El primer ataque de pulgón

Cada año llega puntual. Con el buen tiempo llega el ataque del pulgón que en unos pocos días, como no controlemos a nuestras plantas, sufrirán su ataque con el peligro que conlleva, pues son portadores de multitud de enfermedades y virus.

Ataque de pulgón en una flor

Se trata de una de las plagas más insistentes e incómodas, aunque sólo en casos especiales, de fuerte infestación, el pulgón llega a convertirse en peligroso para las plantas del jardín. No así para las del huerto, que prácticamente pierden todo su valor de estética y consumo produciendo grandes problemas.

Es casi imposible librarse del ataque primaveral de cualquiera de los géneros y especies de pulgones que gustan de nuestras plantas cultivadas. Estos pulgones, que chupan la savia de hojas y tallos jóvenes, pueden ser al menos controlados con un caldo casero, compuesto con un litro de agua, un par de cucharadas de jabón neutro en escamas y otro par de alcohol de 98º. Rociando con esta mezcla las hojas, los pulgones huirán.

Si no, en el mercado, encontrarás estupendos productos fitosanitarios, a base de insecticidas sistémicos. Utilízalos con mochila pulverizadora a la caída de la tarde.

 

 

Conoce más sobre el autor en su