Jardines verticales urbanos

Los jardines verticales o paneles verdes son estructuras vegetales diseñas para purificar y decorar espacios interiores y exteriores. Cada vez vivimos en espacios más pequeños donde cada rincón debe ser aprovechado. En este sentido, los jardines verticales agregan un toque de naturaleza a nuestra vida y además conllevan ahorros en el largo plazo.

Jardin-vertical-14063

Funciones y aplicaciones de los jardines verticales

Un jardín vertical es aplicable en todo tipo de inmuebles, desde hogares hasta oficinas. De hecho se puede aplicar en:

Espacios exteriores e interiores. Una buena estructura para jardín vertical está fabricada mediante un tratamiento de rayos U.V. para que no se desintegre por el efecto del sol y por la variación de las temperaturas.

Hogares. Proporciona un toque elegante. Además, el jardín vertical no solo sirve para decorar, también se pueden cultivar plantas aromáticas para la cocina e incluso pequeña horticultura.

Oficinas y empresas. Un panel en la entrada de una empresa u oficina transmite confianza e imagen de marca para la empresa.

Entre las funciones del jardín vertical, destacan las siguientes:

– Purifica el oxígeno. Sobre todo si nos encontramos en grandes ciudades, el jardín vertical atrapa el polvo y la contaminación liberando oxígeno más puro.

– Limita el ruido exterior. La instalación de paneles sobretodo en áreas de mucho tráfico, absorben y no deja pasar el ruido. Esto resulta de utilidad tanto en hogares como en espacios de trabajo.

– Mantiene la temperatura más constante. El efecto de instalar un panel vegetal en la pared es que las grandes oscilaciones térmicas no se noten dentro de los habitáculos, reduciendo también el coste energético

– Ahorra costes a largo plazo. Tanto en los meses invernales como veraniegos, el coste energético se dispara ya que el interior de los edificios no están suficientemente aislados. Pero con la instalación de un jardín vertical esto no sucede ya que mantiene una regularidad térmica a lo largo de todo el año.

–  Mejora la vida de las personas. El estar en contacto con la vegetación reporta efectos positivos en las personas que viven en entornos urbanos ya que potencian una sensación de relajación y confort.

Fuente: Espacio Vegetal

 

Ventajas de los huertos urbanos en terrazas

Hoy en día existe una mayor concienciación en la sociedad por promover hábitos de vida más saludables, sobre todo en aquella población que vive en grandes ciudades. En este sentido, el cultivo de tus propias frutas y hortalizas se postula como una nueva corriente en entornos urbanos ya que por una parte te aseguras de comer un producto libre de pesticidas y fertilizantes y por otra parte ayuda a las ciudades a respirar y a sentirte mejor contigo mismo.

Huerto urbano con macetas textiles

La pregunta es, ¿Cuál es la mejor forma de cultivar en un espacio reducido? Existen muchos tipos de macetas, pero en este caso lo mejor es utilizar macetas de tela o textiles. Se tratan de macetas que se adaptan perfectamente a espacios pequeños y que por su composición, incrementan los rendimientos de los cultivos. Vamos a ver las principales diferencias entre las macetas textiles y tradicionales.

Diferencias entre macetas textiles y tradicionales

Como hemos dicho, el uso de macetas textiles reporta una serie de ventajas frente a las macetas más tradicionales. Vamos a ver cuáles son:

– Mejores rendimientos en la cosecha. El problema de las macetas de tradicionales como las de plástico o cerámica es que son rígidas. Esto obliga a al crecimiento circular de las raíces. En cambio, el material textil de la maceta para huerto urbano hace que proliferen pequeñas raíces en vez de una grande, con lo cual, el cultivo absorbe más humedad, nutrientes y la producción es mayor.

– Mejora la oxigenación. Un cultivo en una maceta convencional hace que la planta se ahogue por falta de oxígeno mientras que el tejido poroso de la maceta de tela permite que la planta o cultivo “respire”

– Disminuye el tiempo de floración. Las macetas de tela por sus características, adelantan el tiempo de floración del cultivo.

– Protege a la planta frente a temperaturas extremas. Las macetas tradicionales absorben tanto el frío como el calor, lo que repercute en el estado de la planta. En cambio, las macetas textiles, se fabrican a base de un tratamiento U.V. manteniendo el sustrato a una temperatura equilibrada.

– Es una maceta flexible. Se puede limpiar, doblar y guardar en un cajón ya que apenas ocupa espacio

– Mejora el riego. El tejido especial de estas macetas drena y reparte el agua de una forma más equitativa que con las macetas de cerámica o plástico.

–  Tratamiento U.V. En el momento de fabricación, las macetas textiles para huerto urbano se someten al tratamiento de radiación solar de tal forma que su duración en tiempo es mayor al de las macetas de plástico.

Para más información: Espacio Vegetal

Huertos urbanos con macetas textiles

El sector de las macetas ha cambiado radicalmente en los últimos años y más desde que los nuevos estilos de vida alejan a las personas hacia los núcleos de población o ciudades. Por lo tanto, existe una nueva tendencia que apunta hacia el autoconsumo a través de los huertos urbanos. Esta nueva tendencia persigue por un lado vivir en espacios menos contaminados y por otro lado comer alimentos más ecológicos.

maceta textil

A mismo tiempo que están cambiando nuestro estilo de vida, la forma con la que se cultiva también. De ahí surge la maceta textil como recipiente que mejora y sustituye las macetas más convencionales o tradicionales. La maceta textil es un material que se ha diseñado para aquellos que no disponen de grandes dimensiones para plantar cultivos. Proporciona una serie de ventajas con respecto a las macetas de plástico o de cerámica ya que factores como la ligereza y flexibilidad la convierten en la solución definitiva en los huertos urbanos. Las macetas de tela están compuestas por un material textil poroso que le confiere al sustrato de unas ventajas respecto a las macetas convencionales.

Ventajas de la maceta de tela en huertos urbanos

Estas son algunas de las ventajas que presentan las macetas textiles frente a las macetas de plástico y cerámica:

1. La maceta textil presenta un tejido poroso el cual permite una mayor oxigenación del cultivo. En cambio, los materiales de las macetas convencionales son rígidos y por lo tanto la planta no se oxigena. Esto se traduce en una producción de peor calidad.

2. La maceta textil mejora la eficiencia del cultivo. Su material evita que enraizamiento de la planta sea en forma circular. Es decir, las macetas convencionales provocan el crecimiento de pocas y grandes raíces, lo cual supone que el cultivo absorba ineficientemente el agua, mientras que en macetas textiles crecen pequeñas raíces y la absorción de la humedad se gestiona de mejor forma.

3. La maceta textil acorta los tiempos de floración gracias a su material poroso

4. Mantiene la temperatura del interior de la planta. A diferencia de las macetas de plástico y cerámica, la maceta de tela se somete a un tratamiento de radiación U.V. con lo cual le confiere una gran resistencia frente a la degradación por el efecto solar. Además, mantiene el sustrato de la planta a una temperatura constante tanto circunstancias de altas como bajas temperatutras.

5. Flexibilidad y transporte. Uno de los peores problemas de cultivar en espacios urbanos es la falta de espacio en las casa. En el momento que no estamos cultivando nada, tanto las macetas de cerámica como las de plástico ocasionan un problema para ser guardadas. La maceta de tela, al ser un material poroso se puede doblar y guardar cómodamente hasta que se use de nuevo.

6. La maceta textil tiene presenta un mejor drenaje y difusión para la planta a través del fietro de riego. Por el contrario, en las macetas más convencionales, el riego no se reparte equitativamente.

Posibles aplicaciones de las macetas de tela para huertos urbanos

Estas son algunas de las aplicaciones que presentan el uso de las macetas textiles:

Macetas de tela en huertos urbanos para hortalizas. Se pueden cultivar pepinos, zanahoroas, calabazas, coles, brócoli, acelgas, apio, nabo etc.

Macetas de tela en huertos urbanos para entutorar. Como es el caso de tomates, judías o guisantes.

Macetas de tela en huertos urbanos para plantas aromáticas. Es el caso de, árnica, manzanilla, diente de león, azafrán, caléndula, eneldo, hierbaluisa, hinojo, lavanda, melisa, ruda, santolina, té, valeriana, anís, etc.

Más información: Espacio vegetal