Prepara el jardín para la segunda primavera

Ya esta aquí el mes de agosto, los días ya empiezan a acortarse y comienza a notarse que las temperaturas bajan ligeramente, incluso aparece alguna tormenta de verano. Este mes las plantas comienzan debido a estos dos factores a despertar de su letargo estival causado por la calor, por lo que debemos prepararlo para su segunda primavera, el otoño.

Prepara el jardín para la segunda primavera

Tareas de agosto

El césped después de su debido uso durante el verano estará estropeado, muchas veces debido a la compactación del suelo debido a nuestro paso por encima de él. Conviene entonces airearlo, esto debería hacerse una vez al mes, para ello el césped requiere airearse pasando una máquina aireadora, un rodillo de púas o clavando los dientes de la horquilla en la superficie. De esta manera, conseguirás que el drenaje sea perfecto y evitará muchas calvas. Hazlo con la hierba regada para que los pinchos se introduzcan profundamente y permita entrar el aire al suelo.

De igual modo las hierbas de hoja ancha, como la bienal margarita de los prados (Bellis perennis) de la fotografía, deben ser eliminadas a mano o con un paletín de jardín, si se desean praderas de césped inmaculadas.

Este mes es un buen momento, porque la calva producida quedará tapada de inmediato por el césped por su rápido crecimiento.

Visita de vez en cuando tus trepadoras, como la wisteria de los muros y vallas, para eliminar los restos de vegetación seca, flores marchitas o incluso residuos que suelen acumularse en sus ramajes. Guía los brotes de este año que no hayan alcanzado ningún soporte o elimina aquellos que están descontrolados, ya que en breves volverán a pegar otro estirón. De esta manera, la estética de sus paramentos verticales ganará muchos puntos.

De igual modo, si has quedado satisfecho con el resultado de alguna de tus plantitas anuales de la primavera, ahora es el momento de recolectar sus semillas para sembrarlas el año que viene. Es el caso de la formidable biznaga (Ammi visnaga), Apiácea que siempre hace las delicias de los macizos, con su gran porte y su forma elegante. Sacuda sus flores secas sobre una papelina recolectora o un folio para guardarlas en un lugar fresco y aireado para la primavera siguiente.

 

Comienza a sembrar las plantas otoñales y repón las plantas de temporada, seguro que en otoño vuelves a tener un jardín precioso, como si de una segunda primavera se tratase.

 

 

Conoce más sobre el autor en su 

Cómo sembrar el césped paso a paso

Ahora es el momento de sembrar el césped, si todavía no tienes sembrado el césped, de ahora en adelante es el momento ideal, para sembrarlo y establecerlo en nuestro jardín. Con estos sencillos pasos podrás saber como hacerlo.

Césped en el jardín

 

El método de creación de una pradera de césped por siembra en el terreno definitivo es el más económico y permite una mayor longevidad a la hierba mientras se va tupiendo a lo largo de los años. Eso sí, requiere paciencia y algo de maña.

11. Una vez bien estercolado y cavado para incorporar la materia orgánica, el terreno debe ser rastrillado y nivelado con meticulosidad, de esta manera las siegas posteriores serán fáciles.

 

 

 

 

22. Para que las semillas encuentren una cama adecuada y conseguir la mejor nascencia, el suelo debe ser apisonado con un rulo de jardín de no menos de 50 Kg, que se carga y vacía de agua para su cómodo manejo.

 

 

 

 

33. La siembra se realiza por calles dibujadas en el terreno con el mango del rastrillo, cuidando de repartir la simiente de modo homogéneo. Después, se tapa con 1 cm de mantillo o se rastrilla un poco.

 

 

 

 

44. El riego (sobre todo las primeras aportaciones, con el suelo descarnado) debe aportarse en forma de lluvia finísima y cuidando de no pisar la superficie mojada, para no permitir que la mezcla de barro y semilla se pegue a las botas.

 

 

 

 

Perfilando el césped

Las tareas durante este mes en el césped son básicamente, arreglar las calvas, perfilar los bordes o reducir o sustituir el césped si estás pensando en hacer tu jardín un poco más ecológico.

Perfilando el césped

Desde ahora el césped ya no crecerá y, por consiguiente, será difícil que se desdibujen sus formas y contornos. Por eso, es conveniente que en este mes realice un perfilado a fondo, incluso cavando una pequeña zanja para sustituir la tierra vieja por sustrato nuevo y eliminar así cualquier resto de vegetación que afearía la zona de nadie preceptiva.

También puedes aprovechar para reparar las calvas producidas en la pradera de césped por los juegos, paseos y demás pisoteos del verano y otoño. No conviene sembrar semillas, porque tardarían mucho en nacer y quedarían a merced de los elementos. Lo mejor es cubrir lo dañado con tepes o planchas de césped extraído de otro lugar del jardín sobrante.

Si estás pensando en hacer un jardín más ecológico, es un buen momento para sustituir el césped por grava. La grava, en sus múltiples facetas de estructura y tamaño o tamiz, es un material cada vez más utilizado en jardinería moderna, porque se ajusta perfectamente a los parámetros exigibles de la xerojardinería o jardinería con pocas necesidades hídricas.

La grama, una mala hierba en praderas de césped

La grama se considera una mala hierba cuando aparece en nuestras praderas de césped, sin embargo hay jardines, sobre todo los que necesitan poca agua, que usan la grama como césped. Si no es este nuestro caso habrá que acabar con ella, pues es una planta muy invasiva, que dota al cesped de una apariencia y una textura más basta, que en invierno tiende a desecarse y volverse amarilla.

Grama (Cynodon dactylon)

La grama (Cynodon dactylon) es una gramínea rastrera que crece con muchísima rapidez, con lo que invade rápidamente grandes zonas de césped, volviéndolo basto y punzante, que amarillea en invierno. Además es una de las plantas más difícil de erradicar, asi que nada más verla acaba con ella o será una mala hierba difícil de eliminar.

Hay dos formas de eliminarla de nuestro jardín, bien por métodos manuales o por métodos químicos.

• Métodos manuales

Si la grama no invade una superficie muy grande, lo mejor es eliminarla a mano. Para ello se debe tener especial cuidado de retirar bien todas las partes de la planta (estolones, rizomas y raíces, que suelen ser muy profundas) ; en caso contrario, brotará de nuevo.  Una vez la hayas eliminado bastará con resembrar los huecos que haya dejado con el césped de nuestra pradera.

• Métodos químicos

Basados en herbicidas, que en general se desaconseja utilizar para eliminar la grama porque el resto de césped queda dañado también con el tratamiento por ser de la misma familia. Igual ocurre con los herbicidas antigerminativos, que eliminan las semillas de grama que hay en la parcela, aunque también todas las demás semillas. Por tanto, no se debe recurrir a este tratamiento si se están realizando resiembras de césped. Sin embargo, si el césped ya está establecido, es un buen método para evitar que la grama aparezca.

 Si la grama está presente por todo el césped y no es posible retirarla a mano, no queda otra opción que eliminar toda la pradera de césped con un herbicida total y volver a sembrar la zona, tomando la precaución de dejar unos dias para que todas las semillas de grama germinen para volver a eliminarlas de forma definitiva, ya que si no dejamos este tiempo podemos resembrar y volver ha aparecer la grama de las semillas que quedaron enterradas.

Maquinaria de jardín: cortacésped

Existen multitud de maquinaria especiales para cada labor del jardín, las cuales nos facilitan el trabajo y ahorran mucho tiempo, como segar, recortar setos, podar ramas o limpiar.

Enseñando el motor de un cortacésped

La mayor parte de la maquinaria que podemos encontrar  se clasifica en dos grandes grupos: las que se alimentan a través de electricidad y las que consumen combustibles mediante un motor de combustión. Cada una posee sus ventajas y sus inconvenientes que las hacen más o menos buenas.

Las máquinas eléctricas poseen ventajas frente a las de motor de explosión, ya que son más económicas, más ligeras, producen menos ruido y requieren menos mantenimiento, sin embargo poseen inconvenientes como su potencia, que es claramente menor que las maquinas de motor, así también la limitada longitud del cable, lo que restringe su área de acción y limita los movimientos. Además no siempre se dispone de una toma de corriente cerca de donde queremos actuar, sobre todo en jardines grandes.

Las máquinas de motor de explosión presentan ventajas en cuanto a su elevada potencia y manejo, ya que se pueden emplear en todos los sitios sin necesidad de que haya electricidad, sin embargo éstas son más pesadas, limitando los movimientos y los combustibles que emplean son cada vez más caros.

Entre las máquinas más usuales en jardinería son los cortacésped:

Esta máquina es una de las herramientas indispensables para mantener el césped en buen estado. Hoy en día existen una amplia gama de segadoras, diseñadas para todos los gustos y necesidades. La elección dependerá de la superficie a segar, de la pendiente del terreno y del presupuesto. Existen 4 tipos de cortacéspedes:

  • Cortacésped helicoidal o cilíndrico: Es una segadora tradicional, en la cual las cuchillas giran alrededor de un eje horizontal y cortan la hierba contra una cuchilla fija. Perfecta para producir un corte perfecto, limpio y rasurado, sin embargo se ha de pasar a menudo, pues no funcionan bien con la hierba alta.
  • Cortacésped rotativo: es el más empleado, donde las cuchillas giran sobre un eje vertical y cortan la hierba por su propio impulso. Muy adecuada para grandes superficies y para zonas con pendiente, sin embargo los cuidados han de ser más continuados afilando las cuchillas con frecuencia.
  • Cortacésped de colchón de aire: Son muy ligeros y muy adecuados para jardines pequeños. Poseen una función innovadora, pues absorben y almacenan aire en su interior, provocando que se eleve sobre la superficie, siendo así más ligera. Lo que permite segar la hierba  hasta los bordes.
  • Cortacésped de cuerda o recortador: Es el más pequeño, el cual funciona mediante un filamento rotativo de nylon que, al girar, corta la hierba. Muy adecuado para perfilar el césped y donde otras maquinas cortacéspedes no pueden llegar, sin embargo se hace imposible cortar todo el césped por pequeño que sea el jardín.

 

 

 

Montaje de césped artificial

En este vídeo jardinitis nos enseña cómo colocar fácilmente, cómo colocar el césped artificial de una forma fácil paso a paso.

El césped artificial se asemeja al césped natural, pero está fabricado con plástico y materiales sintéticos. Es muy frecuente su uso en terrenos deportivos y parques para niños, aunque, también es usado en zonas residenciales y comerciales para crear praderas, donde no existe tierra.

Poner tepes de césped en el jardín

En septiembre puede crear su césped con suma facilidad. Puede sembrarlo o plantarlos mediante la modalidad de tepes o planchas, que es la que vamos a tratar en este artículo. Aunque también puede recurrir a este método para reparar las zonas estropeadas en el verano.

Poner tepes de césped en el jardín

11.  Con la pala recta o jardinera, realice incisiones con forma de losa en un área de la pradera que cumplirá la misión de vivero, y córtelas y extráigalas.

 

 

 

 

 

 

22.  Repare y sanee la zona estropeada. Si se producen charcos, rellene. Si el césped se pela por acción de la máquina segadora, retire algo de tierra. Coloque las planchas cortadas a medida en el hueco.

 

 

 

 

 

33.  Los remates se realizan echando algo de sustrato en las llagas entre tepes, para que se tupan lo antes posible. Después, se cortan los bordes que lleguen a rocallas y escaleras, con tijeras.

 

 

 

 

Abona para compensar los riegos

Cada día del verano su sistema de riego automático se pone en funcionamiento y abastece a las raíces de sus plantas del agua necesaria para hidratar los tejidos y llevar disueltos los nutrientes vitales. Para evitar el esquilmado de la tierra por los lavados de los riegos, abona tus plantas este mes. Da a cada una lo que más le gusta.

Abona para compensar los riegos

Las hierbas aromáticas como la albahaca, salvia, menta, orégano… Todas ellas son hierbas culinarias que ahora hay que abonar para que mantengan sus hojas bien fragantes. Utilice para ello el abono puntual para aromáticas que cada casa comercial mantiene en su catálogo, enriquecido en nitrógeno.

Las deliciosas hortensias (Hydrangea sp.), en cambio, no requieren mucho nitrógeno,  reñido con la producción de flores, sino fósforo y potasio; y, sobre todo, una buena cobertura de sustrato ácido, como la tierra de brezo o la de castaño.

Los arbustos mediterráneos, como las retamas, jaras o las adelfas, se arreglan con muy escasa dosis de abonado, siendo lo más adecuado la incorporación a principios de temporada de algo de mantillo en su alcorque. Ahora vendrá bien otra pequeña dosis.

El césped seguramente constatara ahora cierto amarilleo en diversas zonas de su pradera de césped, producido por la ausencia casi total de nitrógeno en la tierra, completamente lavado por el agua de los sucesivos riegos. Aporte nitrógeno en forma nítrica y amoniacal a su césped; ambas formas están presentes, por ejemplo, en el nitrato amónico.

Pon a punto tu jardín

Durante este mes conviene arreglar el jardín, cortar las flores pasadas, quitar malas hierbas, segar el césped e incluso dar alguna poda de verano, todo esto para mantener nuestro jardín siempre a punto y arreglado.

Pon a punto tu jardín

Seguro que esta primavera los macizos de flores han estado maravillosos, llenos de flores de todos los colores. Ahora es importante quitar todas aquellas flores que ya se pasaron y que quedan a la vista desfeando el conjunto, también es importante quitar los ovarios fecundados de los rosales, para que no consuman reservas a los diversos ejemplares y puedan continuar floreciendo en el verano.

Acuérdate también de quitar las malas hierbas que hayan aparecido durante todo este tiempo para evitar que se reproduzcan y evitar que desfee nuestro jardín.

Las formas geométricas en arbustos y subarbustos confieren elegancia y relieve a cualquier jardín, pero también exigen una mayor dedicación. Por lo que al igual que el resto de las plantas estos setos que ya podamos en invierno con el paso de la primavera, habrán vuelto a brotar deshaciendo su forma original. Ahora, tras el crecimiento de primavera, hay que someter  a un buen tallado a los setos, para que estén siempre bellas.

Con el calor, resultan peligrosas las siegas muy cortas al césped, ya que dejan al descubierto las bases de los tallitos de las plantas que lo componen, sometiéndolas a desecación por la radiación directa del sol. Es recomendable subir en estos meses de calor la altura de la cuchilla de la máquina cortacésped y conseguir así un auto sombreo muy valioso y efectivo, si queremos tener un césped en perfecto estado.