Jardinería Eco, jardineros responsables

El compostaje es una práctica muy extendida en los jardineros eco y los jardineros que desean ahorrar en fertilizantes sin tener que renunciar al buen cuidado de las plantas. Todos estos jardineros responsables con el medio ambiente compostan como parte de esta estrategia.

compost

El compostaje es una práctica muy extendida entre jardineros ambientalmente responsables, pero también la llevan a cabo aquellos que desean ahorrar en fertilizantes comerciales sin renunciar a un buen cuidado de las plantas. Los jardineros eco responsables compostan como parte de una estrategia de jardinería sostenible, una prioridad independiente a la necesidad de ahorro económico.

Las compostadoras son fáciles de hacer en casa, pero su popularización ha venido de la mano de la venta de kits fáciles de utilizar a precios mas que accesibles, y si no, tienes la opción de poder fabricarlo tu mismo, pues no requiere grandes esfuerzos. En cualquier caso, hacerlo es positivo para el entorno, para conseguir alimentos sin componentes químicos y también con el fin de reducir los desechos orgánicos, contando con un abono de primera calidad.

El riego eficiente es otro gesto esencial que debe cumplir a raja tabla todo eco jardinero. Conseguirlo significa muy distintas cosas, desde utilizar material reciclado (botellas enterradas boca abajo para hacer un eficaz riego por goteo) hasta reciclar el agua o diseñar el jardín o huerto y la disposición de las plantas buscando un resultado óptimo, para que los riegos sean eficientes para todas las plantas, así como la recogida y reutilización del agua de lluvia.

 

¿Acolchamos el huerto?

Hace unos días recibimos un email desde la web MercaNatura en la que nos enviaban una información en forma de imagen muy chula y que explicaba de una forma simple el acolchado.

Esta infografía explica de forma resumida los beneficios de acolchar nuestro huerto o jardín. Temperatura, equilibrio, aporte de nutrientes, etc. El acolchado se desmarca como una técnica sencilla y única para mejorar las condiciones en las que viven nuestras plantas.

infografia acolchado huerto

Abonos orgánicos

Los abonos orgánicos proceden de la descomposición de sustancias de origen animal o vegetal. Tienen la función de mejorar la estructura del suelo, estabilizándolo y aumentando su fertilidad y la fauna beneficiosa que habita en él (lombrices y larvas, entre otros); de este modo se compensan las pérdidas de materia orgánica que sufren las tierras cultivadas.

abono

El estiércol de granja, los excrementos de los animales o los desperdicios de matadero, entre otros, ademas de incluir los principales elementos nutritivos, contienen una cantidad considerable de oligoelementos, presentes bajo una forma casi siempre sencilla de asimilar por las plantas. Los abonos orgánicos son de acción lenta, ya que necesitan ser previamente transformados para que sus elementos sean de fácil absorción. No se deben esparcir sobre la superficie, ya que de esta manera se pierden cantidades cuantiosas de nitrógeno. La profundidad ideal para mezclar el abono depende de la naturaleza del suelo. En suelos pesados y húmedos ses conveniente incorporarlo a poca profundidad. mientras que en los suelos ligeros la profundidad debe ser mayor.

Los abonos orgánicos más destacados son los siguientes:

Mantillo

Se origina por la fermentación del estiércol o de otras materias orgánicas. El mantillo debe estar siempre bien fermentado, para que pueda destruir bien las semillas de las malas hierbas. No hay que emplearlo nunca sin mezclar porque puede producir quemaduras o transmitir enfermedades dañando irreversiblemente las plantas.

Compost

El compost se fabrica a partir de diversos residuos orgánicos y vegetales recuperados, amontonados y mezclados con tierra de buena calidad que contiene numerosos microorganismos que favorecen la humificación, es decir, la descomposición  de la masa orgánica y su transformación en humus. Es un tipo de abono orgánico de bajo contenido en nutrientes básicos (nitrógeno, fósforo y potasio), pero que aporta humus y mejora la estructura del suelo.

Estiércol de granja

Abono muy fértil que se puede enriquecer mezclándolo con turba; contiene paja de los establos.

Estiércol de caballo

Es suelto y de descomposición rápida; desprende cierto calor, por lo que se utiliza para aumentar la temperatura de los invernaderos. Está indicado para el abono de suelos compactos.

Estiércol de Bovino

Está indicado para todo tipo de suelos. en los compactos e intermedios se utilizará cada tres o cuatro años; en los ligeros, este tipo de estiércol se descompone con mayor rapidez, por lo que se utilizará cada dos años.

Paja

Permite corregir la estructura del suelo en un plazo corto de tiempo. Durante el proceso de descomposición de la paja se produce un gran consumo de nitrógeno, que deberá ser simultanea.

 

Humus de lombriz, excelente abono

La lombricultura es una actividad que consiste en obtener un riquísimo humus a partir de estiércol digerido por lombrices de tierra (Lumbricus terrestris). Estos afanosos gusanos se prestan a una especie de ganadería que tu mismo puedes  recrear en un rincón de tu jardín. En este acercamiento, puedes observar una buena colonia de lombrices de tierra, gusanos anélidos que sólo piden para comer estiércol y basura. Quizá no sean los gusanos más guapos del mundo, pero su trabajo es un manjar para nuestras plantas.

Humus de lombriz, excelente abono

Para tener un cultivo de lombrices, lo primero que se ha de disponer es de un recipiente lo suficientemente grande para albergar a estos gusanos, bien un contenedor de gran tamaño, o una zona del jardín alejada, donde compostemos los desechos de la casa o del jardín.

Humus-de-lombriz-1Humus de lombriz, excelente abono1. Una vez preparado el recipiente, que debe ser amplio y bien aireado, con el estiércol, se introducen las lombrices que se enterrarán rápidamente en el subsuelo.

 

 

 

Humus de lombriz, excelente abono2. Para rebajar la acidez y mantener el suelo más mullido, utilizar fibra de coco sobre la superficie, que puede ser reemplazada por turba fibrosa.

 

 

 

 

Humus de lombriz, excelente abono3º Por último hay que colocar una tapa sobre la factoría de humus, para que las lombrices estén más atemperadas y en completa oscuridad, libre de que las aves, como los mirlos, nos roben los preciados gusanos.

 

 

 

 

Utiliza este sustrato, ya abonado, para tus plantas, verás como se desarrollan mucho mejor las plantas en este tipo de suelo, freco, mullido y bien fertilizado de una forma natural y ecológica.

Notarás la diferencia.

Conoce más sobre el autor en su 

Las plantas de interior en verano

La primavera ha sido el impulso de la vida y la carga de energía; el verano es la culminación y la época de esplendor y apogeo del mundo vegetal y también del animal que vive y se nutre de los vegetales. La producción de flores, de hojas y de nuevos brotes es constante y el calor abrasa. Todo ello requiere cuidados atentos y especiales.

Las plantas de interior en verano

Si durante el resto del año no te has olvidado de tus plantas, en verano lucirán vigorosas y se mostrarán más sanas que nunca, con una actividad productiva que será toda una recompensa y un agradecimiento a sus cuidados. Sin embargo, en esta época deberá estar más atento que nunca para controlar la posible aparición de plagas y enfermedades, y para limpiarlas, abonarlas y regarlas de forma adecuada.

Flores veraniegas

Hay una gran variedad de plantas que florecen en verano proporcionando un colorido espectacular; entre ellas se encuentran: lobelias, impatiens, mejoranas, felicias, petunias, verbenas, gisantes de olor, begonias, fucsias, geranios, alhelíes, cinerarias, caléndulas, amarantos, calceolarias y gencianas, entre otras. Estas plantas requieren fertilizantes especiales en su fase de floración.Después, muchas de ellas seguirán produciendo más hojas, por lo que necesitarán un abono adicional en forma de fertilizante convencional para plantas de interior.

Para estimular la floración y prevenir enfermedades, arranque las flores muertas inmediatamente después de que se comiencen a marchitar.

Flores veraniegas

A continuación te dejamos las diferentes tareas que has de realizar durante el verano para que tus plantas se encuentre siempre bellas.

Riego

Aunque se encuentren en el interior, las plantas varían sus necesidades hídricas según la climatología del mismo modo que lo hacen las que se hallan en el exterior. En verano es necesario aumentar la cantidad de agua de riego, pero podrían llegar a regarse en exceso con la misma facilidad con que sucede en invierno si no se tiene en cuenta el factor climático. Así, una planta puede requerir riegos diarios durante los meses estivales en los períodos de fuerte calor prolongado y de sol, mientras que en las zonas  de veranos secos y frescos probablemente con dos o tres riegos semanales sea suficiente.

Es frecuente que en los inicios de verano muchas plantas se hayan trasplantado recientemente; en tal caso el riego deberá ser también el adecuado para permitir que las nuevas raíces penetren y se adapten al compost.

Temperatura

La mayoría de las plantas de interior soporta bien las temperaturas estivales. No obstante, en los días secos y muy calurosos, es necesario que estén bien ventiladas.

Humedad

Durante los meses del verano las plantas pierden mucha humedad por evaporación, por lo que se les debe proporcionar un suministro adecuado de agua que les permita reemplazar la pérdida y también el desarrollo de nuevos brotes; además, de muchos ejemplares se beneficiarán si los rocía con agua de vez en cuando para mantener húmedo el ambiente, pero sin excederse y teniendo en cuenta las necesidades particulares de cada ejemplar.

Abono

Los meses estivales son el período del año en que la mayoría de las plantas se hallan más activas y por ello requieren alimentos adicionales. Abónalas cada semana o cada quince días, según su índice de crecimiento, con un fertilizante líquido y siguiendo estrictamente las instrucciones del fertilizante de cada fabricante, porque un exceso de abono puede ocasionar daños graves en las raíces. Antes de aplicar el abono, riega bien las plantas, y ten en cuenta que no es conveniente abonar los ejemplares recién trasplantados hasta transcurridas unas seis u ocho semanas.

Conoce más sobre el autor en su

Realizar el mejor acolchado

El mulching o acolchado es una técnica realizada en los países con agricultura de conservación desde hace muchos años. Permite ahorrar agua, evitar la emergencia de malas hierbas, refrescar el terreno y fomentar la vida microbiana. Existen muchos materiales útiles a nuestro alcance, y se utilizan así.

Realizar el mejor acolchado

Realizar el mejor acolchadoCompost doméstico:

Los residuos orgánicos vegetales, como las hojas, y algunos no vegetales, como las cáscaras de huevo, fermentadas en un buen montón o silo de fermentación, consiguen transformarse en un excelente cobertor del suelo. La capa debe ser no inferior a 4 cm.

Malla geotextil:

Nada más sencillo que extender sobre la base de las plantaciones a proteger contra hierbajos e insolación estas láminas que permiten la entrada de agua al suelo, pero impiden la salida de la humedad. Además evitan con toda efectividad la emergencia de malas hierbas.

Áridos varios:

Arena de río, gravilla de río, grava de mármol, arlita y muchos más áridos micronizados se pueden usar para refrescar el suelo y conservar su humedad. Normalmente, las malas hierbas aparecen tarde o temprano, por lo que se debe completar con herbicida.

Controlar las malas hierbas con tapizantes

Hay muchas maneras de controlar la vegetación espontánea, la más socorrida y rápida es recurrir a la utilización de herbicidas, que hoy en día son respetuosos con el entorno y no contaminan ni los suelos ni las aguas. Pero existe una manera verdaderamente original; se trata de sustituir las malas hierbas espontáneas por hierbas favoritas, como las vivaces tapizantes o las anuales floridas. Los hierbajos no saldrán porque el terreno ya estará colonizado por, por ejemplo, Cerastium tomentosum (en la foto), Sedum sediforme, Dianthus deltoides, etc.

Conoce más sobre el autor en su

Paso a paso: Abonar la terraza

Ya esta apunto de llegar la primavera, algunas de nuestras plantas ya han empezado a despertar de su letargo invernal como los almendros, que se encuentran bien floridos. Nuestras plantas no tardarán mucho, así que antes de que despierten ¡ Vamos a prepararles un buen sustento para que su desarrollo en primavera sea explosivo!

Paso a paso: Abonar la terraza

A principios de temporada (hay dos principios de temporada agronómica: septiembre y febrero-marzo), es muy recomendable realizar un buen abonado de fondo a los recipientes que integran la decoración vegetal de terraza, balcón, porche, pérgola… Existen muchos métodos, pero todos se basan en la utilización de tierra nueva, fresca y fertilizada.

Paso a paso: Abonar la terrazaLo primero, un buen drenaje. Cada recipiente de su terraza debe contar con una adecuada salida de agua sobrante del riego. La tierra capta sólo lo que su capacidad de retención le permite. El resto, si permaneciera en la maceta, ahogaría las raíces. Eche en el fondo grava, cascotes, etc.

El sustrato, básico. Escoja el sustrato más adecuado a las plantas que vaya a colocar en su estancia. Por ejemplo, si le gustan las camelias, rododendros o brezos, deberá utilizar sustratos ácidos. Si no, un buen sustrato universal será suficiente.

Muy importante: apretar la tierra. Después de cada plantación (en la imagen un hijuelo basal de orquídea), es necesario apretar el sustrato (“planta apretada, planta agarrada”). No debe ser muy fuerte la presión, bastará con un empujoncito con la yema de los dedos.

 

Conoce más sobre el autor en su

Jardinería orgánica en el huerto

La jardinería orgánica y las plantas medicinales y culinarias son aliados naturales agrupadas con habilidad en un arriate o en el huerto.

Jardinería orgánica en el huerto

En la foto podemos ver como se ha alternado los cultivos hortícolas con damasquina (Tagetes patula), una eficaz planta que ahuyenta las plagas y a los nemátodos del suelo.

No son sólo las propiedades culinarias y medicinales lo que convierte a estas plantas en indispensables, sino también su facultad de frenar el crecimiento de las malas hierbas. De algunas de ellas se obtienen así mismo excelentes fertilizantes, o abonos, mientras que otras poseen propiedades insecticidas.

Entre ellas:

  • Consuelda (Symphytum officinale): Una robusta mata perenne de hojas pubescentes, con un alto contenido en potasa, una sustancia fundamental para favorecer el crecimiento rápido.
  • Damasquina (Tagetes patula): Una planta anual aromática con flores de colore amarillo vivo o naranja, muy apreciada en los macizos estivales o en jardineras. Contiene sustancias que ayudan a combatir los nematodos parásitos y a limitar el crecimiento de algunas malas hierbas.
  • Pelitre (Tanacetum cinerariifolium): Planta perenne de hojas estrechas con flores blancas en verano parecidas a las margaritas. Contiene piretrina, una sustancia insecticida muy eficaz.
  • Ajenjo (Artemisia absinthium): Subarbusto de follaje algo afelpado, de color verde blanquecino, crece bien en sitios soleados y bien drenados. Contiene tuyona, una sustancia insecticida muy potente.

 

Estas plantas si se sabe aprovechar son muy eficaces como insecticidas y como abono foliar, por ejemplo, ya no se recomienda el cultivo de consuelda como planta culinaria, aunque puede aprovecharse para elaborar un liquido fertilizante natural. A la hora de utilizarlo  diluye el líquido con unas 10 o 15 partes de agua y emplearlo para regar a las plantas.

Para ello tan sólo necesita recolectar las hojas de consuelda, triturarlas y comprimirlas con un poco de agua.  De ahí saldrá un liquido verde que al cabo de unos días se volverá un líquido espeso y marrón. Este líquido es un eficaz fertilizante para todo tipo de hortalizas. Una forma fácil y eficaz de nutrir a nuestros cultivos de una forma orgánica y barata.

 

Conoce más sobre el autor en su