Todas las respuestas para cultivar los bulbos de primavera

¿Quieres ser el primero en disfrutar de color en tu jardín en primavera? No queda mucho para los meses de invierno, en el cual no hay muchas flores, por lo que esperamos con ansias las primeras notas de color. Para ello, adelantate y planta ya los bulbos de primavera con estos trucos.

tulpen_in_de_border

Planta ahora, para disfrutar pronto 

La siembras del bulbos es una tarea sencilla. Cualquiera puede hacerlo! Y … el éxito está garantizado.  La mejor época para plantar bulbos es entre mediados de octubre y principio de noviembre. En lugares donde el clima es agradable, el suelo aún está caliente, por lo que deberemos esperar un poco. Este es también buen momento para colocar algunos dispersos en el jardín. Los bulbos que se cultivas ahora tienen más tiempo de desarrollar raíces por lo que esto hace que sean más capaces de resistir cualquier helada.

¿Cómo se plantan?

Pon los bulbos en el suelo con la punta hacia arriba y el ‘disco’ boca abajo. El disco es la base del bulbo donde se desarrollará una corona de raíces del bulbo. Se encuentra en la parte inferior de la parte más ancha del bulbo. Haz un agujero con una pala y afloja el suelo en el fondo del agujero un poco para que quede suelta la tierra.

bloembollen_in_vaste_grond_planten.¿A qué profundidad?

El embalaje de los bulbos  explican siempre exactamente cómo de profundo se ha de cultivar. Por lo general suele ser una vez y media el grosor del bulbo y la distancia entre bulbos de por lo menos dos bulbos, alrededor de 5 a 8 cm. Claro esta que los bulbos más grandes necesitarán más espacio que los bulbos pequeños que necesitarán menos.

¿Y si los planto un poco más juntos?

No hay problema, crecen igualmente muy bien! La flor ya está en el bulbo y nunca te fallará. Cubre los bulbos con un promedio de 5 cm de profundidad.  Lo mejor es pulsar con el dedo suavemente.

¿Cómo los cuido?

Por lo general, los bulbos recién plantados no requieren agua. Hay suficiente humedad en el suelo y hay suficiente humedad ambiental para que se desarrollen. Dales un poco de agua sólo en periodos extremadamente secos.

¿Puedo naturalizarlos?

Para hacerlo más fácil, hay bulbos que se plantan una vez y cada año en primavera vuelven a florecer,  como las campanillas de invierno, azafranes, jacintos y los narcisos. Pero también el tulipán, y algunos Alliums (cebollas ornamentales) florecen cada primavera.

Usa tu creatividad y crea fantásticas y coloridas composiciones hay una gran variedad de bulbos disponibles en casi todos los colores del arco iris. Sólo tienes que  elegir en función de tu gusto y el efecto deseado, experimentar con la rica paleta de colores y los diferentes tiempos de floración juntos.

Eliminar las malas hierbas del jardín

¿Te gusta disfrutar del jardín y la terraza, pero no soportas ver las malas hierbas? Te enseñamos como eliminar las malas hierbas y como prevenirlas, para que seas tu quien mande en el jardín.

malas hierbas

Las hierbas entre las baldosas de piedra pueden quedar muy decorativas, sobre todo si es césped o Dichondra, pero por desgracia, las que suelen salir son las malas hierbas y eso no es lo que uno espera. Para ello hay ciertas medidas que debes tomar desde primavera para que no aparezcan y en el caso que aparezcan, hay ciertas técnicas para eliminarlas, dependiendo de su naturaleza.

Las malezas son también plantas. En la naturaleza, crecen en las zonas abiertas alteradas llenando el suelo de verde y flores, además tienen una función ecológica clara. En su jardín, sin embargo, son menos bienvenidas. Después de todo, eres tu el que decide que planta debe o no debe crecer en el jardín.

Antes que nada debemos decir que una mala hierba es toda aquella planta que aparece en un lugar determinado, donde nosotros no teníamos previsto que saliera. Muchas veces muchas plantas que salen como maleza, pero si las dejamos crecer algunas pueden sorprendernos con sus flores y otras sin embargo, estropearnos nuestras plantas, por lo que habrá que conocerlas para diferenciarlas.

Las malezas de semillas suelen ser plantas anuales que se propagan rápidamente. Estas plantas son grandes en número, pero fácil de controlar. Una azadilla o un escardador suele ser suficiente para evitar estas malas hierbas.

Ejemplos de malas hierbas (Stellaria, Chenopodium album,Poa annua…).

Las malas hierbas de raíz tienen tallos subterráneos, por lo que son difíciles de eliminar y salen una y otra vez, por lo que para eliminarlas es mejor con un herbicida de contacto, que penetre en la planta y la elimine de forma integra.

Los ejemplos de las malas hierbas de raíz son (Aegopodium podagraria, la cola de caballo Equisetum arvense, Cirsium arvense o la ortiga Urtica).

¿Cómo las elimino?

Para luchar menos contra las  malas hierbas conviene optar, por ejemplo a la hora de colocar un empedrado, elegirlos de gran tamaño. Los ladrillos pequeños tienen más huecos, por lo que hay más espacio para las malas hierbas.

Otra opción para los caminos es rellenar de arena comprimida las juntas de las  baldosas. Las malas hierbas no tendrán ningún espacio y la arena es permeable.

Una opción para eliminarlas sin tener que usar herbicidas, es echándoles un poco de agua hirviendo. De  esta forma se quedarán secas, siendo más fáciles de quitar.

 

Esquejes de geranio paso a paso

Septiembre es el mes ideal para esquejar los geranios (Pelargonium sp.), así en poco tiempo y con pocos cuidados tendrás preparada la nueva generación de geranios para tu terraza o balcón, con nuestro paso a paso.

¿Qué necesitas para hacer esquejes de geranio?

– Una planta Madre, es decir, la planta de la que vas a generar los distintos esquejes para que sean idénticos a ella.

– Sustrato + contenedor o los novedosos rollos de sustrato 

– Un cuchillo limpio y afilado

– Una bandeja de siembra con tapa 

– Agua 

Consejo: No tienes una bandeja de siembra con tapa,  usa una bolsa trasparente o un film de plástico de esos de envolver los sándwich.

Preparar el sustrato y el contenedor llenándolos con sustrato húmedo. Si optas por los rollos de sustrato, realiza cortes de unos centímetros y colócalos en agua en una bandeja para que se hidraten y se expandan. Estas tabletas/rollos se componen de sustrato comprimido, por ejemplo, con fibras de coco, que se expanden en contacto con el agua. 

Coloca el geranio, la planta madre, en una mesa para alcanzarlo fácilmente. Con un cuchillo limpio y afilado da un corte recto a las puntas de aproximadamente 5 a 7 cm de largo. De cada sección limpia las hojas más feas y sólo utilizar las ramas que no tengan flores.

Inserta los esquejes de geranio en el sustrato eliminando las hojas de abajo.Asegúrate de que la rama aún mantiene alrededor de dos a cuatro hojas.

Coloca la tapa sobre el recipiente. La cubierta proporciona una alta humedad creando las condiciones ideales de crecimiento para las nuevas raíces de los esquejes.

Después de 14 a 20 días los esquejes habrán enraizado, y es el momento de replantar en un recipiente grande. 

Consejo:  A los Geranios no les gusta las heladas! Mueve las macetas, por tanto, durante el otoño e invierno a un lugar libre de heladas. Esto te permitirá la próxima temporada disfrutar plenamente de tus nuevas plantas de geranio!

 

Cómo trasplantar una planta

Tarde o temprano, cualquier aficionado a la jardinería debe trasplantar alguna planta. La tarea no es difícil, pero a veces no se tiene suerte porque, además de requerir cierta habilidad, es conveniente tener en cuenta algunos detalles y consejos de interés.

trasplante

Todas las plantas cultivadas en macetas, tanto en el interior de casa o en el exterior crecen hasta tal punto que sus raíces se encuentran sofocadas y, si no se les proporciona un medio más amplio para desarrollarse su sistema radicular, la planta No podrá cumplir la función de obtener y aportar a toda la planta los nutrientes necesarios para continuar creciendo. La mayoría de las plantas que adquirimos en los centros de jardinería requieren ser trasplantadas, ya sea directamente en el suelo del jardín o en una maceta más grande.

 

Algunos de consejos básicos te ayudarán a realizar el trasplante de modo que obtenga los mejores resultados posibles.

 

  • El periodo adecuado: Para las plantas de interior, el mejor momento para trasplantar una planta es en el inicio de su periodo vegetativo, lo cual suele ser en primavera. Para las plantas de exterior, si son caducas durante su letargo invernal cuando la planta entra en un proceso de descanso, mientras que si son perennes es mejor al inicio de la primavera.
  • La tierra apropiada: En ocasiones, el fracaso de un trasplante puede ser debido a una tierra inadecuada para la planta. Por lo tanto, antes de trasplantar, infórmate del tipo de tierra que requiere su ejemplar.
  • Abono moderado: Después del trasplante, las plantas no requieren abono, ya que la mayoría de sustratos ya van abonados. Las amantes de los suelos ácidos, como los rododendros, los helechos y las camelias, necesitan un aporte de tierra de brezo para mejorar las condiciones del suelo.
  • Riego: Cuando se trasplanta hay que darle a la planta un riego inmediato, siendo de forma regular durante los primeros días hasta que las raíces se desarrollen y adapten al nuevo sustrato.

 

10 consejos para ahorrar agua

Si eres de los que te gustan las plantas y tienes un pequeño jardín sabes que cuidar plantas es una de las tareas más gratificantes que hay, pero también es una actividad que puede llegar a consumir una gran cantidad de agua. Por ello te presentamos algunos consejos para gastar menos agua en el jardín, a la vez que ahorramos unos euros.

 agua

Con la llegada del verano es cuando las plantas requieren más cantidad de agua, aquí tenéis unos consejos para minimizar el consumo de agua durante el verano.

1. Riega las plantas durante la noche, así minimizarás la cantidad de agua que se evapora por el calor.

2. El viento reseca mucho las plantas, por eso es buena idea proteger el jardín del viento con muros, vallas, setos, etc.

3. Agrupa las plantas por especies según el agua que necesiten, así optimizarás el agua del riego.

4. A la hora de limpiar el jardín o el patio, utiliza una escoba en vez de una manguera.

5. Coloca las plantas que más agua necesiten en los bordes del césped.

6. Coloca acolchado (mulching) en la base de las plantas. Esta técnica consiste en colocar una capa de algunos materiales alrededor de la base de la planta con el fin de evitar que crezcan malas hierbas que absorberán el agua de tus plantas y a la vez mantener la tierra húmeda por más tiempo. Puedes utilizar hojas secas de jardín.

7. Elige el sistema de riego más adecuado. El sistema por goteo suele utilizar un 20% menos agua para regar una superficie que el riego por aspersión. También tiene una eficiencia mayor que el sistema de aspersión, donde se desperdicia más agua.

8. El riego por exudación es el sistema de riego más eficiente. Este sistema aplica el agua de forma continua mediante un tubo poroso que exuda agua de forma continuada. Lo que hace más eficiente este sistema es que las evaporaciones son mínimas y sólo se suministra el agua necesaria, puesto que el mecanismo que hace fluir el agua desde el tubo hasta el sustrato es el gradiente de humedad, lo que significa que conforme el sustrato de alrededor del tubo se va secando éste emana agua que la sustituya.

9. Vigila que tu sistema de riego no tiene roturas o fugas de agua. Revisa la manguera y las válvulas para detectar cualquier daño.

10. Instala un sensor de lluvias que interrumpirá el riego automático cuando llueva.

 

El césped y el verano

El verano es el período de tiempo en el que el césped vive las peores condiciones para su vegetación. Esto es debido a las altas temperaturas registradas en estas fechas, con picos generalmente muy altos en el mes de julio y parte de junio y agosto.

El césped y el verano

Por otra parte, es el momento del año en que esperamos más de él, debido a que es cuando más se disfruta de su presencia.

¿Cómo podemos conjugar estas circunstancias al objeto de disfrutar de una cubierta vegetal lo más sana posible en la época de máxima utilización? Varias son las cuestiones que pueden dar la clave a esta pregunta:

– Elección del tipo de césped más adecuado a nuestro entorno.

En general, y para el clima continental de la Península. Los céspedes con un porcentaje alto en Festuca arundinácea tienen un mejor comportamiento. En zonas del litoral mediterráneo, donde los inviernos son suaves, podemos optar por céspedes que lleven Cynodon (grama) en su composición. Para zonas húmedas de la cornisa cantábrica, con veranos más suaves, esto no tiene tanta importancia y se puede recurrir a combinaciones más convencionales.

– El riego es un punto clave y esencial.

Hay que gestionarlo racionalmente. No se trata de encharcar, sino de atender a las necesidades hídricas del cultivo. En verano dichas necesidades están en valores aproximados de 4-5 l/m2 y día. Este caudal se puede aplicar en un solo riego diario, fraccionado en dos, o bien en días salteados con el aumento proporcional del caudal. El mejor momento es al amanecer. También es posible hacerlo a última hora de la tarde. Durante el día, se pueden dar riegos de refresco, pero no conviene mojar demasiado.

– La siega

Las siegas se deben practicar con el césped totalmente seco, y es importante no dejar restos en el terreno.

– Finalmente está el tema de los tratamientos.

En principio no es recomendable dar tratamientos de forma preventiva (salvo el caso de siembras nuevas o resiembras en estas fechas). Pero a la aparición de los primeros síntomas de hongos (rodales secos), es preciso actuar rápidamente con un fungicida específico.

El césped es un ser vivo que agradecerá los buenos cuidados que le demos.

 

¿Cómo cuidar de nuestras plantas en vacaciones?

A todo el mundo le gusta irse de vacaciones durante el verano, pero a menudo nos encontramos que no tenemos quien cuide de nuestras plantas y no queremos dejarlas a merced del sol y el calor. Si no queréis renunciar a vuestras vacaciones, voy a daros algunos consejos que ayudara a las plantas a sobrellevar mejor vuestra ausencia.

riego

Lo primero que debemos hacer, es hallar la mejor situación para ellas, ya que no es lo mismo dejarlas en pleno sol, que un poco más resguardadas. Recomiendo que las situemos en una de las habitaciones más frescas de vuestra vivienda y ponerlas bien juntas, de forma que se conservará mejor la humedad. Dentro de la habitación, las situaremos en un lugar donde no les de el sol de forma directa, para evitar que se quemen, pero que reciban claridad y puedan seguir con la fotosíntesis.

Una vez hemos hallado el lugar idóneo, el siguiente paso, seria minimizar el crecimiento de la planta, de forma que el consumo de agua también lo haga. Para esto, dejaremos de suministrarles abono dos semanas antes de partir, y unos días antes, procederemos a arrancar todas las flores y capullos que esta tenga, ya que el mantenimiento de estas, requiere mucha agua.

Y por ultimo, tenemos el tema del riego, podría parecer una buena idea, poner los tiestos en recipientes llenos de agua, pero esto solo haría que las raíces se pudriesen, así que descartaremos esta técnica, que solo conduciría a nuestras plantas a una muerte segura.

Lo primero que haremos es un buen acolchado, que consiste en cubrir la tierra con piedras o corteza, minimizando así las perdidas de agua por evaporación, ya que los rayos solares no inciden de forma directa en la tierra y las elevadas temperaturas ambientales no afecten de manera directa.

Una vez hecho esto, os recomiendo dos técnicas, usaremos la primera para escapadas más cortas y la segunda para escapadas más largas.

-Gotero casero: Consiste en hacerle un agujero en el tapón a una botella de agua, y enterrar unos cinco centímetros de botella con el tapón puesto y llena de agua. De modo que poco a poco, vaya suministrándole agua a la planta. Recomiendo que semanas antes hagáis distintas pruebas para ver su funcionamiento.

-Cordón de algodón: Esta técnica se suele utilizar en escapadas mas largas, ya que el tamaño del recipiente puede ser tan grande como queramos, en función de los días que vayamos a estar fuera. Para ello solo necesitamos un cordón de algodón y un recipiente lleno de agua. Introducimos uno de los extremos del cordón dentro de la tierra y el otro dentro del recipiente, de modo que el cordón absorberá el agua y la transportara a la tierra.

Espero que os haya sido de utilidad y que a la vuelta de las vacaciones, tengáis las plantas bonitas y relucientes.

Trucos para minimizar el consumo de agua durante el verano

Si tienes plantas en el jardín sabes que cuidar plantas es una de las tareas más gratificantes que hay, pero también es una actividad que puede llegar a consumir una gran cantidad de agua. Por eso te presentamos algunos trucos para gastar menos agua en el jardín, a la vez que ahorramos unos euros.

Ahorrar agua en el jardín

¿Cómo ahorrar agua en el jardín?

Con la llegada del verano es cuando las plantas requieren más cantidad de agua, aquí tenéis unos trucos para minimizar el consumo de agua durante el verano.

1º – Riega las plantas durante la noche, así minimizarás la cantidad de agua que se evapora por el calor.

2º – Protege el jardín del viento con muros, vallas, setos, etc. El viento reseca el suelo y las plantas.

3º – Agrupa las plantas por especies según el agua que necesiten, así optimizarás el agua del riego.

4º – Coloca las plantas que más agua necesiten en los bordes del césped.

5º – Coloca acolchado (mulching) en la base de las plantas con el fin de evitar que crezcan malas hierbas que absorberán el agua de tus plantas y a la vez mantener la tierra húmeda por más tiempo. Puedes utilizar hojas secas de jardín.

6º – Instala un sensor de lluvias que interrumpirá el riego automático cuando llueva.

7º – Elige el sistema de riego más adecuado. El sistema por goteo suele utilizar un 20% menos agua para regar una superficie que el riego por aspersión. También tiene una eficiencia mayor que el sistema de aspersión, donde se desperdicia más agua.

8º – Vigila que tu sistema de riego no tiene roturas o fugas de agua. Revisa la manguera y las válvulas para detectar cualquier daño.

 

 

Plantas de bulbo para el verano

Las flores procedentes de bulbos son las más seguras. Siempre salen, porque cada bulbo cuenta ya con su principio de crecimiento floral. Igual que los famosos bulbos de primavera, están los bulbos de floración estival, (dahlias, azucenas, nardos, gladiolos, etc.)

bulbos verano

En el mercado encontrarás gran variedad de estos bulbos, lo importante a parte del precio, es fijarse que estén sanos, que no posean hongos ni estén dañados. Cuanto más grandes sean mejor, significará que están listos para florecer, pues un bulbo pequeño apenas dará flores.

Los bulbos se pueden cultivar en contenedor o en el propio suelo del jardín, sin embargo, hay que tomar una serie de actividades para adecuar el terreno.

1º Preparar el suelo: extender sobre el terreno destinado al macizo de bulbos una generosa capa de mantillo desinfectado y entrecavarlo con el suelo. No conviene que la tierra esté dura a la hora de plantar bulbos.

2º Plantar en el suelo: la separación ideal es entre 10 y 20 cm. Colocar delante los ejemplares más pequeños, como oxalis o dalias mini, y detrás las gigantescas dalias cactus, los gladiolos, etc.

3º Plantar en recipientes enterrados: con este sistema se facilita mucho la tarea de desenterrar para guardar los bulbos en otoño. Por regla general, la profundidad de plantación es el doble del tamaño del bulbo.

Una vez plantados, hay que ubicarlos en un lugar iluminado y regar cuando la tierra esté seca, con cuidado de no encharcar el terreno, pues todos los bulbos son muy propensos a pudrirse en terrenos demasiado húmedos.

Siendo que la temporada ya está muy avanzada, puedes adquirirlos en los centros de jardinería y viveros en flor, perfectos para los más ansiosos que deseen flores rápidamente, no dudes en comprarlos, al año siguiente volverán a florecer y a llenar de color tu jardín, terraza o balcón.

 

Eliminar malas hierbas de las baldosas

Nadie quiere malas hierbas entre las baldosas de un hermoso patio. Desde principios de la primavera aparecen malas hierbas en cualquier rincón, incluso en los sitios menos insospechados. Toma medidas adicionales para controlar las malas hierbas.

baldosas con malas hierbas

¿Cuáles son las malas hierbas?

Las malas hierbas son todas aquellas plantas que aparezcan por si solas en un lugar  determinado.  ¿Qué es una planta no deseada? lo que para uno es una planta no deseable, para otro es deseable. Aunque por lo general, hay plantas de que por lo general podemos deficinir por la  mayoría de la gente como malas hierbas.

Las malas hierbas de semillas

Las malezas de semillas son a menudo las plantas anuales que se propagan rápidamente. Estas producen gran número de semillas pero son fáciles de controlar. Tan sólo con un azadón suele ser suficiente para eliminar y evitar estas malas hierbas.

Entre ellas Stellaria, Chenopodium album y Poa annua.

Las malas hierbas de raíz

Las malas hierbas de raíz tienen tallos subterráneos, por lo que son difíciles de eliminar ya que salen una y otra vez.

Los ejemplos de las malas hierbas de raíz son Aegopodium podagraria, cola de caballo (Equisetum arvense), Carduus arvensis y la ortiga (Urtica).

Evitar las malas hierbas de entre las baldosas

Elije baldosas grandes. Las baldosas pequeñas tienen más recovecos y, por lo tanto, más espacio para las malas hierbas. Coloca arena polimérica entre las baldosas. Las malas hierbas no obtendrán espacio suficiente y esta arena evitará que salgan hierbas gracias a su compacidad.

Trucos para eliminar las malas hierbas entre las baldosas

  1. Si te es difícil eleimnar las malas hierbas entre las grietas, hay un truco infalible, basta con echarles agua hirviendo, al rato estarán todas las malas hierbas sueltos entre las baldosas y por lo tanto es fácil de quitar.
  2. Para evitar que salgan, echa sal a las juntas de los ladrillos, la sal evitará que salgan plantas, y matará las que hayan salido, pero recuerda que  la sal no toque o llegue a las otras plantaciones o acabarás con ellas también.
  3. Otro truco es mezclar vinagre con una pizca de detergente. Si se vierte esta mezcla sobre las hierbas acabarás con ella, pero evita que llegue igualmente a otras plantas

 

¿Tiene usted un buen consejo para prevenir o controlar las malas hierbas? Háganos saber en los comentarios!