudo soportar el embiste de una dura tormenta que acabó volcándolo.

En la misma región, todavía resisten otra serie de secuoyas gigantes que se han convertido en un interesante atractivo para los miles de visitantes que viajan a California.

De ruta por… Almería

Pinos, Sabinas, Castaños, Olivos…Almería presume de una gran variedad verde que bien merece una visita. Algunos ejemplares de su flora son considerados Monumentos Naturales por sus especiales características.

almería

En España existen rincones naturales excepcionales; playas paradisíacas, bosques asombrosos, lagos espectaculares…

En esta sección vamos a ir recorriendo diferentes zonas geográficas donde la naturaleza ha tenido el capricho de dejarnos un árbol o jardín singular.

Iremos conociendo datos y curiosidades de los diferentes árboles y jardines que habitan en nuestro país, haciendo un recorrido por diferentes poblaciones.

Esta vez, empezamos nuestra ruta por Almería, una ciudad andaluza de una gran riqueza natural.

En el Parque Nacional de Sierra Nevada convive una peculiar fauna y flora en sus más de 86.000 hectáreas.

Encina del EscándaloEn este paraje, podemos encontrar una impresionante encina, conocida como la Encina del Escándalo, un ejemplar de 8 metros de altura. Al ser tan alta, resulta prácticamente imposible alcanzar los frutos de la zona más elevada. Aunque es algo que agradecerán las ardillas, pues son las que mejor podrán acceder a las bellotas más altas.

En el término municipal de Vélez-Blanco, dentro del Parque Natural Sierra María-Los Vélez encontramos el Enebro de la miera, un árbol de casi seis metros de altura.

Su corteza fibrosa hace que se desprenda en tiras, lo que le dan un aspecto milenario.

De su tronco se obtiene el aceite de miera que ya se utilizaba en la antigüedad para curar úlceras y cicatrizar heridas.

En este mismo paraje, también podemos encontrar un impresionante Madroño, en la zona de Las Almohallas. Es un ejemplar único en la zona y presenta un peculiar fruto de forma esférica, que nace de color amarillo y se transforma en rojizo conforme va madurando. Es un fruto comestible, aunque no se debe abusar de él ya que se dice que puede llegara a emborrachar.

El madroño resulta muy atractivo por el colorido de sus hojas y sus frutos, y puedes disfrutar de su belleza en el paraje de Las Almohallas de Vélez-Blanco en Almería.

Uno de los árboles más longevos de la zona almeriense es el Olivar de la Rambla de Erre. Compuesto por cinco árboles, el que resulta más singular es el que acoge una gran piedra entre sus ramas, lo que ha provocado que se desvié la direccionalidad de sus ramas durante su crecimiento. El Olivo de Úrcal es un superviviente de las transformaciones naturales del terreno y es considerado como uno de los árboles monumentales del territorio nacional no solo por su longevidad, sino por esa gran roca alojada entre sus ramas.

Sabina Albar

Otro árbol milenario de Almería es la Sabina Albar, ubicada también en el Parque Natural Sierra María-Los Vélez. Es un ejemplar único, Monumento Natural, que ha sido testigo de la historia desde hace cientos de años. Se cree que su edad oscila entre los 800 y los 1000 años. Es uno de los cien árboles recogidos dentro del libro “Árboles leyendas vivas”, y que se ha ganado su puesto por su longevidad. Ha sido rodeada con una valla como medida de protección.

La flor más esperada de Vigo acaba estresada

Una de las flores más extrañas y misteriosas comenzó a despertarse ayer por la tarde en el botánico de la Fundación Sales en Vigo ante la esperada y ansiosa mirada del público que se acercó para verla.

nenufar

Una de las flores más extrañas comenzó ayer a despertar ante la atenta mirada de varios espectadores, sin embargo, el nenúfar gigante de la variedad Victoria cruziana, decidió no terminar de abrirse y esperar al día de hoy para mostrar todos sus encantos.

La flor, que se esperaba para este fin de semana, curiosamente en los días grandes de las fiestas de Vigo (que, también es casualidad, son las del Cristo de la Victoria), se adelantó por las temperaturas altísimas del julio más soleado que se ha vivido en este siglo.

Pero, el proceso parece que se ha parado y, esta mañana, desde las instalaciones de Vigo telefonearon al experto en especies acuáticas de Kew Garden, sin embargo, no supieron decirles a qué se debía el repentino miedo escénico, puede que la flor se haya estresado, por lo que puede que no se abra del todo, muriendo sin enseñar toda su belleza.

La palmera albina, única en el mundo

Conocida como «palmera albina» o «palmera bicolor», se trata de un excepcional espécimen de palmera canaria (Phoenix canariensis) localizada en el barrio de Mirca en Santa cruz de la Palma.

palmera varigada

Si bien ya resultan sorprendentes y exóticas las palmeras, más aún si ésta es de colores y única en el mundo. Éste ejemplar presenta una sorprendente y llamativa combinación de colores verde y amarillo debido a la ausencia de clorofila en sus hojas, lo que lo convierte en una variedad extremadamente sensible, un fenómeno botánico poco común que ha sido objeto de estudio por profesores universitarios y botánicos y cuyos intentos por reproducir todavía no han dado resultado.

Atlas Europeo de Especies Arbóreas Forestales

El CCI celebró el Día Internacional de los Bosques con el lanzamiento del primer Atlas Europeo de Especies Arbóreas Forestales.Un resultado de los esfuerzos de colaboración de los principales científicos y profesionales del sector forestal, esta publicación proporciona información sobre las diferentes especies que se pueden encontrar en los bosques europeos y los factores que los amenazan, tales como los cambios causados ??por el cambio climático. También tiene como objetivo resaltar la importancia de los árboles y aumentar la conciencia acerca de los beneficios, que brindan estos ecosistemas.

Sin-título-1

Karmenu Vella, Comisario de Medio Ambiente, Asuntos Marítimos y Pesca declaró:. «Doy la bienvenida a este notable informe sobre uno de los recursos naturales más ricos de Europa. Aprendiendo más acerca de nuestros árboles y bosques, podemos apreciar realmente su papel fundamental en nuestro medio ambiente, nuestras economías y nuestras vidas. Este completo atlas nos permitirá tomar mejores decisiones acerca de cómo protegerlos y gestionarlos de forma sostenible «.

Los bosques europeos son ecosistemas notables y un valioso recurso natural. Representan algunas de las áreas biológicas más ricas de Europa y son una fuente de bienestar y riqueza. Los bosques capturan y almacenan carbono, protegen nuestros suelos, purifican el agua y limpian el aire que respiramos.

Al igual que con cualquier otra forma de vida, los árboles del bosque se adaptan a las condiciones en las que viven, creando así una gran diversidad de especies de toda Europa. Cada capítulo del Atlas describe diferentes especies con gráficos de alta calidad y fotografías que muestran sus preferencias climáticas y singularidades.

Esta publicación proporciona a los investigadores y especialistas forestales información rigurosa y actualizada. La publicación también es adecuada para la educación y la difusión de información al público en general sobre la riqueza de los bosques europeos.

 

Fuente: Forest.jrc.ec.europa.es

El jardín de rosas de Sa Bassa Blanca

Desde finales de abril hasta principios de junio, les espera en Sa Bassa Blanca un espectáculo único en el jardín de rosas creado por Yannick Vu. 

Museo Sa Bassa Blanca

Basado en el modelo medieval del «Hortus Conclusus», está rodeado de muros para su protección y cercado al norte por una pérgola.

Más de cien variedades de rosas antiguas e inglesas florecen sucesivamente, desprendiendo sus aromas incomparables que saturan el aire, y sumergen a los  visitantes en una experiencia inolvidable.

Bassa Blanca

Lugar excepcional no sólo por las fragancias, sino también por la profusión de colores ostentados por las flores, que van de los tonos más pálidos como las Cymbeline, Celsiana o Chaucer, a los rosas intensos de las Baroness Rothschild, Constance Spry y Raubritter, a las púrpuras más oscuras de las Charles de Mills, sin olvidar los diferentes matices de blanco como Purezza, Pleine de Grâce, Bobby James o Rambling Rector que trepa sobre el palomar.

Museo Sa Bassa Blanca

La visita llama a todos los sentidos: es descubrimiento, contemplación, ofrece momentos de plenitud y serenidad en este verdadero pequeño paraíso terrenal.

Wife-of-Bath

Una experiencia imperdible que no dejará indiferente a los que visiten el Museo.

www.fundacionjakober.org