Acerca de Jorge Holguera

Técnico en Jardinería.

Una isla en Aranjuez

El jardín de la Isla de Aranjuez se encuentra bordeado por el Rio Tajo, en una isla de agua dulce. Esta abundante disponibilidad de agua quizá sea el recurso que propició la creación de este espacio que combina la belleza de la jardinería, con la funcionalidad de los huertos y la didáctica de la botánica. Todo ello regado con un sistema antiguo de presas y de acequias que sigue conservándose, mediante el cual continua regándose este espacio natural por inundación de los cerros estratégicamente excavados en todo el recinto.

la isla de Aranjuez

En el siglo XVI, Felipe II mandó edificar el famoso palacio de Aranjuez, junto al cual se encuentran los jardines del mismo nombre. Es este un lugar mágico desde el punto de vista forestal, botánico y de la jardinería, por la conjunción de riquezas que lo caracterizan. La conjunción de ellas quizá sea la principal inspiración de obras como la conocida composición musical del Concierto de Aranjuez de Joaquín Rodrigo.

No se puede decir que este palacio tenga un solo jardín, pues son varios los que lo rodean y los que forman parte del recinto real, que es propiedad de Patrimonio Nacional. Asimismo forma parte de lo que en el año 2001 la UNESCO declaró Paisaje Cultural Patrimonio de la Humanidad.

Numerosas son las especies que se distribuyen en los diferentes jardines que forman esta composición paisajística. Muchas de estas plantas llegaron de las distintas posesiones en las que reinaban los reyes españolas en aquellos momentos, tanto en los Países Bajos como en el continente americano.

la isla de Aranjuez

El gran jardín de la Isla, bordeado por el río Tajo, tiene 20 calles y algunas de las doce fuentes de todo este recinto real. En la misma isla, pero en la punta donde el río dividido y canalizado se vuelve a juntar, se encuentra el jardín de la Isleta. También hay en el recinto de esta isla del Tajo, una huerta, denominada la Huerta del Infante. Entre otros espacios, diferenciados por el ambiente que crea la vegetación establecida dentro de este borde de agua, está el palacio del Árabe.

Fuera de la isla, es donde está construido el Palacio de Aranjuez, frente al que se puede divisar la bella Plaza del Palacio, denominada así, como un espacio frontal que quiere preservar y elevar la elegancia y grandeza de este edificio con enormes extensiones de césped.

Por la parte trasera, y a través de la que se puede acceder al jardín de la Isla, hay un gran parterre, pero antes, a un costado y al otro del palacio, se encuentran dos jardines, uno del Rey y otro, de la Reina. Tanta grandiosidad y majestuosidad concentradas y divididas para satisfacer a ambos miembros de la monarquía.

la isla de Aranjuez

Foto de Wikipedia

Las especies que guarda este lugar se cuentan por cientos, entre las cuales hay ejemplares singulares. Algunos son el ahuehuete de los Chinescos, que tiene más de 11 metros de circunferencia en la base del tronco y más de 45 metros de altura. De entre casi 50 pacanos, el Macho puede que sea el árbol más alto de los existentes en los jardines españoles, con 58 metros. Hay ochenta ejemplares de Liquidámbar orientales, alguno de ellos alcanza 35 m de altura. Destacan los guayacanes de Virginia, que superan los 35 m. El seto de boj es el elemento más usado como separación de espacios. No faltan las especies de floración anual que embellecen este lugar en los meses de primavera y verano.

Los elementos estructurales son el segundo pilar básico de la riqueza de los jardines de Aranjuez. Las presas, canalizaciones otros sistemas hidráulicas son obras más funcionales que vistosas, porque la belleza y el simbolismo mayor es portado por las fuentes, entre las que prima la mitología griega como inspiradora de las mismas. Así se pueden ver doce fuentes en este recinto real, las de Hércules y Anteo, Céres, Neraidas, Boticaria, Hércules e Hidra, Apolo, Reloj, Niño de la Espina, Venus, Baco y Neptuno y Diana.

 

Logo bulbo

Participa en tuinen.es!

¿Tienes alguna pregunta sobre este tema?, ¿Deseas compartir alguna información adicional con el resto de lectores? Déjanos tu comentario o entra en nuestra página en Facebook y contestaremos a tus cuestiones lo antes posible.

Para más consejos también síguenos en Twitter y Google+.

El Huerto de Calisto y Melibea

Es éste, un jardín, privilegiado por su emplazamiento en el casco histórico de esta bella ciudad, favorecido por su presencia en la más alta literatura española, a través de ‘La Celestina’, peculiar por su distribución y sus magnificas vistas y conocido por ser un lugar de encuentro de parejas de enamorados.

El Huerto de Calisto y Melibea

El Huerto de Calisto y Melibea en la ciudad de Salamanca fue inaugurado el 12 de junio de 1981 y tiene una superficie de 2500 metros cuadrados. Este jardín cuenta con el encanto añadido por el ilustre escritor Fernando de Rojas que lo llena de magia gracias a la historia amorosa de los personajes que lo dan nombre, Calisto y Melibea.

Este lugar público tiene una distribución similar a la de los huertos de los monasterios, y cuenta con variadas especies de frutales y arbustos florales. Esta distribuido en distintos niveles y dividido por pasillos en cuadrícula que permite al ciudadano contemplar todas las especies desde bien cerca. Este lugar tiene muchas especies de flor, como lilos, rosales y plantas bianuales que son colocadas cada temporada, para dotarlo de un vivo colorido durante la primavera y el verano, porque durante el otoño este espacio se adapta a la época gracias al rojo de los ciruelos de flor y el cambio amarillo y posterior pérdida de hoja del resto de los diversos frutales que lo pueblan. Pero ninguna estación priva del verde a este bello oasis salmantino, pues en el mismo hay diversos olivos centenarios, armoniosos tejos podados en topiaria, prunus, palmeras y altos cipreses cómo más destacadas especies.

El Huerto de Calisto y Melibea

Tiene una sola puerta de entrada que lo protege del vandalismo por las noches, posee un pozo en el centro y en honor a la protagonista del libro que da nombre a este emblemático rincón de la ciudad, hay una escultura dedicada a esa vieja alcahueta, la Celestina.

El romanticismo de este lugar es elevado gracias a las parejas de estudiantes que lo visitan, pues es este, un rincón escondido a escasos metros de la prestigiosa facultad de filología de Salamanca. También es destacada su cercanía con la catedral de esta ciudad. Su situación goza de mayor suerte porque está situado en la parte interior de la muralla, con vistas a la ciudad desde una altura considerable otorgando al viandante una perspectiva panorámica impresionante.

Conoce más sobre el autor en su

El reposo vegetativo: cuando las plantas duermen

Hablamos del descanso de esas plantas que pierden la hoja en otoño. Los árboles de hoja caduca quedan desnudos de follaje. Duermen durante los meses más fríos del año.

Cornus en reposo vegetativo

El reposo vegetativo se produce cuando los días comienzan a ser más cortos y las temperaturas descienden. Año tras año, se produce este fenómeno que eludimos por habitual.

La maravillosa naturaleza y la inteligencia de la especie viva hacen posible el desarrollo de asombrosas formas de vida en las que, porqué no, caben las de las plantas y sus argucias para sobrevivir.

Tal es la importancia del reposo vegetativo, que muchas de las especies frutales de nuestra Península Ibérica requieren del mismo, o mejor dicho, del frío que reciben durante este periodo para, más tarde, florecer y fructificar.

Gracias a la existencia de este periodo, podemos aprovechar para realizar una serie de labores de mantenimiento, que de otro modo serían más delicadas o incluso imposibles.

 

Aprovechando el reposo vegetativo

Dependiendo de la especie de planta que queramos intervenir, el abanico de trabajos y dedicaciones se va abriendo. Es por esto por lo voy a dejar unos consejos, por un lado para frutales en general y por otro para rosales.

En los frutales se recomienda aprovechar el letargo invernal para limpiar el musgo que se acumula en sus troncos, donde pueden cobijarse plagas, hongos o bacterias. A posteriori, antiguamente se aplicaba una mezcla de agua, cal y cobre; actualmente, podemos aplicar un aceite de invierno en pulverización.

Por lo que respecta al mundo de los rosales, la poda significa una mayor floración y un control de la forma arbustiva a nuestro gusto. Los expertos recomiendan podar los rosales después de las heladas invernales, es decir, esperar al mes de marzo o al de febrero, en las zonas más cálidas. No obstante, como ningún año es igual, debemos prestar atención a las temperaturas, pues si la primavera se adelanta, también lo hacen esos brotes a punto de estallar.

Conoce más sobre el autor en su

Topiaria: El arte de dar forma

Llamamos topiaria al arte de podar setos y plantas. La poda se convierte en arte, teniendo en cuenta que estamos formando figuras, bien sean rectangulares, redondeadas o incluso escultóricas.

Bolas de boj recortadas

El otoño trae consigo la pérdida foliar en árboles y arbustos de hoja caduca y a la par se presenta como la mejor época para dar forma o mantener la silueta del resto de plantas de hoja perenne. La práctica de la topiaria se reanuda cuando el calor remite en los menguantes días otoñales.

En la historia de la jardinería el arte topiario es recurrente y, si bien, ya puede ser contemplado en los jardines de la Roma imperial, su mayor apogeo es alcanzado gracias a la obra francesa de Versalles.  El mundo está bañado de jardines que cuentan con setos formados a voluntad del jardinero.

Usos

El uso de setos es apropiado para distribuir las zonas del jardín, como barrera visual o acústica. En general, podemos decir que hacemos uso de la técnica topiaria para crear barreras arquitectónicas.

Especies

El uso de especies en topiaria es abundante dependiendo de la zona, el clima, el lugar o la forma que deseamos obtener. Encontramos setos de: ciprés (Cupressus sempervirens), boj (Buxus sempervirens), Prunus laurocerasus, Cupressocyparis leylandii, Ligustrum, arizónicas (Cupressus arizonica), romero (Rosmarinus officinalis) e incluso hiedras (Hedera helix), entre otros.

Jardín barroco francés

¿Cómo dar forma a un seto?

El hábil jardinero profesional no precisa de guías para mantener las formas de los setos que no requieren demasiada precisión.

Es muy fácil podar un seto con las herramientas recortasetos eléctricas o de gasolina, también se puede hacer uso de tijeras recortasetos, pero éstas requieren más esfuerzo y dedicación.

En cuanto a las formas, existen diversas técnicas y trucos. Si por ejemplo queremos obtener una figura de un animal, lo más práctico es crear o adquirir un molde para poder realizar dicha creación. Para formas redondeadas, cuadradas o rectangulares puede servir hacer uso de cuerdas o tablas debidamente fijadas para que podamos realizar una forma lo más perfecta posible.

En el arte de la topiaria cuenta mucho la destreza, la habilidad y la imaginación del jardinero. No hay que olvidar que, una obra de jardinería topiaria bien mantenida puede permanecer viva durante décadas.

 

 

Conoce más sobre el autor en su

Frutos secos del otoño

El otoño es una de las épocas más apropiadas para salir al monte y hacer acopio de toda clase de frutos secos. El otoño se ha caracterizado siempre por ser la estación del acopio, de la preparación, es decir, preparamos el terreno, recogemos leña para calentar la casa y los frutos secos que servirán para disfrutarlos todo el invierno.

Castañas y erizos

Llegado el otoño las hojas secas cubren el suelo, antes de caer colorean las copas de distintos tonos, amarillos, ocres y marrones. Algunos árboles dan ahora todo lo bueno de sí depositando sus preciados frutos secos. Entre los preciados árboles que nos proporcionan frutos secos, se encuentran: el almendro, el avellano, el castaño o el nogal. Estos son unos de los árboles más populares en el otoño español, sin dejar de lado las encinas, los alcornoques y los robles que tienen como fruto la bellota.

 

El avellano

El avellano (Corylus avellana), muy conocido en el pirineo catalán, es propio de zonas húmedas. La planta del avellano es un arbusto de dos a cinco metros de altura. La floración se produce a partir de febrero.

La avellana es el fruto que nos regala el avellano desde finales de verano. La avellana se caracteriza por su forma y por la cáscara que protege la semilla en su interior.

La mejor situación para el avellano en el jardín es la más húmeda y resguardada si en tu zona se producen heladas fuertes. No obstante en cuanto al suelo este arbusto es poco exigente.

 

El castaño

Caracterizados por un gran porte y por su color otoñal, los castaños colorean el paisaje otoñal de los lugares donde se encuentran.

Hay tres clases de castaños, el castaño de indias (Aesculus hippocastanum) cuyos frutos no son aptos para el consumo humano, el castaño rojo (Aesculus carnea) tampoco apto para consumo humano y cuyo fruto es de color rojizo, y el castaño (Castanea sativa) cuyo fruto es la castaña comestible.

Los castaños son árboles de porte majestuoso hasta 20 metros de altura, y forma ancha y columnar.

 

Conoce más sobre el autor en su

El reino andaluz de los Geranios

El geranio se presenta como una de las opciones más sencillas para llenar de color cualquier espacio soleado.

Flor de geranio

Los Geranios (Pelargonium) son conocidos en la península Ibérica por su protagonismo en los hermosos patios andaluces, aunque también son muy usados como arriates en zonas urbanas.

Entre las muchas especies existentes, las más cultivadas y comercializadas en los viveros nacionales son las que vulgarmente llamamos geranio y gitanilla.

Desde el comienzo de la primavera y durante todo el verano se comercializan numerosas variedades cuya característica principal es la floración en umbelas redondeadas, de vivos colores, donde destacan principalmente el blanco, rojo, rosado y bicolor.

Esos geranios de los patios andaluces colgados a seis o más metros de altura nos hacen pensar en cómo son regados. La paciencia y el amor al arte alimentan el trabajo de los propietarios que hacen uso de técnicas ancestrales para mantener sanos y cuidados sus coloridos jardines domésticos, todo ello sumado a una caña larga con un vaso en la punta.

El geranio o la gitanilla

Las hojas del llamado vulgarmente geranio (Pelargonium x.Domesticum y Pelargonium Grandiflorum) son  dentadas lobuladas y posee grandes flores de diversos colores. Es apropiado para ser usado en maceta o en plantaciones como flor de temporada en arriates o parterres. Es famoso también su uso en jardineras para dar color a pequeños patios.

La especie que conocemos como gitanilla (Pelargonium Peltatum) se distingue por sus largas ramas que la hacen muy apropiada para colocar en recipientes colgados, bien sea en ventanas (macetas o jardineras) o cestas.

Entre otras muchas especies existe un geranio aromático (Pelargonium Odorantissimum) más indicado como planta de interior.

Maceta con geranio

Cuidados

El geranio es una planta muy generosa que agradece buena tierra abonada frecuentemente y que requiere un riego moderado. Para mantener la planta lozana hay que ir eliminando las hojas secas y las flores marchitas. El geranio es sensible a la mosca blanca, a prevenir con un insecticida sistémico apropiado. En zonas continentales es importante protegerlos del frío, ya que las heladas invernales son letales.

La multiplicación del geranio es muy sencilla: por esqueje, desde primavera hasta el otoño.

Conoce más sobre el autor en su

La cosecha del tomate

El tomate que cultivamos en nuestro propio huerto sabe mejor. Hemos dejado el terreno más rico para cultivar el huerto, donde no puede faltar la planta de tomate.  Al principio, la planta produce lentamente y la tentación nos hace saborear el tomate al natural. Unos días después, la producción aumenta y preparamos las primeras ensaladas de nuestra saludable producción casera.

tomates

 

A medida que las plantas van adquiriendo mayor porte, se aumenta la cosecha hasta llegar a producciones que en ocasiones no damos abasto para consumir en fresco; de ahí la necesidad de realizar elaborados a base del tomate.

Si esperamos a que el fruto esté bien maduro podemos realizar muchos preparados para conservar, entre ellos, destacan dos por su popularidad: el dulce de tomate y el preparado de tomate salado. Aquí tienes dos procedimientos sencillos de preparación:

Dulce de tomate

El dulce de tomate tiene un proceso de elaboración similar al de las mermeladas.

Primero se pelan los tomates, se pesan y se trocean. Se cuecen junto con el mismo peso en azúcar. Hay que ponerlos a hervir durante unos minutos (hasta adquirir la densidad oportuna). Mientras, conviene remover, para después proceder a su envasado en tarros de cristal que han de quedar bien cerrados para una mejor conservación.

cosecha de tomates

Salsa de tomate

La salsa de tomate se realiza con tomates bien maduros, cortados en trozos y, a elección del cocinero, acompañados con un sofrito de cebolla y pimiento, o bien, simplemente sazonados. Antes de ser envasados en tarros de cristal es necesario que se produzca la mezcla y el hervido de la misma durante varios minutos.

Para que el tarro quede bien cerrado, conviene ponerlos a hervir al baño maría y dejar enfriar antes de guardar en la despensa.

Todos estos preparados requieren de la dedicación oportuna, lo cual será compensado con un sabor más agradable al paladar. Un oportuno consejo es calentar a fuego lento.

Conoce más sobre el autor en su