Acerca de Floramedia

Empresa de comunicación y editora de material de jardinería.

Enciclopedia ilustrada de los Cactus y otras Suculentas

Hoy os queremos recomendar una colección de libros «Enciclopedia ilustrada de los Cactus y otras Suculentas» de nuestro querido D.Antonio Gómez Sánchez, el mejor entendido de cactus de España.

enciclopedia ilustrada de los Cactus y otras Suculentas

Su colección completamente ilustrada de cactus cuenta con 4 tomos ilustrados de cactus y otras suculentas. Pero, ¿Qué tiene de original esta obra? Hasta ahora, los aficionados a las plantas suculentas tenían que recurrir a guías de identificación y cultivo extranjeras,  no siempre bien traducidas. Esta obra difiere en que el propio autor ha cultivado las distintas especies que aparecen en la colección, aquí reside la originalidad e interés de esta enciclopedia, casi todas las plantas que se recogen en ella han sido cultivadas por el autor y su experiencia se demuestra en ella.

libros

Obra indispensable para los aficionados a los cactus y demás suculentas, y aun para los profesionales del sector que pretendan conocer el nombre y las características de lo que siembran y venden siendo un valioso auxiliar cuando se dude sobre el compuesto a emplear, riegos, exposición, etc., referidos a una determinada especie.

Puedes hacerte con ella en: Floramediashop.es

El lupino, una planta poco conocida en España

Una de las plantas más popular de los jardines del centro de Europa es el lupino (Lupinus polyphyllus), que comenzó a cultivarse a partir de 1829. También conocido por sus frutos, los altramuces.

El lupino, una planta poco conocida en España

El lupino es originario de la región mediterránea y de América del Norte, y es una planta de jardín muy apreciada, aunque también crece de forma silvestre en las veredas de los caminos, junto a las vías de los trenes e, incluso, en las zonas alpinas. En todo el mundo hay unas 200 especies conocidas de lupinos.

El lupino enriquece el suelo con su capacidad para fijar el nitrógeno. Sin embargo, esto puede provocar cambios no deseados en la vegetación, especialmente en las zonas en las que crece por primera vez. Las bacterias responsables de fijar activamente el nitrógeno del aire viven en las raíces de la planta. Su nombre alemán, Wolfsbohne, proviene de lupus (lobo).

La serie Westcountry

El lupino se hizo muy popular con la introducción de los tipos “Westcountry”. El origen de este grupo se remonta al famoso cultivador Züchters George Russel (1857-1951), a quien debemos agradecer los conocidos lupinos híbridos. La cultivadora inglesa Sarah Conibear, de los viveros Westcountry (Devon, Inglaterra), adquirió semillas de las líneas Russel y su trabajo dio origen a los nuevos lupinos Westcountry, uno de los protagonistas de la famosa la Feria de las Flores de Chelsea.

La serie Westcountry cuenta con un período de floración más largo, de mayo a junio, con más colores en comparación con otras variedades. Estos lupinos crecen hasta llegar a los 90 cm y las flores presentan un tallo fuerte y firme. Pueden crecer durante mucho tiempo y requieren un suelo normal que deje pasar el agua, ya que no crecen bien en un entorno muy húmedo. Al igual que todos los lupinos, después de florecer por primera vez hay que podarlos para estimular una segunda floración. El lupino también puede usarse como flor para corte.

El tulipán, la planta que llevó a los Países Bajos a la bancarrota

En los Países Bajos se cultivan 4.500 hectáreas de tulipán, lo que representa el 80% de la producción mundial. Pero lo que hoy provee de riqueza al país, en cierto momento de crisis lo llevó a la bancarrota.

Variedades de tulipán

El tulipán, con sus 150 variedades, pertenece a la familia de los lirios. En la actualidad se cultivan más de 1.200 variedades. Pocas plantas tienen tanto valor comercial como el tulipán. Los tulipanes se utilizan como planta de jardín y también son flores populares para corte.

Son originarias del Imperio Otomano, que llevó los primeros tulipanes a Europa Occidental en el año 1560. Los tulipanes se convirtieron en un símbolo de estatus tanto para los reyes como para la clase trabajadora.

Se sabe exactamente quién plantó el primer tulipán en tierras europeas. Ocurrió en algún momento del año 1559, probablemente en primavera, cuando Johann Heinrich Herwart, un aficionado bávaro a las flores exóticas radicado en la ciudad de Augsburgo, plantó  en el jardín de su casa el primer tulipán del que se tiene noticia en Europa.

El “crash” de 1637

Primero comenzó el cultivo de especies silvestres. Pero las mutaciones provocadas por un virus dieron un nuevo aspecto a muchas variedades. Esto produjo pétalos rayados, que se volvieron muy populares. Como la oferta no podía cubrir la demanda, los precios se dispararon. A principios de 1637, los precios de los tulipanes alcanzaron los 10.000 florines por bulbo, una cantidad que equivalía a los ingresos anuales de 40 carpinteros. El 7 de febrero de ese año el mercado se desplomó, los precios cayeron un 95% y miles de comerciantes se arruinaron. El tulipán más valioso, el “Semper Augustus”, ya no se vende en el mercado, ya que no se cultivan plantas con ningún tipo de virus.

Historia del tulipán

En la actualidad

Los bulbos que se ofrecen en la actualidad están sanos y crecen fuertes. Los tulipanes están disponibles en muchos tamaños, colores y formas. Hay un programa de cultivo intensivo y cada año se introducen nuevas variedades. Una parte de los tulipanes vendidos se conocen como “tulipanes silvestres”, que se utilizan para cultivarlos en macetas y otros recipientes.

Son adecuados para su cultivo en el césped, en jardines de rocalla, debajo de los árboles y en jardines “naturales”. El tulipán requiere un suelo orgánico rico, un poco arenoso y totalmente permeable. Se recomienda plantarlos a una profundidad igual a dos veces el tamaño del bulbo.

Nuestro perro y el bebé

Desde el inicio del embarazo hemos preparamos la llegada de un bebé al hogar, los hábitos que modificaremos, las compras que debemos realizar, los preparativos en la casa, pero ¿y nuestro perro, hemos previsto su reacción cuando llegue el nuevo miembro?

Nuestro perro y el bebé

Hasta este momento el rey de la casa ha sido él, pero ahora con la llegada del bebé, una nueva situación se plantea en el hogar, la nueva convivencia entre el perro y el recién nacido.

Este conflicto que en principio puede resultarnos  muy difícil de resolver, tiene una sencilla solución, la normalidad.

Para evitar que nuestro perro sienta celos del nuevo miembro de la familia, debemos tratarlo como antes de que el bebé naciera, y todo irá bien.  Tus paseos, tus caricias, tus mimos, deben continuar.

Debemos actuar haciendo partícipe a nuestra mascota de la novedad del hogar, no excluirla o relegarla a una segunda posición.

Nos asusta que el perro se acerque al bebé para olerlo y evitamos a toda costa que lo haga, sin embargo esta no es la mejor opción para hacer ver que el nuevo habitante es uno más, no el especial. Debemos dejar al animal que se acerque, que le huela, que se tumbe cerca de su cuna.  Tenemos que familiarizarlo con los olores típicos y los sonidos que hacen los bebés.

Otro aspecto a tener en cuenta es que, tal y como hemos educado a nuestra mascota, éste actúa asociando situaciones, por ello, es importante que no grites ni castigues al perro en presencia del bebé. En su presencia el perro debe asociar experiencias positivas, habla al perro con tono suave y amable.

La convivencia del perro y el bebé debe ser de manera relajada, sin estrés.

Otras actividades para el mes de Julio

Ahora que el día dura más, es tiempo para aprovechar y arreglar todo aquello que rodea al jardín, como limpiar los caminos, reparar los acolchados o afirmar las orillas del estanque. Estas son las tres actividades de las que vamos ha hablar.

otras actividades para el mes de julio

Limpiar los caminos en profundidad.

Si ya estás harto de observar como tus caminos pavimentados van perdiendo el brillo con el paso del tiempo y las inclemencias meteorológicas, ponte manos a la obra y límpialos en profundidad, sobre todo los que son blancos. Compra agua fuerte (salfumán) en la droguería y mézclala con el agua de fregar. Para terminar, incorpora una pequeña capa de gasoil a las piezas, verás como recuperas su brillo.

 

Reparar los acolchados.

Las malas hierbas sólo están esperando que los acolchados por ejemplo los de malla geotextil, presenten fisuras para emerger y restar agua y nutrientes a tus plantas. Repara las roturas con todos los buenos medios del mercado a su alcance, como los termo-selladores y los pegamentos.

 

Afirmar las orillas del estanque.

Todos los veranos, el estanque se convierte en foco de atracción de los visitantes del jardín, empezando por ti. Con el trasiego, sus orillas se degradan y desfiguran, precisando un repaso a base de colocar una piedra aquí y otra allá. Consiga rocas del mismo material de las ya existentes, para evitar desentonos.

Abona para compensar los riegos

Cada día del verano su sistema de riego automático se pone en funcionamiento y abastece a las raíces de sus plantas del agua necesaria para hidratar los tejidos y llevar disueltos los nutrientes vitales. Para evitar el esquilmado de la tierra por los lavados de los riegos, abona tus plantas este mes. Da a cada una lo que más le gusta.

Abona para compensar los riegos

Las hierbas aromáticas como la albahaca, salvia, menta, orégano… Todas ellas son hierbas culinarias que ahora hay que abonar para que mantengan sus hojas bien fragantes. Utilice para ello el abono puntual para aromáticas que cada casa comercial mantiene en su catálogo, enriquecido en nitrógeno.

Las deliciosas hortensias (Hydrangea sp.), en cambio, no requieren mucho nitrógeno,  reñido con la producción de flores, sino fósforo y potasio; y, sobre todo, una buena cobertura de sustrato ácido, como la tierra de brezo o la de castaño.

Los arbustos mediterráneos, como las retamas, jaras o las adelfas, se arreglan con muy escasa dosis de abonado, siendo lo más adecuado la incorporación a principios de temporada de algo de mantillo en su alcorque. Ahora vendrá bien otra pequeña dosis.

El césped seguramente constatara ahora cierto amarilleo en diversas zonas de su pradera de césped, producido por la ausencia casi total de nitrógeno en la tierra, completamente lavado por el agua de los sucesivos riegos. Aporte nitrógeno en forma nítrica y amoniacal a su césped; ambas formas están presentes, por ejemplo, en el nitrato amónico.

Cinco ideas prácticas para separar espacios del jardín

En nuestro jardín es habitual contar con diversos espacios compartimentados: la zona de césped, el paseo empedrado, el porche, la piscina… Para separarlos, utilizamos soluciones constructivas como muros y vallas, que podemos decorar con plantas para integrarlos en el paisaje. En este post te contamos cinco ideas muy fáciles de realizar.

Cinco ideas prácticas para separar espacios del jardín

ocultar una valla con jardinerasOcultar una valla con jardineras

Las jardineras pueden convertirse en tu jardín o terraza en aliadas decorativas… y constructivas. Por ejemplo, en esta foto verás cómo se realiza una eficaz labor de ocultación de la poco estética tela metálica del lindero. Sus componentes son las colgantes petunia y verbena y la margarita inmortal (Helichrysum).

 

 

Plantas anuales en una repisa

Un muro de ventilación, de separación o incluso una chimenea, pueden convertirse en una orla decorativa para el jardín, adosando un estante donde colocar pequeñas jardineras para las plantas anuales enanas, como lobelias o escaévolas.

 

 

la ventana con colgantesLa ventana con colgantes

El alféizar de una ventana también puede convertirse en motivo decorativo, en este caso de la fachada de la casa. Puedes recurrir a la bellísima y resistente alegría guineana (Impatiens “New Guinea”) y como colgante a la elegantísima lisimaquia (Lysimachia nummularia).

 

 

surfinias sobre un muroSurfinias sobre un muro

Nada como las petunias y, sobre todo, su variedad registrada Surfinia, para decorar y realzar un muro de ladrillo. Sus cientos de campanas cubren con efectividad gran parte de la pared, llenándola de gracia y color.

 

 

 

para un cajón...¡lechugas!Para un cajón… ¡lechugas!

Puedes aprovechar las variedades cromáticas de lechucas (Lactuca sativa), como “Lollo Rosso” o “Hoja de Roble Roja”, para, combinándolas con otras verdes, como “Trocadero” o “Iceberg”, conseguir la original composición que puedes ver en esta fotografía.

 

Segundo paso para crear tu propio huerto: Semillero

Para el semillero debemos destinar la parcela más cálida del huerto, a ser posible adosada a un muro orientado al mediodía, ya que de esta forma resulta más fácil la protección de las plantitas, bien con plásticos o bien con cajoneras.

segundo paso para crear tu propio huerto: semillero

Una vez seleccionado el lugar donde poner nuestro propio huerto como vimos en el anterior artículo, llega la hora de la siembra.

Para la siembra debemos colocar una primera capa de arena fina o grava de unos 2-3 cm. para que sirva de drenaje; a continuación se coloca una segunda capa de 7-8 cm. de mantillo o estiércol muy hecho que previamente se ha pasado por un tamiz de malla grande para eliminar los elementos gruesos y por último una capa de 1-2 cm. de turba fina.

A continuación se riega con regadera o manguera a la que se ha adaptado una ducha de gota muy fina para impedir que se produzcan desplazamientos del sustrato así preparado.

Las semillas se deben enterrar con una capa de turba fina del doble de su diámetro, por lo que en muchas de ellas la siembra será superficial sin necesidad de cubrir.

Una vez sembradas, se debe dar un riego con regadera o ducha de gota fina. Los riegos deben ser frecuentes y con poca cantidad de agua impidiendo que el sustrato se seque.

Los semilleros deben ventilarse a diario con el fin de que se renueve el aire de los mismos, para lo cual levantaremos la protección de cristal o plástico de las cajoneras durante un par de horas.

Una vez las semillas han germinado y tienen dos o tres hojitas bien formadas se procede a su aclareo, eliminando las más débiles. Las plantas así repicadas se pueden colocar de nuevo en las cajoneras hasta que llegue el momento de su plantación en el terreno definitivo.

Anterior artículo:

Primer paso para crear tu propio huerto: Plantación

 

Primer paso para crear tu propio huerto: plantación

Para crear un huerto en nuestro jardín debemos conocer las condiciones ambientales, el clima y el suelo de nuestra parcela, así como la dirección de los vientos dominantes.

Primer paso para crear tu propio huerto: plantación

Las hortalizas requieren, por lo general, un clima templado-cálido; de ahí que elijamos la orientación mediodía o poniente, nunca al norte. La iluminación de dicha zona debe ser intensa dado el papel primordial que la luz tiene para la maduración de las especies hortícolas.

El suelo de la parcela debe ser rico en elementos nutritivos, frescos, de consistencia media con buena retención de agua y bien drenados. Cuando el terreno se aparta de estas características será necesario introducir correcciones en el mismo: en los suelos arcillosos pesados la mejora se hará con aportes de estiércol y turba mezclados con arena de río bien lavada; en los suelos arenosos se hará únicamente una aportación de turba y estiércol.

La huerta debe tener la superficie horizontal y uniforme; en el caso de que sea un suelo de desniveles debemos formar terrazas, siempre procurando que la orientación de las mismas proporcione la máxima iluminación a los cultivos.

Una vez preparadas se dividen en eras cuya superficie sea proporcional a la cantidad de cada hortaliza que se quiera cultivar.