Estanques: especies acuáticas (2)

Como ya te dijimos en el anterior capítulo, te aconsejamos que situases el estanque, ahora toca el momento de elegir las plantas.

Estanques: especies acuáticas (2)

Las plantas acuáticas pueden vivir en el agua gracias a que sus tejidos presentan una organización especial que les permite absorber directamente del agua el oxígeno, dióxido de carbono y sales minerales. Dentro de ellas se puede hacer varios grupos en función de su adaptabilidad al medio acuático, según necesiten estar más o menos sumergidas en el agua… o sólo cerca de ella.

PLANTAS PARA LA ORILLA

En las proximidades de todo pantano, o zona de agua estancada como su estanque, la humedad siempre es muy elevada. De hecho, suceden con frecuencia desbordamientos, escapes al rellenar, etc. Y si no suceden, le aconsejamos que usted los fomente para poder plantar ahí las especies de pantano que le vamos a indicar. Puede, por ejemplo, cavar una superfcie alrededor de su estanque e impermeabilizarla enterrando film plástico a 40 cm, para que el terreno ahí siempre esté algo húmedo después de efectuar un copioso riego.

 

PLANTAS TOTALMENTE SUMERGIDAS.

No suelen utilizarse demasiado. Sólo son aconsejables en estanques muy pequeños, y además como rarezas. No tiene más que depositarlas en el fondo, con los troncos y raíces sujetos con algún contrapeso, para que ellas organicen su vegetación. Entre las especies más importantes que componen este grupo están la mayoría de plantas de acuario y es en esas tiendas especializadas donde podrá comprar estas preciosidades:

Hottonia cordata

 

PLANTAS CON PARTE SUMERGIDA Y PARTE AÉREA.

Estas son las que más nos pueden interesar, porque comprenden las especies de ribera y de fondo. Por lo general las hojas de estas plantas son totalmente diferentes a las sumergidas; mucho más parecidas a las plantas convencionales. Entre las más importantes están:

 

PLANTAS QUE FLOTAN EN EL AGUA.

Estas especies no necesitan que sus raíces se fijen en la tierra del fondo o en la de la ribera del estanque. Usted las tira al agua y ellas emitirán raíces de inmediato. Guárdelas en invierno en un barreño bien protegido

 

 

Conoce más sobre el autor en su