Rosquillas verdes y grises

Aprovecho para hablaros sobre una plaga muy común en las plantas herbáceas, en las que me ha aparecido en mis plantas estos días. Se trata de orugas de un tipo de mariposa comúnmente llamadas noctúlidos.

Rosquillas verdes y grises

Estas orugas se alimentan de hojas y flores, e incluso de los tallos más débiles y tiernos cuando acaban con las hojas. Son bastante conocidas en agricultura por dañar numerosos cultivos de hoja como las lechugas, pero en el jardín también atacan a todo tipo de plantas de hojas carnosas y frescas.

Son fáciles de localizar los daños que estos insectos provocan, ya que se puede observar como las hojas están comidas desde el borde con un corte característico. Cuidado de no confundirlo con las babosas o caracoles, ya que estos últimos dañan las hojas haciendo agujeros en el centro de la hoja, y no desde el borde como lo hacen los noctúlidos.

Estas orugas tienen hábitos nocturnos, por lo que la máxima actividad la presentan en el ocaso. Aún así, con mucha paciencia podemos llegar a encontrarlos pegaditos a los tallos o en el envés de las hojas camuflados.

No es tarea fácil localizarlos pues al ser de color verde se confunden con las hojas de las plantas y además estos insectos se quedan paralizados al notar movimientos en la planta. Lo que dificulta su búsqueda.

Si las encontramos en una maceta, la solución es sencilla, bastará con buscarlos y quitarlos a mano. Sin embargo, si es en un jardín, la cosa se complica, ya que no sabemos de dónde vienen estas orugas por lo que hay que recurrir a plaguicidas químicos.

Un remedio natural es emplear el jabón de potasa, un buen aliado para la mayoría de las plagas. Ya que los insectos respiran a través del abdomen tapando la pulverización de  jabón de potasa los orificios por donde respiran, matando a la mayoría de ellos. Las proporciones más empleadas son 2 ml de jabón por cada litro de agua.

Otra solución es emplear insecticidas biológicos, combatiendo directamente contra los insectos con bacterias, que poseen proteínas tóxicas para las larvas de los insectos, cuando estos se alimentan de las plantas que han sido rociadas con bacterias.

 

Conoce más sobre el autor en su 

Tus enemigos, siempre a raya (1)

Como recordarás tus enemigos en el jardín son varios, desde insectos, a hongos como condiciones del clima. Por eso, una vez conocidos te dejamos toda la información para que los mantengas a raya.

Mantenlos a raya

PulgonesPulgones

  • Reconócelos: verdes, amarillos o negros, son diminutos insectos con forma redondeada. Sólo los machos poseen alas y las hembras aparecen en masa, como una sombra en los capullos y brotes tiernos de rosales, adelfas, hibiscus, prunus, etc.
  • Contrólalos: puedes recurrir a un efectivo y ecológico ahuyentador a base de disover en un litro de agua un par de cucharadas de escamas de jabón neutro y dos cucharadas de alcohol. Pulveriza tus plantas con la mezcla.

 

oidioOidio

  • Reconócelo: es la más conocida y visible enfermedad fúngica o producida por hongos. Se muestra como un polvillo blanco que cubre las hojas de tus arbustos y vivaces, sobre todo evónimus, rosales, crisantemos, begonias…
  • Contrólalo: el mejor método para que el oidio no se presente es no mojar las hojas al regar. Evita la aspersión y opta por el goteo.

 

 

Araña rojaAraña roja

  • Reconócela: como todos los ácaros, la araña roja es un pequeñísimo arácnido, no perceptible a simple vista, que chupa la savia de los brotes tiernos de las parras, fucsias, aligustres y muchas más especies, dejándolas sin brillo y vigor.
  • Contrólala: resulta muy efectivo para ahuyentar a los ácaros mojar las plantas. En contacto con el agua, esta plaga suele desaparecer de inmediato.

 

CaracolesCaracoles

  • Reconócelos: con sus clásicos caparazones en forma helicoidal, pertenecen a la familia Helícidos, los caracoles, babosas y limacos aparecen en días soleados tras una lluvia y durante las noches, para hacer estragos en tu huerto y jardín.
  • Contrólalos: instala unas cuantas hojas de lechuga hervida junto a tus macizos de flores, hortalizas, etc. Los caracoles adoran este manjar y por la noche, cuando se encuentren en pleno festín, sorpréndelos y llévatelos a otro lugar.

 

CochinillasCochinillas

  • Reconócelas: son como lapas de pequeño tamaño que clavan sus aguijones en las hojas y tallos de las plantas para succionar su savia. Son inmóviles y acorazados y su erradicación es muy difícil.
  • Contrólalas: prepara alcohol de ginebra a base de mezclar a partes iguales agua y ginebra. Con un algodón, moja a las cochinillas que se despegarán de la planta.

Tus enemigos, siempre a raya

Si quieres conocer más sobre el autor:

Plagas y enfermedades de los rosales

Los principales enemigos de los rosales son los pulgones, a veces las arañas rojas  o las cochinillas, por lo que respecta a los animales; por las enfermedades provocadas por hongos, la enfermedad del ‘blanco’ causado por el oidio, la enfermedad de las manchas negras causada por la Marsonia y la Roya.

Plagas y enfermedades del rosal

Los pulgones aparecen muy pronto en primavera, desde abril, sobre los brotes jóvenes, en los que provoca que las hojas se arruguen; un poco más tarde sobre los capullos, a los que puede hacer abortar. Es necesario comenzar los tratamientos antipulgones desde la aparición de estos insectos, pues se multiplican con una increíble rapidez. La mayoría de los insecticidas del comercio tratan contra los pulgones y al mismo tiempo contra las cochinillas o larvas producidas.

Las arañas rojas, cuya presencia se detecta con una lupa en la cara inferior de las hojas, principalmente en tiempo seco, causan el amarilleo de las hojas y su caída. Se distinguen muchas veces simultáneamente las larvas anaranjadas y las adultas rojas.

Las cochinillas o kermes se presentan bajo  el aspecto de pequeños escudos céreos o grises colgados en las ramas. En caso de ataque grave provocan el debilitamiento de los rosales.

Los tratamientos contra los pulgones deberán tener lugar cada 15 días.

El tratamiento contra las enfermedades causadas por hongos son más eficaces preventivamente que curativamente. Deben, pues, comenzar pronto y sucederse frecuentemente para cubrir las hojas jóvenes a medida que vayan desarrollándose. lAs enfermedades más comunes son:

  • La enfermedad del blanco (oidium) despide un polvo blanco grisáceo sobre las primeras hojas y los capullos. Los productos eficaces son a base de azufre.
  • La enfermedad de las manchas negras (Marsonia) forma en la cara superior de las hojas manchas difusas, redondeadas, negro violáceo. Esta hace que se caigan las hojas y los rosales queden defoliado.
  • La roya forma manchas más pequeñas, más angulosas y más numerosas, también en la cara superior de las hojas; luego genera pequeñas manchas anaranjadas que pululan en el envés de las hojas. Su afección hace que las hojas amarilleen y caigan.

Todas ellas se tratan con productos fungicidas, siendo difícil su eliminación.

 

Conoce más sobre el autor en su 

Trata ahora el estanque frente a las algas

Los estanques están en pleno auge, sin embargo debido al aumento de radiación pueden aparecernos las indeseadas algas.

 Trata ahora el estanque frente a las algas

Desde principios de primavera te lo venimos recordando: trata tu estanque con regularidad, para que no proliferen las incómodas y peligrosas algas filamentosas, que ahogan tus especies acuáticas y pudren el agua.

Son fáciles de ver a simple vista, creciendo sobretodo en las proximidades de la superficie agarrándose y liándose a cualquier planta, piedra o ramita que flote en el agua. Para eliminarlas utiliza únicamente algicidas biológicos, que además permiten la vida de los habitantes de su estanque, como esta graciosa ranita.

El alga que aparece con más frecuencia es el pan de rana, que aparece cerca de la superficie creando masas muy densas, en las que a menudo usan las ranas para descansar y tomar el sol, sin embargo si esta alga crece demasiado puede a llegar a ser mortal, no sólo para las plantas que viven bajo de ella, sino también para la fauna del estanque, ya que llega a ser tan densa que puede atrapar e inmovilizar las ranas bajo del agua, produciéndoles la muerte.

Así que no lo dudes, elimínala manualmente en cuanto aparezca o emplea un algicida biológico para no dañar al resto de vida de tu estanque.

 

Conoce más sobre el autor en su 

Controla ahora a los enemigos de tu huerto

La oruga de la col (Pieris brassicae) puede devorar un colinabo, apio, coles de bruselas, etc. en pocos días, aunque lo cierto es que su manjar favorito son las coles (Brassica oleracea). En abril, no sólo estas orugas, que puede combatir con piretroides biológicos, son azote en el huerto, también todas estas plagas que hay que controlar.

Controla ahora a los enemigos de tu huerto

Gusanos blancosGusanos blancos. Los gusanos blancos (Melolontha melolontha) son larvas de escarabajos. No son demasiado peligrosos en España, donde la especie más abundante es el gusano cabezudo (Anoxia villosa). Tienen una vida larga: 3 ó 4 años antes de convertirse en adultos. Los gusanos viven en el suelo y se comen las raíces de gran número de especies hortícolas (plaga polífaga). Su combate pasa por mantener cavado y mullido el terreno, extrayendo a mano los individuos que queden al descubierto.

 

NematodosNematodos. Los nematodos o nemátodos, son gusanos redondos (Nematelmintos) que componen multitud de géneros, especies y variedades. Viven en el suelo y son microscópicos. Se conoce su presencia e infestación por los daños causados a los vegetales, que casi siempre consisten en perjuicios radiculares (deformaciones). Sólo se puede controlar con una meticulosa limpieza de herramientas para no transmitirla de un cultivo a otro, y no repetir cultivo en parcelas invadidas.

 

OtiorhynchusOtiorhynchus. Otiorhynchus sulcatus es una de las plagas en efervescencia en España. Este Coleóptero de la familia Curculiónidos, de adulto es realmente dañino para un gran número de plantas ornamentales, así como para muchas hortícolas. Se alimenta tanto de las hojas como de las raíces, y su presencia es detectable por las mordeduras circulares y simétricas en los bordes de las hojas. Su tratamiento pasa por la eliminación a mano de los escarabajos, y el tratamiento con productos antiinsectos del suelo.

 

Mosca blancaMosca blanca. La mosca blanca (Trialeurodes vaporariorum y Aleurothrixus floccosus) es una pertinaz plaga perteneciente a la familia Aleiródidos. Es muy polífaga, pero resulta especialmente virulenta con todas las especies de cítricos cultivados en España y muchas especies ornamentales. Es similar a las cochinillas en estado larvario. El tratamiento de elección es a base de insecticidas sistémicos, que la planta asimila, con el principio activo dimetoato.

 

 

 

Conoce más sobre el autor en su 

Las plantas autóctonas, perfectas para librarse de plagas

Del mismo modo que cogiste una buena gripe el invierno pasado, te quemaste con el sol en tus primeros días de playa este verano o de vez en cuando te arreas un buen golpe que te duele unos cuantos días, a las plantas de tu jardín les acechan un buen número de peligros.

plantas autóctonas libres de plagas

Reconocerlos es vital para un buen aficionado como tu, que además cuenta con una serie de recursos a su alcance para mantener a raya a orugas, pulgones, caracoles, heladas fuertes, calor excesivo, sequía, encharcamiento…

Como norma general, siempre que puedas recurre a las plantas autóctonas, es decir, las que crecen naturalmente en tu entorno; son las que menos enemigos tienen.

Además, es más probable que los pájaros y otros miembros de la fauna silvestre se sientan atraídos por un jardín que tiene muchas plantas autóctonas, en especial si son árboles y arbustos, que por un jardín de plantas exóticas, y cuantos más pájaros y otros animales haya en un jardín menos plagas habrá. Esto significa que no necesitarás usar pesticidas, porque un jardín autóctono suele ser un jardín saludable.

Algo más a tu favor iahorrarás agua! y, asimismo, si cultivas plantas autóctonas puedes ayudar a conservar nuestro rico patrimonio vegetal. Si todos plantáramos más de estas especies, todo el país se convertiría en una gran reserva natural.

Si quieres conocer más sobre el autor:

Hormigas en el jardín

Si te fijas y ves hormigas en tu jardín, toma precauciones, ya que aunque las hormigas en sí no son perjudiciales para las plantas, si lo son los dichosos pulgones que son ordeñados y protegidos por esas hormigas.

Hormigas en el jardín

Las hormigas en sí no son perjudiciales para las plantas, pero si las ves subiendo por un tronco es que hay pulgones instalados en el árbol o arbusto. Esto sí que es un engorro, ya que chupan la savia de la planta y la debilitan.

Se dice que las hormigas son capaces de transportar a los pulgones de planta en planta sin matarlos, para hacer sus pequeñas granjas de estos indeseables insectos, protegiéndolos y criándolos, estableciendo un vinculo entre ellos. Las dos partes salen beneficiadas ya que los pulgones reciben protección frente a los insectos depredadores y las hormigas alimento que recogen de las gotas de melaza que expulsan los pulgones.

Las hormigas «ordeñan» a los pulgones, que liberan una sustancia dulce de la que se alimentan, de modo que viven en sociedad.  También los rosales o las hiedras son afectadas por los pulgones. Utiliza un insecticida – si es sistématico, mejor – para asegurarte de que hace efecto en toda la planta; en los rosales puedes usar parches antipulgones. Tendrás que repetir el tratamiento cada quince días durante toda la primavera y parte del verano.

Conoce más sobre el autor en su 

Preservar las cerezas de los pájaros

Las cerezas ya están engordando y pronto madurarán, son unos de los frutales más tempranos que tenemos. Así que pronto disfrutaremos de su intenso y sabroso sabor, pero no somos los únicos que esperamos ansiosos las cerezas, pues multitud de pájaros están preparados para dejarnos sin una cereza que llevarnos a la boca, a no ser que tomemos medidas.

Preservar las cerezas de los pájaros

Los pájaros se encuentran exhaustos tras el invierno y necesitan llenar sus buches para reproducirse. Para esto, las cerezas de tu árbol, el que estás mimando y cuidando y además con la boca hecha agua, les vendrá de maravilla. Urracas, mirlos y, sobre todo, estorninos pintos, se encuentran al acecho y si no quieres quedarte sin producción, te aconsejamos que tapes su cerezo.

En el mercado existen multitud de mallas efectivas de fino tamiz, plástica anti pájaros. Para ello deberás cubrir al árbol por completo procurando no dañar las ramas, porque por las heridas podrían entrar los peligrosos hongos Phytophora y Armillaria.

Si no encuentra mallas anti pájaros, puedes optar por los medios tradicionales, colgando de las ramas, bolsas, objetos brillantes o sonajeros, para que se muevan con la ayuda del viento y asusten a los pájaros, aunque no es muy eficaz, salva parte de la cosecha. Aunque si vives cerca de las ciudades, los pájaros están tan acostumbrados a los ruidos que ni se inmutan acabando con todas las cerezas.

Espero que estos consejos te sirvan para deleitarte en poco tiempo de estas sabrosas frutas.

 

Conoce más sobre el autor en su 

Controlar las plagas del mes de Abril

Desde luego, los pulgones son cada temporada las estrellas entre la legión de parásitos que cada temporada acechan al jardín y huerto familiar, pero además, no pierda de vista a los caracoles.

Controlar las plagas del mes de abril

Plagas de primaveraGusano de las frutas. Es un lepidóptero (Laspeyresia pomonella) cuya larva parasita la fruta realizando distintas galerías. La mariposa deposita los huevos sobre las hojas y frutos a finales de mayo o principios de junio. Las orugas colonizan los frutos donde se desarrollan y provocan daños que los devalúan sin remedio. El mejor control es el realizado en invierno, a base de aceite mineral invernal. Ahora, con la fruta cuajada, también vendrá bien un tratamiento insecticida específico.

Insectos beneficiosos. Las tijeretas (Forficula auricularia), del orden Dermaptera, comprenden diferentes especies, muchas de las cuales son ápteras (carecen de alas, y por lo tanto no pueden volar), o bien tienen las alas anteriores modificadas en elitroides.

Normalmente viven bajo piedras o entre la corteza de los árboles. Son omnívoras y saprofitas, es decir que aunque dañen alguna de las hojas de nuestras plantas, también comen multitud de insectos malignos y restos orgánicos en descomposición.

Caracoles y babosas. Resultan muy peligrosos en mayo, porque están muy vitales gracias al calor reinante, y las lluvias que siempre vienen en mayor o menor medida, aún los anima más.

Puede controlarlos mediante trampas de cerveza en tazones a ras de suelo, lechuga hervida o productos helicidas comerciales (cebos).

 

 

Conoce más sobre el autor en su 

El primer ataque de pulgón

Cada año llega puntual. Con el buen tiempo llega el ataque del pulgón que en unos pocos días, como no controlemos a nuestras plantas, sufrirán su ataque con el peligro que conlleva, pues son portadores de multitud de enfermedades y virus.

Ataque de pulgón en una flor

Se trata de una de las plagas más insistentes e incómodas, aunque sólo en casos especiales, de fuerte infestación, el pulgón llega a convertirse en peligroso para las plantas del jardín. No así para las del huerto, que prácticamente pierden todo su valor de estética y consumo produciendo grandes problemas.

Es casi imposible librarse del ataque primaveral de cualquiera de los géneros y especies de pulgones que gustan de nuestras plantas cultivadas. Estos pulgones, que chupan la savia de hojas y tallos jóvenes, pueden ser al menos controlados con un caldo casero, compuesto con un litro de agua, un par de cucharadas de jabón neutro en escamas y otro par de alcohol de 98º. Rociando con esta mezcla las hojas, los pulgones huirán.

Si no, en el mercado, encontrarás estupendos productos fitosanitarios, a base de insecticidas sistémicos. Utilízalos con mochila pulverizadora a la caída de la tarde.

 

 

Conoce más sobre el autor en su