La poda del rosal

La poda del rosal es una labor indispensable para que estas plantas se desarrollen y florezcan en abundancia. Sin embargo no vale cortar por dónde queramos, hay que seguir una serie de normas.

La poda del rosal

Antes que nada la poda se ha de realizar fuera de época de heladas, una vez haya pasado el peligro de que una temperatura inferior a 0ºC mate a las yemas o brotes jóvenes, ya que después será muy difícil que la planta se recupere.

La época más favorable para efectuar la poda es principios de marzo, pudiéndose retrasar 10- 15 días en las zonas de clima más frío. Puede que las yemas superiores hayan brotado, pero no las de la parte inferior, que brotarán en cuanto efectuemos la poda.

Dependiendo del tipo de rosal que cultivamos se debe realizar una u otra poda.

Los rosales de flor, se deben podar todos los años, si no se podan, surgirán una gran multitud de brotes desde el pie, y las flores que saque serán pequeñas y sin valor ornamental. Por lo general se debe prestar gran atención al rejuvenecimiento de la planta, suprimiendo las ramas más viejas, pero dejando la estructura, para ellos selecciona las ramas más vigorosas y corta por encima de la primera yema.

Los rosales de pie alto o trepadores, se aplican los mismos principios que para los rosales de pie bajo, pero procurando en todo momento que la disposición de las ramas esté uniformemente distribuida y puedan ser guiados por una espaldera.

Los rosales paisajistas o miniatura, al igual que el resto de rosales la poda se basará en una limpieza de ramas y flores secas y conseguir una planta de porte regular, suprimiendo dos o tres centímetros la parte superior en todas sus ramas.

En general la poda será proporcional al vigor de la planta y de las ramas que lo constituyen; así pues una rama vigorosa podrá mantener 4 o 5 yemas; por el contrario, una rama débil se le dejará una o dos yemas, dependiendo de cuál es la yema que mira hacia afuera.

Tareas del mes de octubre, belleza de otoño

Follajes del color del fuego, vistosas bayas, flores…el otoño se abre paso llevando a los jardines su inigualable espectáculo natural. En octubre, las tareas de los jardineros se multiplican: es tiempo de abonar, podar, obtener esquejes, plantar los bulbos de primavera y cosechar el huerto.

tareas de octubre

Plantas de flor

Prolongar la floración de crisantemos, anémonas, ásteres, dalias es posible si se les aporta un fertilizante rico en potasio. Elimina las flores marchitas, entutora los tallos más altos si hiciera falta, y mantén a raya las malas hierbas.

Conviene abonar y acolchar las plantas de jardín para que soporten bien el invierno. En las regiones donde empieza a hacer frío ya es momento de proteger las raíces de las plantas más sensibles con mulching de materia orgánica: corteza de pino, paja limpia… el riego también debe disminuir, a menos que no llueva.

Ya se pueden enterrar los bulbos de primavera si quieres tulipanes, jacintos, narcisos, muscari, crocus… en primavera ya es momento de plantar los bulbos en tu terraza o jardín. Te resultará más fácil con un plantador de bulbos

Árboles

el aceite mineral impide que las plagas que van a entrar en período de latencia, puedan desarrollarse más adelante. Se aplica una vez que se han cepillado el tronco y las ramas. Es importante repetir el tratamiento en invierno y a principios de la primavera para que sea más eficaz.

Setos

La última poda del año Si no has recortado los setos en septiembre ya no dejes de hacerlo este mes, antes de que el frío comience  a hacer acto de presencia. Lo mismo los arbustos topiarios de boj y tejo. Se puede ayudar a los ejemplares a recuperarse enseguida con abonado y riego.

Este mes también es muy adecuado para crear una pantalla vegetal mediante un seto de cupresáceas u otras perennifolias.

 

Selección de plantas: Las rosas

Las rosas comenzaron a cultivarse hace miles de años, ya los egipcios o los romanos cultivaban esta planta por sus apreciadas flores y su delicioso aroma; y es que las rosas son nativas de las regiones templadas del hemisferio norte, por lo que es normal que se fijarán en su potencial.

Rosas-3

El aroma de las rosas

Es especialmente dulce aroma de rosas, a veces tan fuerte que es casi embriagador, que profundiza y apela directamente a nuestros sentimientos, y es que su aroma estimula muchos sentimientos, sobre todo el amor.

La fragancia de los pétalos de rosa se emplea desde hace mucho tiempo, ya que tenía mucho usos, por ejemplo en la corte se empleaba su aceite para frotar la piel con ella o para embalsamar los cuerpos con él. Y no fue hasta la Alta Edad Media cuando se descubrió en el Oriente Medio que la fragancia de las rosas también se podía ganar a través de la destilación.

Tanto fue su uso que algunos países comenzaron a cultivarla para extraer su aroma, la más conocida es la Rosa × damascena ‘Trigintipetala’ que se cultiva principalmente en Bulgaria y Turquía, en grandes producciones convirtiéndose en una de las bases de la economía de estos países. Para que os hagáis una idea de la cantidad de rosas que se necesitan para extraer 1.5 litros de aceite puro de rosa, se necesitan aproximadamente 8 millones de flores de rosa. De ahí que el aceite de rosa sea un producto tan caro.

rosas-2

Diferentes tipos de rosas fragantes

En términos de olor no son mejores que los rosas antiguas o «históricas», especialmente variedades descendientes de las famosas rosas francesas (Rosa gallica), la rosa mosqueta (R. moschata) y la rosa japonesa (R. rugosa). Sin embargo sólo poseen una floración o dos al año y son bastante propensas a las enfermedades. Algunas de los mejores son: «Belle de Crécy (rosa roja), ‘Blanc doble de Coubert’ (blanca),» el cardenal Richelieu «(púrpura) y tal vez la más fragante, ‘Madame Isaac Pereire’ (lila).

Otras rosas con mejor resistencia a las enfermedades y fragantes son las rosas modernas de David Austin, como ‘Charles Austin’ (amarilla / albaricoque), «Héritage» (rosa pálido) y ‘Graham Stuart Thomas’ (amarilla). Otras rosas modernas son, por ejemplo. «Duftwolke ‘(rosa),’ fragante Delight’ (salmón), «Frisia» (amarillo) y «Prima Ballerina»(oscuro). O las rosas trepadoras aromáticas que incluyen variedades tan apreciadas como  ‘New Dawn’ y ‘Zéphirine Drouhin, ‘Maigold’ y ‘Golden Showers’.

rosas

Hay otras rosas de flor sencilla y dobles, Cuanto más pétalos, más aroma. También hay rosas de larga floración, que florece una  y otra vez, es decir de floración repetida (Reflorecientes), trepadoras, rastreras, arbustivas y paisajistas.  Por lo que existe una enorme variedad de rosas para jardín, desde especies enanas a gigantes. Además se puede utilizarlas rosas para cubrir paredes, pérgolas o crear setos impenetrables.

Hay rosas como la rosa mosqueta (R. rubiginosa) cuyas hojas verdes tienen aromas (sobre todo a manzana) o rosas de flores verdes (R. ‘Viridiflora’). Además muchas rosas dan después de florecer hermosas frutos (de color rojo a naranja y de marrón a incluso negro).

Consejos para el cultivo y poda

Las rosas se pueden cultivar en maceta en climas suaves, sólo si hiela a menudo no conviene pues las raíces se pueden congelar, además pueden durar muchos años. El mejor momento para cultivar rosas es en invierno cuando vienen  a raíz desnuda o en maceta durante todo el año.

Para podarlas hay que hacerlo durante su parada vegetativa, es decir, cuando no tienen hojas. Ahora es buen momento para hacerlo cortando siempre por encima de una yema , dando un corte oblicuo en la dirección de la yema.

 

Poda de rosales

Nuestro amigo Pepe Plana ha comenzado a subir sus vídeos de jardinería que veíamos en la tele al Youtube, una fantástica idea que estamos encantados de promocionar y enlazar para que todos nuestros lectores puedan disfrutar de su sabiduría.

En el vídeo de hoy nos hablará de la poda de los rosales que tenemos pendiente y que debemos de realizar ¡YA! . en breves brotarán si no lo han hecho ya.

Pepe Plana nos enseña cómo lo haremos en el caso de rosales bajos, arbustivos y antiguos.  La poda de los rosales es una de las labores más importantes en el mantenimiento del jardín. Si no podas tus rosas, envejecerán con rapidez y se volverán feas e improductivas. También abonamos y acolchamos el macizo.

Si quieres conocer más sobre el autor:

Podar los rosales paso a paso

Llegó el momento: haber podado las rosas antes o en pleno invierno hubiera sido una temeridad, ya que las plantas se hielan de arriba abajo y las yemas que se respetan deben llegar todas a buen puerto para florecer sin rémoras.

Podar los rosales paso a paso

Rosales bajos:

Lo ideal es que este tipo de rosales, generalmente portadores de grandes rosas híbridas de té, cuenten con tres ramas principales de las que parten ramas secundarias a las que hay que dejar tres yemas.

Rosales trepadores:

Dejar solamente las guías principales seleccionadas para cubrir el paramento vertical de turno, y suprimir todas las ramas, dejando talones (trozos de rama) con dos yemas.

Rosales arbustivos:

Normalmente no se selecciona el ramaje principal a respetar de estos grandes rosales, sino que se deja todo, cortando toda la copa del ejemplar un tercio de su desarrollo, es decir, se dejan dos tercios, por donde formará nuevas agrupaciones de rosas.

Esquema de poda de rosales

Poda de rosales

Para mas información visita este artículo:   Como podar los rosales

Conoce más sobre el autor en su

Poda de frutales

La poda es una práctica imprescindible para que los árboles frutales se mantengan sanos, se formen y se desarrollen de forma adecuada y sean productivos. Pero es una tarea tan importante como delicada, y por ello es conveniente conocer los distintos tipos de poda y algunas normas generales acerca de la técnica de podar.

Podar frutales

No hay un manual que explique los misterios de la poda de los árboles frutales porque cada frutal es diferente y también lo son sus exigencias; además, existen muchas opiniones distintas al respecto y podría decirse que cada experto sobre el tema aplica su propia técnica. A pesar de ello, no es difícil introducirse en la materia sis se entiende la finalidad de la poda y se conocen unas cuantas normas generales que pueden servir de orientación y de gran ayuda para el aficionado.

Tipos de poda

Existen tres tipos de poda esenciales que se practican según la edad del árbol: la de formación, la de producción y la de rejuvenecimiento.

  • Poda de formación

Se practica cuando el árbol es joven pero ya tiene el vigor suficiente para resistir la operación. Es la que da la forma definitiva al árbol y establece las ramas principales y su orientación. Existen diversas modalidades de este tipo de poda; unas siguen la forma natural del árbol (común en los huertos y jardines de aficionados) y otras fuerzan el crecimiento de las ramas en sentido casi horizontal (común en la fruticultura industrial).

  • Poda de producción

Pretende conseguir la máxima producción de frutos de los árboles que ya están formados. Es más intensa en los ejemplares débiles, y más ligera en los vigorosos.

  • Poda de rejuvenecimiento

Pretende prolongar la vida productiva del árbol evitando el agotamiento y fomentando el desarrollo de nuevas ramas fructíferas. Se realiza a comienzos de la primavera, cortando gran parte de la madera vieja.

Además de estas podas básicas, existen otras modalidades, como la poda terapéutica ( se cortan las ramas enfermas o rotas para evitar que el árbol enferme), la poda de aclareo ( se cortan las ramas que sobran o que se cruzan sobre otras o impiden el paso de la luz al interior de la copa) y la poda de acortamiento (se cortan las ramas que han crecido demasiado y desequilibran la forma general del árbol).

Una rama no puede cortarse de cualquier modo. Además de limpio, el corte debe realizarse controlando la distancia, la inclinación y la dirección. Un corte incorrecto puede convertirse en un foco de infecciones.

Poda correcta

Las formas A, B y C son podas mal hechas, la forma correcta de podar las ramas es la D, que tiene un angulo correcto a la última yema.

Conoce más sobre el autor en su

Esculturas verdes, el arte topiario

La poda ornamental o arte topiario se remonta a tiempos de los romanos. A capricho o según las leyes de la geometría, modelar especies vegetales da pie a verdaderas esculturas.

Setos recortados en forma de cono

Desde que los romanos la iniciaran con gran entusiasmo, la poda ornamental de arbustos y árboles ha tenido muchos adeptos, sobre todo en el siglo XVII, en el que los jardines formales estaban organizados en espacios fuertemente arquitectónicos y geométricos constituidos por especies recortadas.

Actualmente, permite incorporar al jardín un toque caprichoso, original según dicte la imaginación, o evocar elementos clásicos de épocas pasadas. Representa básicamente un estilo formal de jardinería en el que el jardinero modela a su antojo especies vegetales susceptibles de resistir sucesivos recortes.

Las especies apropiadas

No todas las plantas sirven para este tipo de jardinería. Las claves son:

Adquirir aquellas que admitan recortes sucesivos y se recuperen rápidamente de la poda.

Elegir especies de hoja pequeña y crecimiento denso, para que al recortar no se produzcan huecos y zonas discontinuas.

• Comprar preferentemente plantas de crecimiento lento pero que exhiban gran cantidad de yemas latentes; así, si se marchita algún brote, se puede podar hasta la yema, que crecerá bien ocupando el lugar vacío.

• Utilizar especies que presenten mayor resistencia a plagas y enfermedades.

Setos recortados

El tejo (Taxus baccata), el boj (Buxus sempervirens), el acebo (Ilex aquifolium), el laurel (Laurus nobilis) reúnen estas condiciones y se cuentan entre las plantas más utilizadas. También se usan la Lonicera nitida, el mirto (Myrtus communis), el Ligustrum ovalifolium, el ciprés (Cupressus sempervirens), el romero (Rosmarinus officinalis), etcétera. El jazmín chino (Trachelospermum jasminoides) admite bien la poda y se adapta a los soportes, de modo que también se emplea actualmente; pero no hay que podar antes de la floración primaveral para no perder las flores. Si se trata de guiar una planta por soportes con formas, la hiedra (Hedera helix) es ideal.

Normalmente la formación de un arbusto ornamental requiere varios años para consolidarse, por eso requiere constancia.

 Arte topiario con diferentes formas

El emplazamiento en el jardín

Para crear un elemento topiario en el jardín es conveniente ubicarlo a resguardo del viento, en un espacio muy luminoso para asegurar un crecimiento sano y equilibrado. Debe estar exento para así poder acceder con facilidad a todas sus partes. Si se utilizan formas aisladas, el entorno deberá ser sencillo porque son figuras muy atractivas: en una pradera o zona de grava resaltarán.

Por otra parte, tanto si se cultiva el ejemplar en el suelo del jardín como si es en maceta, el sustrato debe ser rico y con buen drenaje.

 

Las técnicas

• Un principiante debería elegir plantas pequeñas y realizar formas sencillas. Son más fáciles las figuras con curvas que con ángulos y aristas muy marcadas.

• Podar siempre de arriba a abajo y desde el centro al exterior, dando vueltas alrededor de la figura para verificar el equilibrio y la armonía.

• Se necesita paciencia, habilidad y precisión.

No hay que apresurarse al principio del conformado. Hay que tener cuidado de no provocar asimetrías, por lo que conviene utilizar niveles, cuerdas, patrones y cualquier elemento que sirva de guía en los cortes.

• La frecuencia del recortado dependerá de la velocidad de crecimiento de las plantas.

• Hay que vigilar las heridas del corte.

Podar, pinzar y aclarar las hortalizas en junio

Las plantas que fuimos plantando habrán pegado ya un estirón e incluso algunas habrán sacado las primeras flores, llega la hora de pinzarlas o aclararlas, pues lo que nos interesa ahora es que crezcan y  vayan tomando altura. Si alguna no arraigó es un buen momento para reponerlas, aunque tardarán algo más en dar fruto.

Podar, pinzar y aclarar

Podar las alcachofasPodar las alcachofas

En estos momentos, seguro que ya quedan muy pocas alcachofas (Cynara scolymus) en el trozo de huerto destinado a cultivos estables. Y las que resten estarán duras porque subirán a flor en pocos días. Ha llegado el momento de la poda, que debe ser severa, respetando los hijuelos basales y algunas hojas grandes para que no falte alimento en ningún momento.

 

Pinzar los tomatesPinzar los tomates

En el huerto, todo va más deprisa de lo que parece. Los tomates (Solanum lycopersicum) que plantaste el mes pasado, ya han crecido hasta el metro de altura y piden ser pinzados, es decir, piden que elimines con las yemas de los dedos sus ápices terminales para que no crezcan más en altura. Además, si observa que han dado demasiados ramilletes de flores, suprime algunos.

 

Aclarar las berenjenasAclarar flores de las berenjenas

Las berenjenas (Solanum melongena) son frutos grandes y en algunos casos enormes, que en muchos casos desgarran y tiran al suelo (encaman) a sus plantas portadoras. Para que cada una sólo produzca las piezas soportables, hay que aclarar las flores ahora, dejando por ejemplo media docena por ejemplar.

 

 

Conoce más sobre el autor en su