Acerca de Pepe Plana

Ingeniero agrícola, diseñador de jardines y asesor de la revista Mi Jardín.

¿Qué tareas hacer durante el invierno en nuestro jardín?

Con el paso de las estaciones las plantas y el jardín también cambian. Deberemos amoldarnos a la naturaleza y planificar los trabajos en el huerto y en jardín. Te proponemos algunas tareas que puedes realizar durante este invierno en el jardín.

Niños en el jardín

Te proponemos algunas tareas que puedes realizar durante este invierno en el jardín.

 

Lava las bandejas de siembra para flores y guárdalas. El invierno es época de recolectar hortalizas como habas, ajos, nabos, lechugas de invierno, col china.
Desentierra los bulbos de floración estival si no vas a naturalizarlos. Ponlos en una caja en un lugar fresco y seco. Cúbrelos con paja, papel de periódico o tierra seca.
Incorpora los residuos del jardín al compost, por ejemplo los restos de poda bien recortados. Mantenlo húmedo todo el invierno.
Si observas charcos es el momento de realizar los drenajes.
Suspende los riegos y vacía las tuberías para que no se hielen. Cubre el suelo con una capa de acolchado para mantener la humedad.
Poda los árboles frutales y los rosales. Recorta los setos y también los árboles a los que quieras dar forma. Planta árboles y arbustos a raíz desnuda.

 

Logo bulbo

Participa en tuinen.es!

¿Tienes alguna pregunta sobre este tema?, ¿Deseas compartir alguna información adicional con el resto de lectores? Déjanos tu comentario o entra en nuestra página en Facebook y contestaremos a tus cuestiones lo antes posible.

Para más consejos también síguenos en Twitter y Google+.

 

Si quieres conocer más sobre el autor:

 

 

Cómo plantar un arbusto de flor

Al género Magnolia pertenecen un buen número de especies perennifolias y de hoja caduca. A este último apartado corresponden los magnolios de flor como el Magnolia stellata, que desde principios de primavera y hasta ahora brillan sobremanera en todo jardín fresco, con tierra algo ácida y al sol-sombra.

Magnolia-stellata

Así se plantan desde cepellón los magnolios y cualquier arbusto de flor que desee, una vez excavado un amplio hoyo.

1. Extraer la arpillera. Sobre todo si es de plástico, es necesario extraer el envoltorio del cepellón con mucho cuidado para no desmoronarlo.

2. Meter el cepellón en el hoyo. Mezclar la tierra extraída del hoyo con sustrato ácido y poroso. Meter el cepellón, verificando que queda a la misma profundidad que tenía en el vivero.

3. Tapar con tierra fina y algo ácida. Tapar con la mezcla efectuada, procurando echar lo mejor en el fondo. No importa si arriba queda la fracción más gruesa.

4. Regar con profusión. Realizar un alcorque, o depresión en torno al tronco del arbusto, y llenarlo de agua, a poder ser no demasiado dura o alcalina.

Plantar un arbusto de flor

 

Logo bulbo

Participa en tuinen.es!

¿Tienes alguna pregunta sobre este tema?, ¿Deseas compartir alguna información adicional con el resto de lectores? Déjanos tu comentario o entra en nuestra página en Facebook y contestaremos a tus cuestiones lo antes posible.

Para más consejos también síguenos en Twitter y Google+.

Si quieres conocer más sobre el autor:

 

Marzo lluvioso y ventoso

Llega el mes de marzo, el último del invierno y el primero de la primavera que tanto ansiamos. Durante este mes comienzas a subir las temperatura, el día se alarga y comienzan a aparecer los días calurosos de marzo, salpicados de intervalos lluviosos.

Marzo lluvioso y ventoso

En marzo, vuelven al jardín muchas aves cantoras de sus escapadas invernales (mosquiteros, reyezuelos, tarabillas), que nidificarán en abril y comienzan a asomar la cabeza otras que se quedaron a retozar entre nosotros (mirlos, herrerillos, carboneros). Salen los insectos adultos de sus escondites entre las cortezas de los árboles o desde las profundidades del suelo y comienzan febrilmente las puestas que devendrán en nuestras “queridas” plagas de cada temporada. Si mueve el suelo con un azadón, seguro que aparecerán alacranes cebolleros (Gryllotalpa gryllotalpa), escarabajos tenebrosos (Capnodis tenebronis) o adultos de gusanos de alambre (Agriotes lineatus), que quedarán neutralizados en su afán reproductor con esta sencilla y biológica tarea.

Marzo lluvioso y ventoso

En marzo, esperamos el momento en que el hombre del tiempo nos anuncia que a tal hora de tal día (nunca el 21 a las 12 de la noche): ¡COMIENZA LA PRIMAVERA!

A algunos nos entrará el pánico ante la eclosión de las malas hierbas. A otros la expectación y los nervios ante el espectáculo de la floración de la campiña, que recuerda mucho a la prueba del alumbrado de la Feria de Sevilla.

Aún tiene tiempo, acuda a su centro de jardinería y hágase con un cerezo y un magnolio de flor (Prunus serrulata y Magnolia soulangeana, respectivamente).

Si quieres conocer más sobre el autor:

¡Febrero, el mes loco!

“En febrero, el loco, ningún día se parece a otro”. Este refrán popular es el que mejor define el mes de Febrero, un mes a la vez irritante y delicioso…

Cotoneaster

Por un lado, en febrero suelen medirse las temperaturas mínimas del año, es decir las que se obtienen de manera puntual en una de las llamadas olas de frío, que son rachas heladoras que llegan a nosotros empujadas por vientos poderosos que se dan en este mes, generalmente del este (siberianos) o del norte (polares).

Pero por otro lado, en febrero, además de los primeros y tímidos cantos de los mirlos, comienzan los primeros soles apreciables y benefactores del año. Esos soles que nos empujan a creer que en esta vida todo es cíclico, que el calor volverá, del mismo modo que han vuelto las cigüeñas, volverán las gafas de sol, volverán los paseos en mangas de camisa por el campo y hasta, por qué no, los trajes de baño.

Hamamelis intermedia

Con todo lo dicho, y considerando además que se trata del mes más corto, es fácilmente deducible por qué llamamos a febrero el mes loco; loco con el mayor cariño, loco con la mayor de las esperanzas, loco agradeciéndole haber despertado nuestros sentidos a tantas y tantas cosas… de nuevo. 

Venga, pongamos manos a la obra para celebrar tanto bienestar y plantemos ya los arbustos, encabezados por el más necesario y resistente en invierno: el avellano mágico (Hamamelis intermedia). ¿Queréis disfrutar ya de las flores? Plantad un buen macizo de primaveras (Prímula) de todos los colores.

 

Logo bulbo

Participa en tuinen.es!

¿Tienes alguna pregunta sobre este tema?, ¿Deseas compartir alguna información adicional con el resto de lectores? Déjanos tu comentario o entra en nuestra página en Facebook y contestaremos a tus cuestiones lo antes posible.

Para más consejos también síguenos en Twitter y Google+.

 

Si quieres conocer más sobre el autor:

 

 

 

 

En octubre no os olvidéis de dividir las vivaces

Octubre es el mes para trabajar con las vivaces, que han dado todo lo que tenían dentro durante esta temporada. Ahora es el momento de dividir las que cuenten con mata, para obtener más ejemplares y desahogar el macizo.

THE LONG BORDER, BEDS AND TAPESTRY HEDGE, DESIGNERS MR & MRS MCGRATH

Los pasos a seguir para dividir las vivaces son muy sencillos:

Dividir vivaces 1

 

Cortad a ras de suelo.

Antes que nada hay que someter a las matas a una severa poda y recorte de su perímetro, para dar coherencia al cúmulo de tallos y follaje.

 

 

Dividir vivaces 2Sacad un buen cepellón.

A continuación hay que extraer o desplantar el ejemplar a dividir, haciendo una zanja en su contorno para cortar las raíces exteriores y después meter la pala por debajo para hacer lo mismo con las pivotantes.

 

 

 

Dividir vivaces 3Dividid las matas.

Haced los trozos que deseéis con la mata extraída. Lo aconsejable es conseguir cepellones fuertes con, por ejemplo, mitades del material.

 

 

 

Dividir vivaces 4Plantadlas!

Sólo queda plantar cada elemento procedente de la división en hoyos individuales. No situéis cada nuevo ejemplar muy cerca uno de otro, para que este trabajo realizado dure 3-4 temporadas.

 

 

Logo bulbo

Participa en tuinen.es!

¿Tienes alguna pregunta sobre este tema?, ¿Deseas compartir alguna información adicional con el resto de lectores? Déjanos tu comentario o entra en nuestra página en Facebook y contestaremos a tus cuestiones lo antes posible.

Para más consejos también síguenos en Twitter y Google+.

Si quieres conocer más sobre el autor:

 

¡Prepara el terreno de tu huerto!

Durante el mes de abril, debemos preparar el terreno donde plantaremos nuestro huerto. Aportar materia orgánica y favorecer la aireación son fundamentales para asegurarnos una abundante cosecha.

Prepara el terreno de tu huerto

Sin lugar a dudas, el mes que viene es el de mayor actividad en el huerto. Es el mes de llevar a cabo la gran mayoría de plantaciones de cultivos veraniegos, que son los más populares y gratificantes. Tomates, pimientos y berenjenas, por ejemplo, que deberán encontrar un suelo bien trabajado por nosotros durante este mes.

El suelo debe reunir unas condiciones óptimas de estructura, aireación, drenaje, nutrientes y materia orgánica para que nuestras hortalizas se desarrollen con éxito.

¿Cómo preparamos el suelo?

Paso 1 Eliminacion malas hierbas

 

1. Antes de voltear el terreno se deberá eliminar manualmente las malas hierbas existentes en la zona donde plantaremos nuestro huerto.

 

 

 

Paso 2 Rotura el terreno

2. Con el azadón, la pala jardinera o la motoazada, se roturará el terreno. Aproximadamente se debe roturar unos 50 cm, que es la profundidad que alcanzarán las raíces de nuestras hortalizas.

Una vez removido el terreno se deberá aportar una generosa cantidad de estiércol, a razón de unos 4 kg/m2. Si nuestro terreno es duro y pesado, puede ser necesario añadir arenas para mejorar la estructura y facilitar la penetración de las raíces. Entrecava la tierra.

 

 

Paso 3 rastrilla y nivela

 

3. Una vez movido el suelo, llega el momento de nivelarlo y eliminar terrones, hierbajos, piedras, etc. Con el rastrillo, una pala y una carretilla, se puede hacer esto con facilidad.

 

 

 

Paso 4 realiza los caballones

 

4. Por último, toca decidir en qué lugar se pondrá cada cultivo y realizar los bancales, con sus surcos y caballones para la sujeción y riego de las futuras plantitas.

 

 

 

Logo bulbo

Participa en tuinen.es!

¿Tienes alguna pregunta sobre este tema?, ¿Deseas compartir alguna información adicional con el resto de lectores? Déjanos tu comentario o entra en nuestra página en Facebook y contestaremos a tus cuestiones lo antes posible.

Para más consejos también síguenos en Twitter y Google+.

Si quieres conocer más sobre el autor:

 

Escoge los árboles según tu clima (y 3)

Hoy, seguiremos proponiéndoos los árboles que mejor se adaptan a vuestro clima. Esta vez os hablaremos de los adaptados a climas tropicales y de alta montaña.

 Clima tropical

Jacaranda mimosifolia

 

 

Jacarandá (Jacaranda mimosifolia):

Cómo es: es uno de los árboles más espectaculares por su intensa floración. Tiene flores en racimos azul-violáceos que emergen antes de las nuevas hojas. Cuenta con hojas plumosas, muy divididas y caducas.

Cuidados: la jacarandá sólo se reproduce por semillas así que puedes proceder a su recolección al pasarse las flores. Riega poco tu árbol y dale un terreno fértil y bien drenado.

 

 

 

 

 

 

cassia spectabilis

 

 

Casia (Cassia spectabilis) :

Cómo es: especie proveniente de América Tropical y de las Indias Occidentales conocido como “lluvia o chaparrón amarillo” por la gran densidad de sus flores con un aroma que recuerda a las violetas.

Cuidados: plántala a pleno sol y riégala con moderación, pero prevé que no le falte el agua durante los 2-3 primeros años. Prefiere suelos pobres y arenosos.

 

 

 

 

 

Clima alta montaña:

Juniperus communis 'Hornibrockii'

 

 

Enebro (Juniperus communis):

Cómo es: sus hojas son aciculares y punzantes. Sus frutos sirven para alimentar a las aves y …¡para elaborar la ginebra!

Cuidados: una vez el enebro se haya aclimatado al terreno podrás olvidarte de él. Hasta entonces, suminístrale un par de riegos al mes en verano y mantén la tierra abonada..

 

 

 

 

 

 

Pinus sylvestris

 

 

Pino silvestre (Pinus sylvestris) :

Cómo es: es uno de los pinos que mejor soporta la altura en nuestro país. Sus acículas son cortas y el tronco muy alto y cortezado.

Cuidados: una vez plantado sólo tendrás que regarlo una vez cada quince días en pleno verano y vigilar si aparecen bolsones de oruga procesionaria.

 

 

 

 

 

 

Si quieres consultar qué árboles te recomendamos para los otros climas, pásate por nuestros post anteriores:

– Escoge los árboles según tu clima 1

– Escoge los árboles según tu clima 2

Logo bulbo

Participa en tuinen.es!

¿Tienes alguna pregunta sobre este tema?, ¿Deseas compartir alguna información adicional con el resto de lectores? Déjanos tu comentario o entra en nuestra página en Facebook y contestaremos a tus cuestiones lo antes posible.

Para más consejos también síguenos en Twitter y Google+.

 

Si quieres conocer más sobre el autor:

Escoge los árboles según tu clima (2)

Como ya hemos hecho en posts anteriores, vamos a seguir proponiéndoos especies de árboles para que podáis saber cuáles son las que mejor se adaptan al clima donde vives. Hoy os vamos a explicar los árboles que mejor se adaptan al clima continental y al clima árido, así que si vives en estas zonas climáticas, toma nota!

Clima continental

Ulmus minor

 

Olmo (Ulmus minor):

Cómo es: es uno de los árboles más grandiosos de nuestra geografía llegando a alcanzar los 30 metros de altura. Tiene un tronco muy grueso y hojas caducas, verdes oscuras y mate, algo velludas, sentadas y aserradas.

Cuidados: los olmos no precisan suelos ricos, pero deben contar con cierta humedad y frescor. Es muy importante prevenir la aparición de escarabajos en sus pies, pues propagan la enfermedad incurable y letal de la Graphiosis.

 

 

 

 

 

Platanus hispanica

 

 

Plátano de paseo (Platanus hispanica):

Cómo es: inmenso árbol con corteza que se desprende con facilidad y color de tronco grisáceo. Las hojas son muy grandes , con cinco lóbulos que las asemejan a la palma de la mano. Son caducas pero no caen hasta el invierno.

Cuidados: el gran problema de los plátanos son las heladas tardías primaverales, así que debes plantarlo en zonas protegidas del norte. Mantenlo entutorado los dos primeros años, regándolo con frecuencia. Después no necesitará a penas cuidados.

 

 

 

 

 

Clima árido o estepario:

phoenix dactylifera

 

 

Palmera datilera (Phoenix dactylifera):

Cómo es: es la palmera mediterránea por excelencia. Los oasis del Sahara y las riberas del Nilo, están llenos de datileras. Se caracterizan por sus frondas enormes y divididas y sus racimos de ricos frutos.

Cuidados: estas palmeras cuentan con pies machos que producen polen, y hembra en la que se forman los dátiles. Soportan muy bien el calor y la sequedad ambiental, pero no tanto la sequía, así que deberás regarlas de vez en cuando. Una vez establecidas no precisan ni riegos ni abonados.

 

 

 

 

 

juniperus sabina

 

 

Sabinas (Juniperus sabina):

Cómo es: es uno de los árboles más resistentes y sufridos. Es un árbol muy bello con hojas escamosas grises y troncos gruesos, duros y descortezables. No alcanzan una gran altura, 3-4 metros.

Cuidados: planta la sabina junto a especies xerófilas, es decir que no requieren riego. Elimina las ramas que se sequen cada 4-5 años.

 

 

 

 

 

 

Para consultar los árboles que te recomendamos para el clima atlántico y mediterráneo pásate por nuestro post anterior (Escoge los árboles según tu clima 1).

Logo bulbo

Participa en tuinen.es!

¿Tienes alguna pregunta sobre este tema?, ¿Deseas compartir alguna información adicional con el resto de lectores? Déjanos tu comentario o entra en nuestra página en Facebook y contestaremos a tus cuestiones lo antes posible.

Para más consejos también síguenos en Twitter y Google+.

 

Si quieres conocer más sobre el autor:

Prepara tu jardín para la próxima primavera: multiplica aromáticas y siembra bianuales

Durante este mes de septiembre podemos empezar a planificar la composición del jardín de la próxima primavera.

 

Planifica siembra bianuales

 

Es el momento ideal para escoger nuestras plantas preferidas y empezar a prepararlas para que cuando llegue la primavera luzcan sanas y radiantes en nuestro jardín.

Esquejar aromáticas:

Tras el despliegue floral de verano y el crecimiento vegetativo siguiente, llega el momento de multiplicar las aromáticas como el tomillo (Thymus serphyllum), una forma tapizante de la especie, con excepcional fragancia de limón. Corta los brotes jóvenes y úntalos con hormonas de enraizamiento antes de pasarlos a los tiestos

Siembra las bienales:

Las bienales son plantas que nacen en otoño de este año para florecer en la primavera del próximo año. Se trata de pensamientos, las prímulas, los alhelíes, etc. Si siembras ahora en bandejas alveolares o en bandejas de siembra, conseguirás que germinen pronto y podrás ponerlas en tiestos individuales para que pasen así el invierno. A principios de primavera podrás llevarlas al jardín para verlas florecer.

Si quieres conocer más sobre el autor:

Escoge los árboles según tu clima (1)

Los árboles son las plantas más grandes de tu jardín, son los que te dan sombra y cobijo en verano y los que te marcan el cambio de estación. A continuación te proponemos especies de fácil aclimatación y bajo mantenimiento para que los disfrutes con poco esfuerzo.

Busca el clima que existe donde vives  y escoge qué árbol plantar:

Clima atlántico:

Quercus robur

 

 

 

Roble (Quercus robur):

Cómo es: lo reconocerás por sus hojas lobuladas y velludas que se caen en otoño y su tronco escamoso con madera durísima.

Cuidados: planta tu roble en una zona con sol y con suficiente espacio ya que es un verdadero gigante. Sólo necesitarás algún riego durante los primeros años.

 

 

Fagus sylvatica

 

 

Haya (Fagus sylvatica):

Cómo es: árbol con tronco desnudo y grisáceo, incluso brillante. Las hojas son redondeadas, aserradas y caducas-marescentes (persisten en el árbol secas en pleno invierno).

Cuidados: plántalo al menos 10 metros de distancia de tu casa, en una zona de sol-sombra. Solo necesita que lo riegues de vez en cuando en verano.

 

 

 

Clima mediterráneo:

Pinus pinea

 

 

Pino piñonero (Pinus pinea):

Cómo es: tiene forma globosa y simétrica. Acículas cortas en grupos y piñas con frutos comestibles. Es el típico pino mediterráneo que llega a crecer incluso junto al mar.

Cuidados: el pino piñonero requiere un suelo algo arcilloso, drenado y no demasiado fértil, el se encargará de enriquecerlo con su pinocha. Plántalo en una zona a pleno sol y a una distancia de al menos 10 metros de la casa. Vigila la oruga procesionaria.

 

 

Quercus suber

 

 

Alcornoque (Quercus suber):

Cómo es: majestuoso árbol de copa amplia. Las hojas son coriáceas y picudas, los frutos son bellotas. Su tronco está revestido de corcho que se extrae para múltiples aplicaciones.

Cuidados: plántalo en una zona protegida de los fríos intensos y en un suelo profundo y arcilloso enriquecido con mantillo de hojas. Si hay vientos fuertes, puede que necesites un buen soporte para protegerlo, por ejemplo una estaca junto al tronco.

 

 

Si quieres conocer más sobre el autor: