Las 5 mejores plantas para mejorar la memoria

Potencia tus capacidades mentales y mejora la memoria de una forma natural. Estas cinco plantas medicinales favorecen el riego sanguíneo y permiten un mayor rendimiento cerebral.

Muchas veces nos preocupamos de lo que comemos por cuestiones estéticas, aunque cada vez existe una mayor atención en los alimentos que ingerimos por los beneficios que proporcionan.

Dentro de la alimentación también ha aumentado la tendencia de introducir elementos vegetales que son muy saludables por sus innumerables propiedades. Además, parece que nos ocupamos cada vez más de no solo tener un cuerpo sano, sino también la mente.

Un buen rendimiento cerebral, no solo permite evitar ciertas enfermedades, sino además mejorar otros aspectos vitales.

Vamos a nombrar cinco plantas que permiten favorecen el riego sanguíneo y que también mejoran la memoria.

Romero: ya hemos hablado del romero en otras ocasiones, así como de sus múltiples propiedades beneficiosas. Es un antioxidante natural y el aceite de romero es muy utilizado en masajes y terapias naturales. Puedes masajear el cuello, la frente y el cuero cabelludo. También se puede tomar en infusión, poniendo una cucharada de flores de romero en agua hervida.

Hinojo: el aceite de hinojo también se utiliza para dar masajes, de la misma forma que el aceite de romero. Aumenta la sensación de relajación y el flujo del riego sanguíneo. Del mismo modo, también se puede tomar en infusión, hirviendo unas cucharadas de semillas machadas en agua.

Salvia: es otra planta antioxidante que también preserva en las células la acetilcolina, el neurotransmisor del sistema nervioso. Es la molécula responsable de que se produzca el impulso nervioso entre las neuronas. Dos tazas al día de infusión de salvia te servirán para aprovechar sus beneficios naturales.

Tomillo: también hemos hablado del tomillo y de su contenido en flavonoides y vitaminas, que mejoran el mantenimiento de los vasos sanguíneos. Es una planta que también se utiliza mucho en gastronomía, aportando un sabor y aroma especial a tus platos. También se puede tomar en infusión o utilizar como bálsamo. Los baños en agua con infusión de flores de tomillo son muy relajantes.

Ortiga: las hojas de la ortiga tienen una gran cantidad de minerales, además de hierro, calcio, magnesio, fósforo, potasio y varias vitaminas. Es muy recomendable para combatir problemas de anemia o fatiga, además de tener un efecto tonificante que la hacen ser una planta muy recomendable para favorecer el rendimiento mental.

Existen muchos remedios naturales que favorecen la circulación cerebral. Estas cinco plantas son algunas de las que ayudan a prevenir enfermedades provocadas por la falta de riego sanguíneo al cerebro, como la pérdida de memoria o la falta de concentración.

Un adecuado funcionamiento de las transmisiones neuronales no solo influyen en la capacidad cerebral, sino en otras funciones vitales que pueden tener consecuencias negativas en el organismo. Una bajada de defensas, la falta de energía y vitalidad, la escasez de oxígeno en las células, etc., pueden provocar un desequilibrio interior y causar enfermedades o molestias de diferente índole.

Tanto el romero, como el hinojo, la salvia, el tomillo y la ortiga son plantas muy beneficiosas para el buen funcionamiento del cerebro y la memoria. Aunque también otros alimentos muy recomendables por tener propiedades que ayudan al rendimiento mental. Entre ellos se encuentran los frutos secos como las nueces o las almendras, las habas, las ciruelas, los albaricoques secos, la levadura de cerveza, las moras, los aguacates o las espinacas, entre otros.

Debemos recordar que el cerebro también se alimenta de lo que ingerimos y podemos proporcionarles nutrientes necesarios para que se encuentre fuerte, ágil y activo.

Enfermedades más comunes de las plantas

Hongos, virus, bacterias y plagas son los principales causantes de que las plantas enfermen, para lo que se necesitan medidas preventivas y unos cuidados esenciales  para ayudarlas a recuperarse.

 

La mayoría de las enfermedades que afectan a las plantas están provocadas por los hongos, para lo que se utilizan fungicidas que pueden acabar con ellos.
Cuando se trata de bacterias y otros virus, resulta más complicado combatirlos, y la medida más eficaz es la de la prevención.

Las plagas son más comunes en las plantas de exterior, aunque las de interior tampoco están completamente a salvo.

La llegada del buen tiempo y las altas temperaturas suele venir acompañado también de molestas plagas y enfermedades, que con ciertos cuidados se pueden prevenir.

Es conveniente observar la planta para comprobar que no ha sido infestada por los hongos. Hay que podar y eliminar aquellas hojas que se muestren más debilitadas, ya que serán las más indefensas ante los ataques.
También hay que tener cuidado con el riego. Es necesario proporcionar el agua conveniente a la planta. Si no la riegas puede secarse y debilitarse, pero también puede ser contraproducente regarla en abundancia y encharcarla de agua.

Procura mantener la tierra limpia, proporcionándole el abono necesario y eliminando cualquier desecho donde pueden instalarse los parásitos.

¿Cuáles son las enfermedades más comunes en las plantas?
Botritis: se trata de una enfermedad provocada por el hongo Botrytis, que produce un moho de color grisáceo sobre las hojas y las flores. Suele aparecer cuando hay una excesiva humedad, por lo que es recomendable vigilar las plantas del exterior si ha llovido en abundancia.

Pulgón, mosca blanca e insectos escama: otras de las enfermedades más comunes de las plantas es cuando se ven invadidas por parásitos que le chupan la savia. En el caso de la mosca blanca, además segregan una sustancia dulce que atrae otros parásitos como la fumagina o la negrilla.

Virosis y Bacteriosis: hongos, bacterias y virus pueden infestar la planta dejando manchas en las hojas que, en ocasiones pueden producir un mal olor.

Raíces podridas: en algunas ocasiones, un exceso de riego puede provocar que se pudran las raíces, sobre todo en aquellas plantas que requieren poca agua para subsistir. Aunque también existen hongos que afectan precisamente a la raíz y por eso resulta más difícil de detectar a primera vista. Los síntomas más frecuentes son el cambio de color en las hojas, que se tornan más amarillentas y se marchitan rápidamente. En caso de que las raíces de una planta se hayan podrido, resulta muy complicado salvarla y la tierra en la que ha sido plantada también resulta inservible, porque en ella pueden seguir habitando los hongos, que podrían volver a hacer enfermar una planta si se reutiliza.

Tanto si plantas tus propias semillas, como si compras la planta en un centro especializado, es fundamental observar cuidadosamente las hojas para comprobar que n tienen ningún visitante no deseado.
Los viveros y tiendas profesionales se esmeran en el cuidado de las plantas para ofrecerlas sanas al consumidor. Los profesionales te pueden orientar sobre qué medidas preventivas puedes tomar para alejar a tus plantas de posibles enfermedades, así sobre cómo actuar en caso de que haya contraído alguna. Un tratamiento apropiado, realizado a tiempo, hará que tu planta supere la enfermedad y sobreviva.

Aromaterapia, el poder de la naturaleza

Una terapia alternativa y natural basada en los aceites esenciales extraídos de las plantas aromáticas, que resulta beneficiosa para el organismo.

La aromaterapia es una parte de la medicina natural que utiliza las propiedades de las plantas para aportar beneficios saludables tanto en el cuerpo como en la mente.

Aunque el término de aromaterapia es relativamente joven, ya que empezó a ser utilizado en 1935 por el investigador y químico francés René-Maurice Gattefosé, lo cierto es que los aceites esenciales han sido utilizados dentro de la medicina desde hace cientos de años.
Ya en la Edad Media, consideraban el uso de los aceites esenciales de las flores como medida preventiva ante el contagio de enfermedades y como freno para las epidemias.
A mediados del siglo pasado, empezaron a utilizarse los aceites en los masajes, pues no solo se consideraba una forma de facilitar la relajación, sino porque las esencias también podían aportar sus beneficios a través de la piel. Han sido utilizados tanto en medicina, como en cosmética y perfumería.
Se dice que los antiguos soldados romanos ya se bañaban en aceite de tomillo antes de entrar en combate, por un lado porque tenía efecto desodorante y por otro, porque lo hacían como una especie de ritual con el que sentían que les daba coraje y fuerza antes de la batalla.

¿En qué consiste la aromaterapia?
Con la aromaterapia se pretende despertar la energía innata del ser humano que tiene efectos curativos. Al igual que ocurre con otras terapias alternativas, la aromaterapia no tiene un respaldo científico que le permita ser catalogada como medicina efectiva.
De hecho, no pretende ser un sustitutivo de la medicina tradicional, sino un complemento que pueda ayudar a una mejor recuperación, un fortalecimiento y un equilibrio emocional que impida que el ser humano enferme.

La aromaterapia se puede utilizar a través de los masajes, consiguiendo que los aceites puedan penetrar en la piel para que actúen sus propiedades. Al realizar masajes, se consigue la relajación corporal y mental, pues a través del tacto se producen las conocidas como las hormonas de la felicidad, las endorfinas.

Otra técnica es la que se basa en el olfato. Para ello, se mezcla agua caliente con las esencias florales y se realizan inhalaciones, así penetra en el cuerpo a través de los pulmones.

Se dice que la aromaterapia emplea el lenguaje del alma para llegar a nuestra parte no consciente. Lo que se percibe por el olfato, llega directamente al cerebro para conectar la parte espiritual con la física, logrando el equilibrio sano y armónico.

Aunque la aromaterapia no esté apoyada por el método científico, sí que está comprobado que la respuesta emocional de las personas a los estímulos percibidos por el olfato es superior y más efectiva que la que se obtiene a través de otros sentidos.
La parte del cerebro asociada al olfato esta vinculada a los recuerdos, a una parte muy sensitiva. La percepción de los aromas afecta a la memoria emocional, por lo que la aromaterapia utiliza los aceites esenciales de las flores para estimular esa parte del cerebro que ayuda a liberar emociones, relajarse, desprenderse de las tensiones, reducir la ansiedad, el agotamiento mental, la depresión…

Ya hemos ido comentando en otros artículos las propiedades de determinadas plantas, que seguiremos ampliando paulatinamente, muchas de las cuales son utilizadas también en aromaterapia.

Algunos de los aceites esenciales más utilizados en aromaterapia son el de albahaca, romero, lavanda y sándalo, aunque existe una gran variedad de esencias dotadas de propiedades terapéuticas propias.

Para quienes son fieles a la medicina tradicional, la aromaterapia puede no darles credibilidad a su eficacia, pero quienes hacen uso de esta alternativa terapéutica aseguran que tiene efectos beneficiosos, que además provienen de productos naturales, por lo que defienden su uso y aplicación.

Los perros también tienen alergia al polen

Si tu perro se lame, se rasca o se restriega con ansiedad con la llegada de la primavera, es posible que esté sufriendo las consecuencias de ser alérgico al polen.

La llegada de la primavera no solo nos trae los días más largos y las temperaturas más altas, sino también la polinización de las plantas y, en consecuencia, los molestos efectos de los que son alérgicos a los granos de polen.

En España se calcula que más de ocho millones de personas tienen alergia al polén. Pero, se trata de una alergia que no solo afecta a los humanos, sino también a los animales, siendo los perros y los gatos los que más la sufren.

Según los expertos, uno de cada siete perros sufre algún tipo de alergia y en muchos de estos casos, es al polen, aunque no todos sus dueños lo saben. También hay perros que son alérgicos a algún tipo de alimento, a ciertos tejidos o al polvo.

Los perros, al igual que los humanos, sufren reacciones ante ciertas sustancias. Con la llegada de la primavera, en muchos casos se acusan picores en la piel, enrojecimiento y lagrimeo en los ojos.
Que un perro se rasque o se lama es muy habitual y, cuando vemos esa actitud continuada en el animal, es probable que pensemos que tiene algún tipo de parásito que le incomoda. Pero, si eso se produce justo en esta estación del año, es posible que sufra algún tipo de alergia.

¿Cómo saber si tu perro tiene alergia al polen?
Para saber si tu perro muestra una actitud diferente a la habitual con la llegada de la primavera, el primer requisito es la observación. Es posible que empiece a rascarse o lamerse con mayor frecuencia de la habitual, y además que lo haga con mayor ahínco, pues no consigue saciarse esa sensación de picazón.
Algunos incluso, además de las patas, utilizan los dientes para rascarse, porque pueden ejercer mayor presión sobre la zona.

También pueden presentar irritación en la zona del hocico y los ojos, teniéndolos más rojos y lagrimosos, así como en las orejas o las patas, sobre todo en las almohadillas. Puede haber pérdida de pelo y erupciones cutáneas. Dependiendo de la cantidad de pelo que tenga el can, se podrá apreciar mejor o peor algunas rojeces que le aparezcan en la piel.

Puedes comprobar si ese comportamiento compulsivo se origina cuando el animal está al aire libre, o lo repite con mayor frecuencia cuando sale de casa.

¿Qué hacer si el perro se rasca y lame con frecuencia?
En primer lugar, es recomendable visitar al veterinario para que pueda diagnosticar una posible alergia, así como para descartar cualquier otro tipo de enfermedad. Será el especialista el que pueda determinar qué tratamiento es más adecuado para el animal y recetarle los medicamentos apropiados, si es necesario.

Como medida preventiva y para evitar que el perro acuse en exceso los efectos de la alergia, es recomendable no exponer al animal a zonas con excesiva vegetación, durante mucho tiempo y evitar que se fatigue demasiado, ya que puede tener dificultad para respirar en un ambiente donde hay una alta concentración de polen.

Asimismo, después de los paseos es recomendable limpiarle bien las patas, sobre todo si el paseo se ha realizado por el campo. Del mismo modo, también ayudaremos a que haya un ambiente limpio de polen, si al entrar en casa también limpiamos nuestro calzado, para intentar eliminar los restos de granos de polen que hayan podido quedarse adheridos a la suela de los zapatos. También puedes darle un baño con agua fría para que alivie sus picores y la posible inflamación que sufra.

Pasiflora, la flor de la pasión

La Pasiflora es una de las más de 500 especies de la familia de las Passifloraceae, que más se utiliza en infusiones relajantes, junto con la manzanilla o la valeriana. Según la tradición popular, representa la pasión de Cristo.

 

La pasiflora fue descubierta en Perú, en el año 1569, por conquistadores españoles. Cuando encontraron esta planta y dado su peculiar aspecto, consideraron que representaba la pasión de Cristo y que, por tanto, creyeron que se trataba de una muestra divina que aprobaba sus conquistas.

Pero, al margen de creencias y cultura popular, lo que es demostrable es que la pasiflora está considerada como una planta medicinal por sus beneficios saludables.
Uno de los usos más habituales de la pasiflora es como eficaz relajante, por lo que se receta normalmente para combatir problemas de insomnio.

De origen sudamericano, la pasiflora es una planta trepadora perenne de un aspecto original y asombroso. Es una flor muy bella y resistente, que soporta bien las temperaturas frías, siempre que pueda disfrutar de bastante sol. Es una planta muy vistosa aunque no excesivamente aromática, y en la época estival produce un fruto anaranjado que puede ser comestible.

Beneficios de la pasiflora
Además de ser una planta muy decorativa, la pasiflora es un calmante natural que sirve para aliviar la ansiedad y el estrés, para calmar los nervios y también para combatir el síndrome de abstinencia provocado por otros compuestos químicos.

Aunque estos son las propiedades más conocidas de la pasiflora, existen otros beneficios naturales muy saludables.
Al igual que otras plantas, la pasiflora también contiene flavonoides, los pigmentos naturales que actúan como antioxidantes.

Además de ser un eficaz calmante, también se recomienda tomar pasiflora ante problemas digestivos, como por ejemplo diarreas, ya que tiene componentes astringentes. Por este mismo motivo, también se receta para regular el ciclo menstrual y evitar el flujo abundante. Por otro lado, las mujeres que tienen menstruaciones dolorosas, también toman pasiflora porque sienten alivio en las molestias abdominales.

Su efecto sedante resulta también eficaz en otras dolencias, como pueden ser las provocadas por cólicos intestinales, ya que es antiespasmódico.

Como uso externo, la pasiflora también se aplica en la piel como antiinflamatorio, logrando aliviar el dolor provocado por golpes. Resulta eficaz también ante las quemaduras, las hemorroides y otras heridas cutáneas.

¿Cómo tomar pasiflora?
Algunos medicamentos ansiolíticos incluyen la pasiflora en su fórmula. Aunque para tomarla de forma natural, se suelen preparan infusiones.
Como también sirve para reducir la presión sanguínea, no es recomendable tomar pasiflora antes de ser sometido a una intervención quirúrgica.
Tomar en exceso pasiflora puede tener efectos secundarios como mareos, aletargamiento o confusión.

Aunque se trata de una planta, siempre es importante consultar a los expertos que puedan informar sobre todos los beneficios y posibles contraindicaciones de la pasiflora, antes de tomarla de forma habitual.

¿Qué son las Flores de Bach?

Cada vez son más las personas que recurren a las terapias alternativas para cuidar su salud. Las Flores de Bach, también llamadas esencias florales de Bach por el nombre de su creador, Edward Bach, son unos de estos remedios alternativos y naturales que continua ganando adeptos en la actualidad.

Edward Bach fue un médico homeópata inglés que realizó los 38 preparados para combatir desequilibrios emocionales causantes de otras enfermedades, que pasaron a ser denominadas como Flores de Bach.

Según los estudios realizados por este médico, las enfermedades y los problemas de salud se desencadenan por una falta de equilibrio emocional y mental, por lo que elaboró una serie de remedios, preparados a partir de ciertas esencias florales.

A diferencia de la medicina tradicional que trata los síntomas de la enfermedad sobre el cuerpo, Bach se centró en tratar la mente para averiguar qué es lo que provoca esa enfermedad. La enfermedad se manifiesta en el cuerpo porque se produce un trastorno mental y emocional, que es el que hay que tratar.

En el entorno de la comunidad científica se presentan diversos motivos para asegurar que se trata de un método poco eficaz, que se basa en el efecto placebo y que no sigue las directrices marcadas por los estudios empíricos.

No obstante, sea considerado efecto placebo o no, parece que las Flores de Bach funcionan en muchas personas que confían en su eficacia y que se decantan por las terapias alternativas.

Clasificación de las Flores de Bach
Hay un total de 38 esencias de flores clasificadas y asignadas a diferentes estados emocionales.
Agrimony: trata las angustias y las adicciones
Aspen o Álamo temblón: miedo y ansiedad
Beech o Haya: crítica, insensibilidad e intolerancia
Centaury o Centáurea: para personas excesivamente complacientes, que no saben decir no o a nada.
Cerato o Ceratostigma: aceptación, pendiente de la opinión ajena
Cherry Plum o Cerasífera: pérdida de control, histeria
Chestnut Bud o Brote de Castaño: personas que vuelven a cometer siempre los mismos errores
Chicory o Archicoria: egoísmo, posesividad
Clematis o Clemátide: distracción, pensamiento evasivo, soñador
Crab Apple o Manzano silvestre: poca autoestima, no le gusta su apariencia, flor limpiadora.
Elm u Olmo: persona que se abruma ante las responsabilidades
Gentian o Genciana: desánimo, estado depresivo y abatido
Gorse o Aulaga: derrotismo, ausencia de esperanza
Heather o Brezo: personas egocéntricas, solo se preocupan por sí mismos
Holly o Acebo: envidias, celos, odio
Honeysuckle o Madreselva: estados nostálgicos, anclado en el pasado
Hornbeam o Hojarazo: pereza, cansancio prematuro, sin ganas de hacer nada
Impatiens: personas impacientes
Larch o Alerce: pensar en el fracaso, sin confianza, sensación de inferioridad
Mimulus: temor a algo concreto, timidez
Mustard o Mostaza: tristeza profunda sin causas aparentes, depresión
Oak o Roble: personas obsesivas, inagotables
Olive: agotamiento tras el esfuerzo
Pine: culpabilidad
Red Chestnut o Castaño rojo: preocupación excesiva, sobre todo por la gente más querida
Rock Rose o Jarilla: terror, pánico
Rock Water o Agua de Roca: personas muy rígidas, abnegadas y reprimidas
Scleranthus: incapacidad para elegir
Star of Bethlehem o Leche de gallina: estado de shock, conmoción
Sweet Chestnut o Castaño dulce: sin esperanza, angustia, creer que ya no se puede hacer nada
Vervain o Verbena: personas excesivamente entusiastas
Vine o Vid: personas muy inflexibles y dominantas
Walnut o Nogal: dificultad para adaptarse a los cambios
Water violet o Violeta de agua: personas orgullosas, dignas, reservadas
White Chestnut o Castaño de indias: personas reservadas, se deja llevar por pensamientos que no controla
Wild Oat o Avena silvestre: desorientación, incertidumbre, no sabe qué hacer con su vida
Wild Rose o Rosa silvestre: personas resignadas, que se muestran apáticas
Willow o Sauce: actitud victimista, autocompasiva y resentida.

Las Flores de Bach son remedios naturales que no llevan compuestos químicos, pero tampoco es recomendable la automedicación. Para ello hay profesionales y expertos en la materia que pueden asesorar sobre su administración.

Propiedades curativas del tomillo

¿Sabías que el tomillo es mucho más que un condimento aromático muy útil en gastronomía? Descubre todas las propiedades de esta planta utilizada tanto en la cocina como en la medicina natural.

Tomillo

Si has paseado por el campo en primavera, seguramente habrás cogido un tallo de tomillo para utilizarlo en una receta y para ir oliendo su fuerte aroma durante el camino, ¿verdad?

Es un hierba típica del Mediterráneo por lo que es muy habitual utilizarlo en diferentes recetas ya que da un sabor peculiar acompañando al pescado, las verduras y la carne.

Pero además del sabor especial que proporciona a los guisos, el tomillo también es una de las hierbas más utilizadas en medicina natural por sus múltiples propiedades beneficiosas para el organismo.

Beneficios del tomillo

Una de las propiedades más conocidas es la digestiva pues evita la formación de gases, los espasmos intestinales y gástricos, y favorece la digestión. Asimismo, también se utiliza como estimulante ante las pérdidas de apetito. Puedes hacer una infusión y tomarla tres veces al día para recuperar el apetito. Como el tomillo también es rico en hierro, es recomendable tomar esta infusión en estados anémicos. Aporta energía tanto física como anímica, por lo que beneficiará tu recuperación tras una enfermedad que debilite tus fuerzas.

Otra de sus propiedades es la de ser antiséptico natural, pudiendo aplicarse incluso directamente sobre heridas abiertas, para eliminar gérmenes invasivos y combatir los efectos que provocan en el organismo, como pueda ser la fiebre. Se puede utilizar a nivel externo o interno, aplicando en heridas pero también ingiriendo para luchar contra los gérmenes que provocan problemas digestivos, bucales o de garganta. Es muy habitual tomar infusiones de tomillo para prevenir el mal aliento, caries u otros problemas como las llagas, gingivitis o piorrea.

Rama--de-tomilloTambién es posible que conozcas su uso como relajante natural. Se utiliza para combatir los problemas de insomnio, para calmar los nervios y eliminar también los dolores de cabeza o jaquecas que puedan producirse por ese mismo motivo.

Por otro lado, el tomillo también tiene propiedades antiinflamatorias gracias a que contiene naringenina, un flavonoide (pigmento natural) antioxidante que también contienen los cítricos. Puede utilizarse para favorecer la circulación y reducir las molestias provocadas por este motivo.

Además, el tomillo también activa nuestras defensas para ayudarlas a combatir las enfermedades.

Puede ser un repelente natural contra la gripe y los resfriados, aunque en procesos gripales, también puede ser un gran aliado para combatir esa molesta tos que provocan las afecciones del aparato respiratorio. Tomar infusiones de tomillo es un eficaz y natural expectorante.

Como curiosidad, el tomillo es una hierba asociada al coraje. En la época medieval, las mujeres daban ramas de tomillo a los guerreros caballeros para que les otorgara fuerza y valor en el combate. También se tiene la creencia de que quemando tomillo en casa, atraerás la suerte y la buena çal hogar.

10 trucos para prevenir plagas y enfermedades en nuestras plantas

Las plagas y enfermedades en nuestras plantas en cuanto aparecen son un duro dolor de cabeza, para prevenir este problema lo mejor será seguir estos consejos, que seguro nos previenen de algún disgusto.

 plantas autoctonas

1-     Cuando vayamos a nuestro centro más cercano a comprar nuestras plantas de jardín hay que fijarse bien que estas no estén en mal estado, no se vean signos aparentes de enfermedades y sobretodo que no tenga insectos en sus hojas. Nunca debemos coger aquellas que estén en mal estado, a pesar que creamos que nosotros la vamos a mejorar cuando este en casa, no hay que ser bondadoso con ellas, pues puede que la planta este así por algún virus.

2-     Vigila que la planta tenga un buen desarrollo, bien criada, con raíces fuertes, pero no apelotonadas, con tallos vigorosos, sin cortes ni roturas. Es decir que sean de buena calidad.

3-     Escoge plantas adaptadas a tu clima, no intentes meter plantas tropicales, ya que serán más débiles y son más propensas a enfermar pues no están bien adaptadas y pueden contagiar a las demás.

4-     Elige plantas autóctonas en mayor medida, estas están mejor adaptadas a las plagas que rondan por tu zona, pues han desarrollado mecanismos de defensa frente a las plagas que hay por donde vives y además, es el clima idóneo para los insectos aliados que se alimentan de las plagas de tus plantas.

5-     Así mismo, conoce tu tipo de suelo, pues puede que si tu suelo es muy arcilloso una planta, a pesar de que sea autóctona, no se desarrolle bien porque le van los suelos arenosos.

6-     Intenta prevenir en todo lo posible el césped, sustitúyelo por grava o elige césped adecuado para tu zona, ya que se encuentran céspedes para sombra, para climas húmedos, secos, entre otros. Pues un césped que no prospera bien, es una fuente de mil enfermedades y parásitos.

7-     No plantes muy denso, ya que esto hace que las plantas compitan por la luz y los elementos y se debilitan por luchar para continuar con sus funciones vitales, haciéndolas más vulnerables, debido a un mal crecimiento.

8-     Controla los riegos, un exceso o una falta puede desencadenar en enfermedades, virosis o patologías vegetales serias.

9-     No mojes las plantas pues favoreces la aparición de hongos y aleja los goteros de las plantas de los troncos, pues puede ser un perfecto hogar para bacterias y hongos.

10-  Cuando una planta muera sin motivo aparente, evita plantar en el mismo lugar una planta hasta no pasado un tiempo, pues seguramente en él aun queden bacterias que atacarán de inmediato al nuevo ejemplar.

Enfermedades en árboles ornamentales

La lista de enfermedades que pueden atacar a los árboles ornamentales es larga. Sin embargo son varias las medidas que puedes tomar para evitar el ataque de todos estos parásitos.

arbol

Algunas de las plagas más destructivas son la Armillariella mellea, un hongo parásito que puede causar serios daños en los árboles ornamentales donde existe una elevada proporción de árboles débiles o deteriorados, siendo más habitual en suelos húmedos o en la proximidad a zonas taladas recientemente. Otra de las plagas más temidas es el fuego bacteriano, por suerte es casi desconocido en España, esta enfermedad provoca la muerte de innumerables Rosáceas (Pyrus, Prunus, Malus, Cotoneaster, Sorbus, etc.)

Las dimensiones de los árboles a veces se oponen a la aplicación de tratamientos que son necesarios. Mientras son pequeños basta con un simple rociador para aplicar el tratamiento al árbol, pero una vez el árbol se desarrolla, deberás tomar otra serie de medidas, como la prevención.

La mejor defensa es la prevención, la mayor parte de las plagas entrar en los árboles por malos hábitos culturales, es decir, podas realizadas en momentos de alta actividad bacteriana o fúngica. Para ello evita podar en los días de viento o lluvia, ya que los hongos y virus entrarán más fácilmente en estos días. De todas formas, tras una poda, si la herida es grande, conviene cubrirla con un producto que impida la entrada de hongos y la acumulación de agua, pues podría darse el caso que se pudriese la madera si entra el agua a través de la herida.

Otras alteraciones tales como las enfermedades de carencia, debidas a las deficiencias del suelo, la clorosis causada por un exceso de cal, los ataques del frío o quemaduras ocasionadas por el sol, pueden revestir la apariencia de enfermedades parasitarias; teniendo que decidir el tratamiento a llevar a cabo, primero es conveniente determinar la naturaleza del daño.

Uno de los mejores medios de mantener el jardín en buen estado es la higiene, suprimiendo las ramas muertas, enfermas o dañadas y el tratamiento y cicatrización de las heridas. Con estos cuidados los árboles son capaces de resistir en las mejores condiciones a los ataques de los parásitos.

La Roya, un hongo que ataca nuestras plantas

Seguramente has visto más de una vez manchas rojizas-amarillentas en las hojas de las plantas de tu jardín, y probablemente quieres saber cómo evitarlas. Vamos a conocer este problema:

roya

Estas manchas las producen unos hongos que se denominan comúnmente Roya, que incluyen varias especies diferentes. Estos hongos producen unas esporas que son dispersadas por el viento y se adhieren a los materiales que se encuentran a su paso, entre ellos, las plantas. Estos hongos afectan a las hojas de árboles y arbustos principalmente aunque también pueden atacar a plantas herbáceas.

Las manchas rojizas que localizamos en el envés de las hojas son las esporas del hongo, que se acumulan y crecen. Su crecimiento está propulsado por la humedad ambiental, por tanto un exceso de la misma, puede facilitar el asentamiento de la roya.

Para evitar este hongo es importante ventilar bien los lugares donde tenemos plantas (si están en interiores), evitando así la acumulación de humedad ambiental. También es importante no regar en exceso nuestras plantas y no juntar demasiado las plantas entre sí, con el mismo propósito de evitar el exceso de humedad.

Una vez que las hojas y tallos son infectados, es mejor arrancarlos y quemarlos, para que el hongo no se siga desarrollando y evitar la posibilidad de que se extienda por nuestro campo de cultivo. Otro remedio natural es la aplicación en forma de riego de cola de caballo en infusión, que afecta negativamente al hongo, y aunque las hojas afectadas no puedan revitalizarse, se evita su propagación al resto de la planta y del campo. Por supuesto, también pueden encontrarse fungicidas especializados en el mercado.

¿Alguna vez te has encontrado con este problema o alguno similar y no sabes cómo combatirlo? Ponte en contacto con nosotros y revitaliza tu huerto y jardín de manera natural.

¡Muchas gracias y feliz día!