Acerca de Mario Hidalgo

Etólogo canino y aficionado a la jardinería.

¿Cómo cuidar de nuestras plantas en vacaciones?

A todo el mundo le gusta irse de vacaciones durante el verano, pero a menudo nos encontramos que no tenemos quien cuide de nuestras plantas y no queremos dejarlas a merced del sol y el calor. Si no queréis renunciar a vuestras vacaciones, voy a daros algunos consejos que ayudara a las plantas a sobrellevar mejor vuestra ausencia.

riego

Lo primero que debemos hacer, es hallar la mejor situación para ellas, ya que no es lo mismo dejarlas en pleno sol, que un poco más resguardadas. Recomiendo que las situemos en una de las habitaciones más frescas de vuestra vivienda y ponerlas bien juntas, de forma que se conservará mejor la humedad. Dentro de la habitación, las situaremos en un lugar donde no les de el sol de forma directa, para evitar que se quemen, pero que reciban claridad y puedan seguir con la fotosíntesis.

Una vez hemos hallado el lugar idóneo, el siguiente paso, seria minimizar el crecimiento de la planta, de forma que el consumo de agua también lo haga. Para esto, dejaremos de suministrarles abono dos semanas antes de partir, y unos días antes, procederemos a arrancar todas las flores y capullos que esta tenga, ya que el mantenimiento de estas, requiere mucha agua.

Y por ultimo, tenemos el tema del riego, podría parecer una buena idea, poner los tiestos en recipientes llenos de agua, pero esto solo haría que las raíces se pudriesen, así que descartaremos esta técnica, que solo conduciría a nuestras plantas a una muerte segura.

Lo primero que haremos es un buen acolchado, que consiste en cubrir la tierra con piedras o corteza, minimizando así las perdidas de agua por evaporación, ya que los rayos solares no inciden de forma directa en la tierra y las elevadas temperaturas ambientales no afecten de manera directa.

Una vez hecho esto, os recomiendo dos técnicas, usaremos la primera para escapadas más cortas y la segunda para escapadas más largas.

-Gotero casero: Consiste en hacerle un agujero en el tapón a una botella de agua, y enterrar unos cinco centímetros de botella con el tapón puesto y llena de agua. De modo que poco a poco, vaya suministrándole agua a la planta. Recomiendo que semanas antes hagáis distintas pruebas para ver su funcionamiento.

-Cordón de algodón: Esta técnica se suele utilizar en escapadas mas largas, ya que el tamaño del recipiente puede ser tan grande como queramos, en función de los días que vayamos a estar fuera. Para ello solo necesitamos un cordón de algodón y un recipiente lleno de agua. Introducimos uno de los extremos del cordón dentro de la tierra y el otro dentro del recipiente, de modo que el cordón absorberá el agua y la transportara a la tierra.

Espero que os haya sido de utilidad y que a la vuelta de las vacaciones, tengáis las plantas bonitas y relucientes.

Estanques: situación (1)

A quien más a quien menos a todos nos gustaría disfrutar de un estanque en nuestro jardín, ver el rápido desarrollo de sus plantas, los peces nadando sin parar, el sonido del agua chapoteando. Una manera muy Zeng de relajarnos, de dejarnos llevar, vaciar nuestra mente y encontrar un lugar de reposo.

Estanques: situación

A menudo lo que nos tira atrás, es la capacidad del agua para atraer mosquitos, pero eso esta muy lejos de la realidad. Cierto es que los mosquitos ponen sus huevos en el agua, pero el tiempo de eclosión de estos es tan corto que pueden poner sus huevos en cualquier sitio en el que haya agua estancada, un charco de la lluvia, una hoja en la que se ha quedado agua… Por lo contrario, ciertos predadores del mosquito podrían beneficiarse de un estanque, por ejemplo las libélulas, ponen sus huevos en el agua, sólo que estos tardan muchísimo más en eclosionar, lo hacen de un año a otro.  Pero sus larvas se alimentan de los huevos de los mosquitos, minimizando así su población. También tenemos las ranas que como bien es sabido, su alimentación principal son pequeños insectos.

Así que los mosquitos no es escusa para no tener un estanque.

A la hora de hacer un estanque hay varios puntos a tener en cuenta, el primero y uno de los mas importantes es el emplazamiento.

Si disponemos de un terreno llano no tendremos ningún tipo de problema a la hora de situar nuestro estanque, por lo contrario si nuestro terreno tiene algunas pendientes, seria interesante hacer un estudio de donde desemboca y por donde pasa el exceso de agua tras la lluvia para evitar situarlo allí, de ese modo evitaremos que nuestro estanque se llene de suciedad.

El emplazamiento debe estar situado en un sitio donde el sol no incida durante más de 5 horas evitando así un calentamiento excesivo del agua, ya que eso favorecería la proliferación de algas. Pero debe darle algunas horas el sol, de modo que las plantas puedan desarrollarse con normalidad.

Otro punto a tener en cuenta son los árboles que hay cerca de nuestro estanque, debemos evitar a toda costa situarlo cerca de árboles de hoja caduca, pues estas caerán dentro del estanque y nos pasaremos mucho tiempo retirándolas, y de lo contrario, estas se descompondrán dentro del agua, ensuciándola.

Purín de ortigas

La ortiga es una planta de la família de las urticáceas que puede llegar a alcanzar hasta 1.5m de altura, muy temida por todos, debido a sus pelos urticantes que crean escozor y picor tras el contacto. Pero lo que no sabemos es que tras este temor tan extendido, esta planta es más beneficiosa que perjudicial. 

Planta de ortiga

 

Dicha planta contiene Azufre, Calcio, Fósforo, Hierro, Manganeso, Nitrógeno, Potasio y Silicio fácilmente asimilable por las plantas, además de ciertas hormonas y bacterias muy beneficiosas para el buen desarrollo de las plantas…

¿Cómo preparar el purín de ortigas?

Para preparar dicho purín, llenaremos el 40% de un recipiente con ortigas frescas o el 10% con ortigas secas, y después llenaremos el recipiente en su totalidad.

Procederemos a remover diariamente la mezcla, durante 10 días en verano, un poco más en invierno, hasta que veamos que deja de hacer espuma. Una vez finalizado el proceso, colaremos el líquido para así extraer las ortigas. Este líquido podrá ser guardado durante todo un año sin que se eche a perder.

Cabe destacar que durante su elaboración, desprende un olor poco agradable.

 

Aplicación:

  • Para aplicaciones generales, bastará con un 5% de purín, lo que equivale a medio litro por cada diez de agua aplicándolo foliarmente.
  • Pero si tratamos de combatir algún tipo de plaga, habrá que aumentar hasta el 20% de purín y hacer una aplicación localizada, donde se encuentre el problema.
  • Si lo que deseamos es aplicar en semillas, debemos sumergirlas en un extracto puro durante 24 horas y después plantarlas.
  • Para el suelo usaremos una disolución al 10% y regaremos todo el suelo, tras la aplicación procederemos a regar para que el producto penetre bien en la tierra.

 

Frecuencia:

Se recomienda una aplicación general mensual en plantas sanas al 5% y una aplicación al 10% cada 20 días en plantas afectadas por alguna enfermedad, hasta ver una recuperación. Si la enfermedad es muy potente, se puede aumentar la concentración hasta alcanzar el 100%.

 

Beneficios:

-Dificulta la proliferación de hongos

-Insecticida para pulgón y cochinilla

-Corrige las carencias

-Potencia el gusto de los frutos

-Aumenta la producción de flores y mejora su fragancia.

-Estimula el crecimiento radicular

Vermicompostaje, crea tu propio humus de lombriz

La lombricultura, es la cría de lombriz de tierra domestica (Eisenia foetida), con la finalidad de obtener humus, cebo para pesca y harina de lombriz. Todo esto se hace de una manera natural y ecológica, pues para alimentar dichas lombrices, se aprovechan casi todo tipo de desechos orgánicos. Estas a su vez, descomponen los residuos transformándolos en humus, a este proceso se le llama vermicompostar.

Niño con una lombriz

¿Qué es el humus?

El humus no es más que los excrementos de las lombrices, siendo este, uno de los mejores abonos ecológicos existentes. Éste, aporta grandes cantidades de nutrientes al suelo, indispensables para la vida vegetal, mejora el intercambio de iones y la asimilación de abono, aporta gas carbono mejorando así la solubilidad de los minerales. También ayuda al drenado y asimilación del agua, y evita la compactación del suelo. Toda esta ayuda a mejorar de manera notoria la resistencia de las plantas, contribuyendo así a un mayor desarrollo.

¿Por qué Eisenia foetida?

La Eisenia foetida o lombriz roja, es la lombriz más usada a nivel de lombricultura por varios motivos:

–        Se trata de una especie muy prolífera, puesto que en su tercer mes de vida ya ha madurado sexualmente.

–        Es muy longeva, en condiciones óptimas puede llegar a vivir 16 años.

–        Puede llegar a duplicar la población cada dos meses.

–        Es capaz de comer diariamente su peso en desechos.

Hábitat:

Habita en los primeros 50 cm de tierra, es por ello que es susceptible a los cambios de temperatura. La luz solar, la incorrecta alimentación, el excedente y carencia de agua y la acidez del medio, son sus principales enemigos.

Humedad:

La humedad óptima debe ser del 70%, el mejor método para comprobar la humedad es “la prueba del puño”. Consiste en coger un puñado de humus en nuestras manos y compactarlo, haciendo esto pueden surgir 3 situaciones.

1.-Que no tome forma, ni gotee, eso quiere decir que la humedad es inferior al 70% y hay que regar.

2.-Que tome forma y no gotee, eso quiere decir que la humedad se encuentra entre el 70 y 80%, no hay que regar

3.-Que gotee, eso quiere decir que la humedad es superior al 80% y perjudicial para las lombrices. Para solucionar esto podemos introducir virutas de serrín no tratada, fibra de coco, hojas secas, papel de cocina o papel de periódico (las paginas que no estén en color)

 

Temperatura:

 La temperatura óptima oscila entre los 12 y 25ºC, en verano, si las temperaturas son muy elevadas, deberemos regar con más frecuencia, para evitar que nuestras lombrices emigren a terrenos más frescos.

 

PH:

El ph debe ser de 7. Si es menor a 7 pondremos cáscaras de huevo trituradas, y para disminuirlo, introduciremos desechos ácidos, como tomates, naranjas…

 

Alimentación:

 Se puede echar frutas y verduras, posos de café, infusiones, cáscaras de huevo, pan, papel, restos de poda triturados y excrementos agrícolas. No se recomiendan ni canes, ni pescados, ni lácteos.

 

Cría doméstica:

La lombricultura, se puede realizar tanto en interiores como en exteriores, y puede hacerse mediante cajones o mediante tolvas. Incluso se puede tener un pequeño vermicompostador en casa, en el cual podemos añadir las sobras vegetales de la cocina, proporcionándonos abono constante para las macetas de nuestro hogar.

 

-Cría en cajones: Introduciremos las lombrices en un cajón, previamente agujereados en la base, para drenar los posibles excesos de agua. Después introduciremos los desechos y cubriremos con una fina capa de tierra, para evitar la presencia de moscas y malos olores. Una vez lleno el primer cajón, introducimos un segundo cajón, con agujeros medianamente grandes en la base hará que las lombrices pasen de un cajón a otro sin dificultad. Cuando acabemos con el segundo cajón introducimos el tercero, y cuando acabemos con el tercero, retiramos el segundo, y el humus de ese cajón ya esta listo para ser usado. El primero no lo retiraremos, pues es el que usaran de lecho y para desovar. Una vez vacío el segundo se pone arriba y así continuamente.

 

-Cría en tolvas: Este método es un poco mas complicado que el de cajones, se aplican los mismos procedimientos, pero se hace todo en un mismo cajón, con el inconveniente, de que si la temperatura aumenta, estas no tienen donde migrar y pueden morir. Para evitar esto, depositaremos en semanas alternas los desechos en un costado u otro de la tolva.