La colorida y bella Boca de dragón

Además de “Boca de dragón”, la Antirrhinun majus es también conocida por otros muchos nombres, como flor del sapo, cabeza de león, pirigallo o cabeza de ternera, entre otros.

La Antirrhinun majus es una planta de origen mediterráneo, nativa de países bañados por este mar, desde Francia y Marruecos hasta Siria. La peculiar forma de sus flores ha provocado que sea conocida por diferentes nombres, que puede variar según la región en la que crezca.

En España también encontramos ejemplares de esta peculiar planta, cuyas flores pueden presentarse en diversas tonalidades que van desde el blanco y amarillo hasta el tono más rojizo.

Las Antirrhinum más grandes pueden alcanzar hasta los 90 cm de altura. Luego hay unas especies más pequeñas, las enanas, que no sobrepasan los 20 cm, y las medianas que se quedan en torno a los 50 cm de alto.

Es una flor de temporada, de la que se disfruta en los meses de verano. Una vez pasada esta estación, las flores se secan y hay que cortarlas. En las zonas donde el invierno no sea excesivamente duro, sino más bien cálido, podría resistir.

¿Qué cuidados necesita la Boca de dragón?
Como hemos comentado, le gusta vivir en zonas con temperaturas templadas, así como en lugares donde pueda recibir la luz del sol. Por eso mismo, no se lleva muy bien con las heladas o las zonas excesivamente sombrías. La temperatura ideal para estas plantas es los 20º aproximadamente.

Durante el verano y las épocas más calurosas, el riego tiene que ser abundante. Sin embargo, el resto del año, con que tenga un suelo que esté bien drenado y con un buen abono, es suficiente. Preferiblemente, se cultiva sobre suelo calcáreo. Procura evitar siempre que el suelo quede encharcado, aunque aumentes las dosis de riego en los días más calurosos.
Es en verano cuando florece y en zonas más cálidas, su floración puede extenderse hasta mediados del otoño. Si quieres que tus flores duren más, procura abonarla cada 2 o 3 semanas. Del mismo modo, intenta eliminar aquellas flores que se marchiten para que puedan brotar unas nuevas.

Curiosidades de la Boca de dragón
Se trata de una planta comestible, por lo que además de elemento decorativo para el jardín o la terraza, también lo puede ser para la cocina.

Una de sus principales curiosidades es su peculiar forma, que aparenta tener ojos y boca.

El variado y vivo colorido de sus flores la hacen ser una de las plantas preferidas para adornar jardines y terrazas durante el verano.

Como curiosidad también está la gran variedad de nombres comunes que ha adoptado, entre los que se encuentra, además de los ya mencionados, el de dragonaria, gallitos, conejitos o perritos.

Entre sus propiedades medicinales, la Antirrhinum se utiliza para tratar problemas en la piel, como eccemas, llagas o heridas, así como problemas de hemorroides, forúnculos o úlceras en la boca.

Por otro lado, para los más supersticiosos, tener una Boca de dragón te garantiza que nunca podrás ser engañado por otra persona.

Como el perro y el gato

Siempre se utiliza la expresión “como perros y gatos” para describir la mala convivencia entre dos personas pero, ¿estamos  siendo injustos con estos animales?

Al igual que ocurre con los humanos, no todos los animales se llevan igual de bien unos con otros. Algunos tienen más afinidades y otros no se toleran.
“Llevarse como el perro y el gato” siempre se ha utilizado como una expresión para demostrar la mala convivencia entre dos personas. Sin embargo, estos mismos animales nos han demostrado en muchas ocasiones que no es una afirmación demasiado certera.

Si tienes una mascota, es posible que hayas sido víctima de ese comportamiento con el que quieren llamar tu atención o demostrar su inconformismo cuando besas, abrazas y mimas a tus hijos, cuando hablas por teléfono, cuando te centras en la pantalla de tu ordenador… Situaciones cotidianas en las que las mascotas se sienten desatendidas y reclaman tu atención.

Y es que los perros y gatos que han sido criados en la misma familia han manifestado que pueden entenderse, quererse y respetarse mejor que nadie. Como ocurre en las mejores familias, cuando uno ha sido el único protagonista de los mimos y cuidados de los miembros de la casa, la llegada de un nuevo inquilino puede despertar celos y envidias.

De hecho, algunos animales se han podido mostrar más celosos con la llegada de un bebé a la familia, ya que se han sentido desplazados.

¿Qué especies animales son enemigos naturales?
Si los perros y los gatos son un ejemplo recurrente, encontramos otras especies que se presentan como enemigos naturales por sus características propias. Sin embargo, en este caso, también podemos encontrarnos asombrosos ejemplos que nos llevan la contraria.

Posiblemente hayas visto en Internet un caso curioso de una leona que protege a una cría de ñu. Si los documentales nos muestran siempre cómo las leonas va persiguiendo a las gacelas por la selva, en este caso nos sorprende cómo el depredador protege a su desvalida presa.
La naturaleza siempre resulta extraordinaria. 

Con las especies que, a priori, resulta difícil que los perros, y también los gatos, se lleven bien, suelen estar los pájaros y los conejos. En muchos de los casos, no porque los consideren enemigos o presas para capturar, sino porque los toman como un juguete con el que divertirse.

Como hemos dicho antes, animales que pueden ser enemigos naturales, en según qué condiciones de crecimiento y desarrollo pueden establecer tácitamente unas normas de convivencia que nos sorprendan. De la misma forma que dos animales de la misma especie, pueden pelearse por lograr el dominio territorial o por ganarse las máximas atenciones de sus cuidadores.

A parte de las características propias de cada animal, de su instinto o de su naturaleza, parece que la buena convivencia se puede conseguir con un poco de atención, empeño y dedicación. Llevarse como el perro y el gato puede ser una expresión de tradición negativa, aunque muchos ejemplos nos demuestran que pueden llegar a ser mucho más respetuosos, sociables y con sentido común que los humanos.

Quizás tengan una capacidad mayor para entender las diferencias entre ambos como cualidades que les ayudan a complementarse y no como motivos para provocar el conflicto y el distanciamiento.

Quizás, los animales también utilicen entre ellos la expresión “se llevan como humanos”, cuando otros animales se pelean. Conclusión a la que han llegado tras observar desde su discreta posición, la falta de entendimiento que a veces ocurre entre sus dueños o cuidadores.
Igual es el momento de cambiar la expresión “como perros y gatos” o bien de atribuirle un sentido de concordia.

Tener jardín y mascota, ¿es incompatible?

¿Crees que para tener un jardín bonito y bien cuidado es imposible que viva contigo una mascota? ¿O que si tienes una mascota, te va a resultar imposible tener el jardín en condiciones? Descubre cómo conseguir que jardín y mascota sean compatibles

Cuando se tiene en casa una mascota como los perros o los gatos —para otros animales exóticos habría que hacer un artículo aparte —, es necesario adecuarla para que los animales puedan disfrutar de su propio espacio y su comodidad.

El poder disponer de espacio para tener un jardín es una excelente opción para poder salir a disfrutar del aire libre sin moverte de tu casa, para que los niños puedan jugar y divertirse, y para que los animales también dispongan de un área para ejercitarse.
Sin embargo, el problema se plantea cuando el animal no tiene el mismo cuidado que le pones tú a las plantas y flores de tu jardín.

Es posible que te encuentres con problemas tan habituales como el hecho de que tu mascota haya tirado y roto alguna maceta, que se haya encargado de escarbar en el suelo y haya dejado profundos agujeros en el césped, que se haya dedicado a mordisquear las hojas de algunas plantas…
Son cosas muy habituales que pueden hacer que pierdas la esperanza sobre tener una mascota y un jardín en condiciones al mismo tiempo.

Pero quizás solo necesitas enseñar a tu mascota ciertas normas de convivencia, que tiene que aprender a respetar. Además de acondicionar tu jardín a la presencia de unos compañeros demasiado traviesos e inquietos en ocasiones.

Cómo acondicionar tu jardín para que sea compatible con tu mascota
Zona de plantas segura
Si tienes una zona de tu jardín reservada para las plantas, puedes crear una zona segura poniendo una valla protectora alrededor de esta área. Si no tienes una zona concreta asignada para las plantas, igual es el momento de reorganizar tu jardín y plantearte dejar un espacio libre y diáfano para correr y jugar, mientras que reservas una parcela donde poner todas tus plantas.

Por otro lado, si tienes tus flores plantadas en macetas, también puedes sujetarlas a un árbol o anclarlas a una pared para evitar que el animal se suba en ellas, las golpee y las tire.

Juega y entrena a tu mascota
Sobra decir que los animales necesitan correr y jugar, y si tú lo haces con ellos, también le estarás enseñando cómo hacerlo, enseñarle aquello que no debe hacer. Puedes acondicionar un espacio en el que tenga todos sus juguetes o incluso una zona arenosa en la que el animal pueda excavar libremente para divertirse y esconder sus tesoros.
Y, del mismo modo que de cachorro le enseñas dónde debe hacer sus necesidades en casa, también lo puedes aplicar en el jardín. Ya sabes que es cuestión de constancia, perseverancia y paciencia pero aprenderá dónde está su w.c.

Rejilla bajo el césped
Colocar una rejilla metálica bajo el césped, a poca profundidad, puede servir para que tu mascota abandone esa mala costumbre de cavar y cavar con sus patas dejando inmensos agujeros. Al comprobar que no puede llegar al fondo de la cuestión, lo dará por imposible y dejará de hacerlo.
El problema es si ya tienes plantado el césped pues, para ello, tendrías que levantarlo y volver a sembrarlo.

Elige plantas que no sean tóxicas
Es recomendable que antes de plantar, consultes al veterinario para comprobar qué plantas o flores pueden resultarles tóxicas. Por ejemplo, las azaleas son muy bonitas, pero resultan tóxicas para los perros.

La hierba purgante
Perros y gatos comen hierba para purgarse y ayudarse con la digestión. Deja hierba en tu jardín para que ellos la puedan comer y les ayude a absorber el exceso de ácidos o a eliminar el pelo que se acumula en sus intestinos y estómago.

Igual que cuando tienes niños en casa, resulta complicado mantenerlo todo en orden, si tienes jardín y mascotas, cuidar a ambos puede conllevar un trabajo extra. Sin embargo, puede ser solo cuestión de práctica y sentido común que les permitas una buena convivencia, pues jardín y mascota son compatibles.

Actividades lúdicas de jardinería para niños

La mayoría de padres y madres seguro que en el colegio hemos hecho alguna vez una actividad de jardinería tan sencilla como germinar legumbres. ¿Se sigue manteniendo esa tradición?

Animar a los más pequeños a estar en contacto con la naturaleza es una propuesta muy saludable y divertida.
Si tienes un jardín o huerto en casa, seguro que se muestran dispuestos a ayudar en las tareas para sentirse unos auténticos profesionales de la materia.

A veces nos cuesta un poco dejar que demuestren su autonomía por miedo a que se lastimen, porque creemos que no van a tener la misma destreza que nosotros o porque pensamos que no van a ser capaces de hacerlo bien. Pero, como todo en este mundo, se puede aprender y no hay mejor forma de conseguir un buen resultado que intentándolo y experimentando.

En la actualidad, muchos niños descubren el contacto con la tierra cuando acuden por primera vez a una granja escuela, hecho que la mayoría de los colegios han incluido en su calendario de actividades extraescolares.
Pero, antes de que las granja escuelas se pusieran tan de moda, los experimentos con plantas o animales, como los gusanos de seda, era una tarea que, habitualmente, se proponía realizar desde los centros educativos. No sé si todavía se seguirá haciendo en las escuelas, proponer a los alumnos que hagan germinar sus propias legumbres en un pequeño recipiente de cristal.

Cómo germinar legumbres
No obstante, si no es una tarea escolar, siempre la puedes poner en práctica con tus hijos, ya que es muy sencillo. Solo necesitas un vaso de cristal, un poco de algodón o papel de cocina, agua y la legumbre que quieras ver crecer.
En medio del algodón o el papel, mete la judía o la legumbre escogida, humedécelo y riégalo todos los días, evitando que el recipiente se quede encharcado. En poco tiempo empezarán a asomar los brotes y podrás plantarlos en la tierra.

También puedes permitir que los niños tengan su propio huerto, adecuado a su tamaño, sobre recipientes de plástico como una tapa o un cuenco. Según el espacio que dispongan, podrán adornarlo con elementos que ellos mismos pueden decorar.

Manualidades de jardinería
Para la decoración de tu jardín puedes optar por elementos de diseño que encuentres en las tiendas especializadas, o bien darle un toque personalizado con todo tipo de objetos creados con vuestras propias manos.
Seguro que a los más pequeños les encanta ver sus diseños creados con plastilina, goma eva, conchas pintadas, arcilla… como adornos únicos y exclusivos del jardín.
Puedes echarle una mano para diseñar una original mariposa con arcilla, pintarla de mil colores, añadirle unas antenas con pequeños muelles y colocarla sobre un palo que luego podéis clavar en la tierra.

Las típicas hueveras de plástico y cartón ofrecen innumerables posibilidades. Puedes utilizarlas como pequeños maceteros, recortarlas y aprovechar su forma para hacer simpáticas campanillas, crear divertidos gusanos…
En la red encontrarás diferentes diseños y sugerencias para hacer manualidades relacionadas con la jardinería, que despertarán la creatividad de tus hijos y te ofrecerán diversos recursos para compartir las tareas en el jardín con los más pequeños.

Las actividades lúdicas son una interesante manera de enseñar a los niños a conocer la jardinería, tratar con la tierra y elementos de la naturaleza, algo que puede ser muy beneficioso y saludable.

Animales exóticos, ¿mascotas de moda?

Serpientes, camaleones, cerdos vietnamitas… Los animales exóticos se han puesto de moda pero, ¿todos pueden ser nuestras mascotas? ¿Cualquiera está preparado para cuidar debidamente un animal exótico?

 

Tener una mascota, ya sea un animal exótico o no, es más que un capricho o una tendencia. Es una responsabilidad que no todo el mundo está dispuesto a asumir y que puede ocasionar problemas ya no solo en la vida del animal, sino también en la de las personas que habitan con él.

Los animales exóticos se han convertido en una caprichosa moda que muchos quieren seguir, sin preocuparse en los cuidados que necesitan, la alimentación que precisan, las dimensiones que pueden alcanzar cuando crecen, el espacio que necesitan para vivir cómodamente y un largo etcétera que van apareciendo con el paso del tiempo.
El problema está en que la solución que desgraciadamente encuentra demasiada gente es el abandono del animal.

Animales exóticos más de moda

Cerdo vietnamita: la influencia de la televisión y en concreto, la que fue capaz de ejercer el actor George Clooney al presentar públicamente su simpática mascota, provocó que el cerdo vietnamita se convirtiera en una de las mascotas de moda.
Su aspecto simpático, además de ser un animal bastante dócil, lo convirtieron en una mascota de moda. Sin embargo, el cerdo vietnamita resulta muy gracioso cuando es bebé, aunque deja de serlo tanto cuando crece, pudiendo llegar a pesar cerca de los cien kilos. De la misma forma que aumentó espectacularmente la venta de cerdos vietnamitas, la proporción de abandonos también aumentó con la misma sorprendente celeridad.

Iguana: aunque, aparentemente, la iguana puede resultar algo menos simpática por su aspecto, también es un animal muy dócil que creó tendencia. Puede considerarse animal de compañía porque les gusta recostarse en tu regazo, pero solo cuando ellas quieren, por lo que resulta infructuoso intentar domesticarla para que responda cuando la llamas. Es un animal hervíboro de sangre fría que necesita condiciones de calor e iluminación adecuadas, así como espacio suficiente para crecer y desarrollarse hasta los casi dos metros de longitud que puede alcanzar. Aunque sean bastante independientes, necesitan muchos cuidados que no debes obviar, por lo que tener una iguana en cautividad puede resultar costoso y sacrificado.

Guacamayo: los de color azul o violeta también se han convertido en la mascota favorita para quienes quieren presumir de animales exóticos en casa. Igual que otras aves tropicales, los guacamayos son muy alegres y sociables. Les gusta la compañía y suelen ser bastante escandalosos. Hay que tener bastante precaución con la alimentación y los cuidados de higiene, ya que son aves delicadas que pueden enfermar si no se les presta la atención necesaria.

Pez payaso: es un animal de agua salada bastante fácil de cuidar. Hay que procurarle un acuario bastante grande para que se pueda mover a sus anchas, ya que es bastante activo. Antes de comprar un pez payaso, hay que recordar que se trata de una especie protegida. Su captura indiscriminada en áreas naturales está poniendo en riesgo su existencia. Así que, si quieres tener un pez como mascota, pregunta en las tiendas especializadas por otras especies igual de bonitas y llamativas que no estén en riesgo de extinción. El exotismo ya se lo puedes poner tú decorando la pecera de una forma particular. Y el pez payaso, no deja de ser una moda que, posiblemente surgió por la influencia del cine.

Serpientes: otra de las peculiares modas en la adquisición de mascotas es la de tener una serpiente. Aparte del peligro que puede entrañar tener determinadas especies, las serpientes necesitan una serie de requisitos a tener en cuenta para un adecuado cautiverio. Conlleva un mantenimiento costoso pues los terrarios habilitados para que puedan vivir correctamente pueden tener un precio muy elevado, así como la alimentación que necesitan.

Hay otros muchos animales exóticos que se han convertido en mascotas poco habituales, como lémures, conejos moro, wallabies, gatos de bengala…

Antes de decidirse a tener una mascota, ya sea o no un animal exótico, lo primero a tener en cuenta es que va a necesitar determinados cuidados y atenciones que conllevan una responsabilidad. Asimismo, hay que recordar que se trata de seres vivos que, por mucho que estén de moda, no se pueden tratar como unos pantalones que, cuando ya no son tendencia podemos tirar o reemplazar alegremente. Además de que hay que ser consciente de la disponibilidad que cada uno tiene para cuidar una mascota. Disponibilidad de tiempo, de dinero y de espacio pues por mucho que esté de moda tener un animal exótico como mascota, no todos se pueden adaptar a las condiciones de habitabilidad que les ofrecemos.